Huelga nacional de docentes en Argentina

Los gremios reclaman mejoras en las condiciones laborales y salariales. Además, piden que se detenga a los verdaderos responsables tras la muerte de un docente en 2007
El gobierno de Mauricio Macri en Argentina no tiene respiro. Los Panama Papers arrojaron el nombre del presidente a la luz y la Casa Rosada teme ahora que esto pueda repercutir en la imagen del mandatario, que enfrenta una resistencia creciente debido al aumento de las tarifas de varios de los servicios esenciales. Además, tuvo lugar ayer la primera huelga nacional de docentes en reclamo por mejoras en las condiciones laborales y salariales.

Las medidas fueron convocadas por la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) y el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), en lo que significó el primer paro nacional de ese sector de la educación contra la gestión de Mauricio Macri. A la huelga también se sumaron varios profesores universitarios.

Los reclamos apuntaron, sobre todo, a negociaciones salariales en provincias en las que todavía están paralizadas. Diana Thom, miembro de uno de los sindicatos convocantes, declaró que provincias como Mendoza, Santiago del Estero, Santa Cruz, San Luis, San Juan y Tierra del Fuego continúan negociando los aumentos de los sueldos, mientras que las que ya lo han hecho han aceptado condiciones "muy a la baja".

Thom también declaró que la idea de los sindicatos es mantener las "luchas" en forma conjunta, de manera de conseguir mejores resultados. "A partir de aquí vamos a tratar de unificar luchas, como la de la sanidad pública", expresó.

El paro se realiza un día antes de que se cumplan nueve años del asesinato del profesor de química Carlos Fuentealba por parte de un policía, durante una manifestación en la provincia de Neuquén. Los gremios reclaman que se está intentando cerrar la causa contra quienes ordenaron el crimen y se pide que se avance hacia los responsables políticos, según establece la agencia oficial Télam.

Fuentealba murió en abril de 2007, al recibir en la cabeza el impacto de un bote de gas lacrimógeno, disparado por el policía.

Fuente: EFE

Populares de la sección