IMM busca apoyos externos para obras que no entraron en el Fondo

También pedirá respaldo al gobierno y se utilizarán fondos propios
Con la marcha atrás del proyecto de Fondo Capital de US$ 250 millones que pretendía obtener la intendencia y el acuerdo parcial por obras de movilidad y limpieza, una buena parte de las 20 obras de infraestructura para la ciudad que pretendía llevar adelante la administración de Daniel Martínez quedó a la espera de futuros acuerdos.

Si bien se decidió de todas maneras integrar las siguientes etapas del Fondo Capital en el Presupuesto que la Intendencia de Montevideo envió a la Junta Departamental –algo que fue criticado por los ediles blancos– la comuna busca obtener fondos externos para avanzar en algunas de las obras que quedaron a la espera. En otros casos, se harán con fondos propios de la comuna.

"Estamos viendo continuamente apoyo del gobierno nacional y pensamos en otro tipo de financiamiento, inclusive nuestros propios fondos genuinos de la intendencia, para estar siempre en movimiento y en construcción de la ciudad", dijo a El Observador la directora de Acondicionamiento Urbano de la comuna, Silvana Pissano.

Las obras a cargo de ese departamento, que son las que tienen que ver con lo socio habitacional, como los realojos de la fortaleza del Cerro con la construcción de espacios nuevos –seis plazas integradoras- y con la mejora de los existentes, quedaron para una segunda etapa de aprobación del Fondo. Si bien actualmente no hay ningún acuerdo concreto, Pissano manifestó a El Observador que se está dialogando para ver cómo avanzar y poder comenzar con las obras "lo antes posible". En tanto, se trabaja en los proyectos ejecutivos de las obras.

El director de Planificación de la comuna, Jorge Rodríguez, dijo a El Observador que una de las obras para las que se está generando acuerdos con terceros es el acondicionamiento de la feria conocida como "techitos verdes" de la plaza Oribe ubicada en 18 de Julio y Fernández Crespo. En ese caso hay una "posibilidad firme" de llegar a un acuerdo con AFAP República, que tiene su sede sobre esa plaza. También se tiene diálogo "con otras instituciones que podrían aportar fondos para realizarlo", afirmó Rodríguez.

El proyecto consiste en lograr una mejora de las condiciones en la que se realiza actualmente la feria pero sin movilizarla, explicó Rodríguez, lo que implica "un cambio radical".

En cuanto al Plan Casavalle, se continuarán realizando acciones puntuales como algunos realojos, dijo Rodríguez. "Algunas cosas se pueden ir avanzando pero para lo esencial vamos a esperar el Fondo Capital", afirmó.

Otra de las obras que quedó a la espera es la transformación del parque Lecocq en una reserva natural, que según había manifestado el secretario general de la comuna, Fernando Nopitsch, pasaría a ser un parque al estilo Temaikén de Argentina.

El director de Artes y Ciencias de la comuna, Juan Canessa, dijo a El Observador que si bien aspiran a que el fondo finalmente se concrete para pensar en la obra completa, en caso de que no sucediera para el período hay "algunas ideas y necesidades urgentes" para lo que se "apunta a conseguir apoyos de terceros para poder desarrollar algunos proyectos específicos". La idea es que funcione allí un centro de conservación de fauna y flora y que haya un espacio de divulgación científica educativa y recreativa vinculado al turismo en Santiago Vázquez, explicó Canessa.

Para el caso del zoológico Villa Dolores (en el que la intendencia pretendía invertir unos US$ 14 millones a través del Fondo Capital inicial), se pretende avanzar en 2016 con las obras de construcción de la jaguaretera y mejora de la caminería proyectadas, lo que se realizará con fondos propios.

Además, la comuna pretende derrumbar tres jaulas donde actualmente se aloja el puma, las suricatas y dos tigres. Se espera que estos últimos sean realojados en EEUU. La directora de Cultura de la comuna, Mariana Percovich, explicó a El Observador que se trata de jaulas victorianas, de las más antiguas del parque, y que fueron pensadas desde una "concepción de encierro en espacio pequeño de animales de otro porte".

La idea es que esas reformas permitan "mostrar la concepción del parque a donde se está apuntando", dijo Percovich, y que implica espacios más grandes donde se pueda entrar en contacto con los animales y que éstos estén vinculados a su hábitat, ademas de "espacios donde la persona pueda entrar e interactuar con actividades educativas, con tecnología y aplicaciones", destacó la jerarca. Con esas reformas encaminadas, la idea de la comuna es "tener potencialmente para fin de año alguna parte del parque abierta de nuevo a los visitantes", afirmó Canessa.

La intendencia invertirá $ 10 millones en arreglos en el Museo Blanes y espera que se logren nuevos acuerdos para avanzar en la mejora edilicia y de accesibilidad en teatros y espacios de la ciudad.También con fondos propios, la comuna buscará realizar el Complejo de Salud, Cultura y Deporte (Sacude) en Flor de Maroñas.

Populares de la sección