Ian McShane, una cara conocida de la TV

El actor británico ha participado en más de 50 series a lo largo de su carrera; su último papel es el de Odín en American Gods, que termina este lunes
Si usted sigue algunas de las series más populares, seguramente la cara de Ian McShane se haya colado entre los personajes de su programa favorito. Es probable también que lo identifique de algún papel secundario en varias películas, o incluso puede que su voz le suene de algún filme animado (siempre y cuando la haya visto en inglés). Es que este veterano actor británico se ha caracterizado por participar en varias series exitosas, sin que su nombre termine de colarse entre las grandes estrellas que dominan las principales marquesinas.

A pesar de que pueda pasar inadvertido muchas veces, McShane ha construido una carrera increíblemente prolífica (su historial incluye más de 50 participaciones en distintas series), y su último papel lo encuentra nada menos que en la piel de Odín, el dios nórdico, en la serie American Gods.

Basada en el libro homónimo del también británico Neil Gaiman, American Gods es uno de los contenidos originales de la plataforma Amazon Prime Video, disponible en Uruguay. Allí, McShane se embarca en una misión junto a Shadow Moon, un exconvicto, para reunir a los antiguos dioses antes de una inminente batalla contra las nuevas deidades, que planean tomar el control total de la fe de la humanidad.

american gods

A pesar del carácter épico de la premisa, la serie –que pondrá a disposición en la plataforma el último capítulo de la primera temporada este lunes– mantiene un estilo similar al de una road movie, y se toma su tiempo para desarrollar los acontecimientos y presentar a los personajes. En ese entramado, el personaje de McShane cumple un rol fundamental, y con su carisma se roba cada una de sus escenas.

Carrera en pantalla chica

McShane saltó a la fama en 1986 en la serie británica Lovejoy, de la BBC, en la que interpretaba a un comerciante de antigüedades propenso a los tratos irregulares, pero con un ojo experto para identificar el mejor artículo del mercado. Estuvo al aire ocho años, y durante sus seis temporadas se destacó por innovar ciertos recursos narrativos.

Por ejemplo, hoy parece muy normal que Frank Underwood, protagonista de House of Cards, hable directamente al espectador (un recurso que se conoce como "romper la cuarta pared"), pero era algo que el personaje de McShane ya hacía en esta serie.

lovejoy

Ese no fue el único programa que engrosó desde el comienzo el currículum del actor, ya que en 1989 tuvo una participación de 13 episodios en la exitosa Dallas, una serie que en Latinoamérica fue emitida por varios canales de aire. Pero si en sus comienzos la cara de McShane ya empezaba a copar las producciones televisivas, en los últimos 15 años se ha convertido en algo recurrente.

Entre 2004 y 2006 fue uno de los protagonistas de Deadwood, una serie wéstern de HBO que a pesar de que duró tan solo tres temporadas recibió buenas críticas y generó una confianza en el género que luego influiría en posteriores apuestas de la cadena (el estreno de Westworld en 2016, por ejemplo).

deadwood

Ese fue el comienzo de un ciclo reciente que incluiría títulos como Los pilares de la Tierra –una adaptación británica del exitoso libro de Ken Follet en la que compartió elenco con grandes actores–, la antología de terror de Ryan Murphy American Horror Story, la serie de HBO Ray Donovan y una pequeña participación en la última temporada emitida de Game of Thrones.

En el cine, McShane no ha tenido la misma incidencia que en televisión. Si bien ha trabajado bajo las órdenes de directores como Woody Allen y se puso en la piel de uno de los villanos de la saga Piratas del Caribe, el veterano actor no ha podido aún equiparar el éxito que logró en la pantalla chica. Su último papel fue en la segunda parte de John Wick, una de las películas de acción más destacables de los últimos años.

La televisión, entonces, ha sido el gran escenario en la vida de Ian McShane, que con American Gods regresa al primer plano de una plataforma que lo ha visto ser el protagonista numerosas veces.

Cuatro papeles


FotorCreated.jpg

Lovejoy (1986). Fue su primer gran papel en la televisión. Interpretó a un vendedor de antigüedades con criterios dudosos a la hora de tratar con clientes.

Deadwood (2004). Este wéstern de HBO puso a McShane en la piel del duro dueño del prostíbulo Al Swearengen. La serie terminó en 2006.

Piratas del Caribe 4 (2011).
Se puso en la piel del capitán Barbanegra en la cuarta entrega de las aventuras de Jack Sparrow. Fue una de sus películas más taquilleras.

American Gods (2017).
Interpreta a Odín en esta serie que se ha convertido en una de las destacadas de la temporada. Ya se renovó para una segunda entrega.

Acerca del autor