IMM ajustó tarifas del boleto sin consultar con el gobierno

La medida complica el combate a la inflación del Ministerio de Economía
Los datos de febrero pusieron en guardia al gobierno en materia de inflación. El mismo día de conocido que el Índice de Precios al Consumo (IPC) superó el 10% interanual, la Intendencia de Montevideo (IMM) anunció un aumento del precio del boleto de 7,7%, que alimenta todavía más la dinámica de los precios. Si bien la decisión fue comunicada al Ministerio de Economía (MEF) y existe diálogo entre la administración comunal y el Ejecutivo, la cartera de gobierno que coordina el esfuerzo oficial contra la inflación no fue consultada sobre la conveniencia.

El jueves, las autoridades municipales anunciaron un segundo ajuste al alza de los precios del boleto de ómnibus urbano en ocho meses, pasando de $ 26 a $ 28 el precio del pasaje común.
La decisión no requiere del aval del MEF ni de ningún otro órgano del gobierno central, debido a que la comuna tiene autonomía para fijar las tarifas del transporte público urbano. Sin embargo, un aumento del precio del boleto de las características anunciadas agrega una décima de punto porcentual adicional a un registro de inflación que ya se encuentra en 10,23% interanual, calculó la Unidad de Análisis Económico de El Observador.

Una fuente del Poder Ejecutivo reconoció a El Observador que la decisión de la IMM “impacta en la inflación”, pero que es “responsabilidad de la intendencia”, sobre la cual el MEF no tiene potestad.
También señaló que la decisión se comunicó a esa secretaría de Estado pero sin consultas sobre su conveniencia u oportunidad.

Desde la comuna, el director de Tránsito, Máximo Oleaurre, dijo a El Observador: “Se dialoga. Reuniones con el ministerio tenemos, pero el cálculo de la tarifa lo hace la intendencia”. La IMM justifica el incremento de los precios del pasaje por el aumento de los costos de las empresas concesionarias del servicio, en un esquema en el cual las ventas de boletos vienen en caída. Sin embargo, los cálculos realizados por la Unidad de Análisis Económico de El Observador –a partir de datos de la propia comuna– muestran que el ajuste realizado en el precio del boleto se encontró por encima del incremento de los costos del sector (ver nota vinculada).

Si bien en el largo plazo el precio del boleto aumentó muy por debajo de lo que lo hizo el salario del sector –que tiene una participación de 73% en la ecuación de costos de las empresas–, las autoridades municipales eligieron el momento en el cual la inflación está en su mayor nivel en 11 años y medio para corregir ese desequilibrio.

Desde 2005, el salario de los trabajadores del transporte de pasajeros aumentó 29% en términos
reales –descontado el efecto de la inflación–. Sin embargo, el precio del boleto registró una baja de 19% en términos reales durante el mismo período. De todas maneras, el aumento salarial en el transporte urbano estuvo por debajo de la media de los trabajadores uruguayos (48%)

Aumentó costo de estacionamiento

A la suba del boleto de ómnibus capitalino se le suma el aumento de $ 2 del estacionamiento tarifado. Estacionar una hora en el Centro, Cordón y Ciudad Vieja costará $ 28. También sube el del abono de pago mensual, que antes costaba $ 1.920 y pasará a valer $ 2.116, informó la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) en su página web. Desde el 25 de enero, la comuna quitó 50 lugares de estacionamiento a sus funcionarios para que pudieran ser utilizados por cualquier ciudadano.

Populares de la sección