Iglesia invita a fieles a colocar balconeras en Navidad

Busca devolver el sentido a la fiesta cristiana

A casi dos meses de la Navidad, la Iglesia Católica de Montevideo ya se prepara para su celebración. Para esto trabaja en un plan denominado Navidad con Jesús. El sacerdote Daniel Kerber, vicario pastoral de la arquidiócesis de Montevideo y encargado del plan, dijo a El Observador que el objetivo es volver a darle un sentido cristiano a la Navidad. "La Navidad de alguna manera perdió el sentido cristiano y en una clave de sociedad de consumo, se transformó en una fiesta comercial". Para esto, se piensan acciones que se propondrán a los feligreses.

Una de ellas consiste en invitar a los católicos a que cuelguen desde las ventanas de su casa unas balconeras diseñadas especialmente para la ocasión. Las mismas llevan los colores del Vaticano, la imagen de la Sagrada Familia y la leyenda "Navidad con Jesús". Kerber explicó que balconeras serán repartidas en las parroquias y colegios católicos. Además estarán a disposición en las librerías cristianas a un costo de $ 200. La idea es que se cuelguen el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción en el que tradicionalmente se arma el pesebre y se mantengan hasta el 8 de enero, fecha en la que se celebra el bautismo de Jesús y con esto el cierre del tiempo de Navidad.

A su vez, se invitará a las familias a realizar la novena de la Inmaculada Concepción, rezando el rosario a las 7.30 de la mañana en cuatro puntos diferentes de la ciudad. La novena de la Inmaculada es una vieja tradición católica, mediante la cual los fieles se preparan para la fiesta del 8 de diciembre, que celebra la concepción de la Virgen María sin pecado original.

Los puntos seleccionados para la oración serán: la rambla a la altura de la aduana de Oribe, donde el cardenal Daniel Sturla quiere colocar una imagen de la Virgen, la gruta de Lourdes, la iglesia de la Medalla Milagrosa en la Unión y el santuario de María Auxiliadora en Villa Colón.

Otra acción consiste en entregar a las familias una hojilla con oraciones para rezar la noche de Navidad y darle a la fiesta su verdadero significado. "Se busca que no sean más de 10 minutos porque si es más tiempo, las familias no se prenden", explicó Kerber. Por otro lado, el fin de semana previo a Navidad se invitará a los niños de las familias que lleven a la parroquia el niño Jesús del pesebre para ser bendecido. "La idea es que no solo se le dé protagonismos al árbol de Navidad, sino que además el pesebre tenga su lugar", indicó el presbítero. Por último, se convocará a los fieles a realizar durante los días cercanos a la Navidad una obra concreta de misericordia para vivir mejor el espíritu navideño.


Populares de la sección