IMM busca nuevos usos para tres obras de tránsito con fallas

Corredores General Flores, Garzón e intercambiador Belloni no convencen a la comuna
A pocas horas de habilitado, el corredor de General Flores lucía inmaculado. Las veredas del cantero central estaban enteras y limpias. Las paradas de los ómnibus recién pintadas, las papeleras relucientes y las columnas de luz hacen que se destaque entre los comercios y edificaciones que la rodean. Su homólogo, el corredor Garzón, todavía guarda una imagen similar. En Maroñas, el intercambiador Belloni espera los últimos retoques para quedar inaugurado. Los baldosones rojos y azules también hacen que la obra, aún sin estrenar, resalte entre tantos comercios de 8 de Octubre. Son tres obras nuevas que enaltecen las zonas donde están ubicadas. Pero hasta ahora la Intendencia de Montevideo (IMM) no ha podido dar una respuesta a la pregunta que los propios vecinos se hacen: ¿para qué se realizaron?

El jueves al mediodía, Sandra esperaba en una parada sobre General Flores que pasara un ómnibus de la línea 306. Cuando se enteró de que al día siguiente el corredor que tenía frente a ella empezaría a funcionar, puso cara de sorpresa y, acto seguido, se quejó. "Es un peligro. Le tengo que avisar a mi hija para que tenga cuidado", fue lo primero que comentó, en diálogo con El Observador. No frecuenta el corredor Garzón, pero los comentarios que escuchó sobre esa obra le hacen concluir que el de General Flores tendrá el mismo nivel de fracaso.

"Nadie te va a decir que el corredor es algo bueno. Es de las pocas calles que ya estaba bien" antes de la reforma, expresó momentos más tarde Fernando Varela, de una óptica que se encuentra frente a la obra.

Cuando se le pregunta al director de la Unidad Ejecutora del Plan de Movilidad, Gustavo Arbiza, qué expectativas tiene con respecto al funcionamiento del corredor en General Flores, empieza a mover la cabeza y a vacilar. Se toma unos instantes y entonces responde: "Que funcione normal". Su respuesta luego deriva en la explicación de que "seguramente" no haya un salto cuantitativo importante en cuanto a los tiempos de recorrido. "Ese tramo de General Flores no era el más complejo. El más complejo es el que va desde bulevar Artigas hacia el Palacio Legislativo (...) Tiene el mismo concepto que Garzón. Es un tramo en el medio, ni siquiera tiene una terminal que originalmente estaba prevista en la zona del Hipódromo. No hay una reestructura de líneas. El impacto total sobre el tiempo de viaje de la persona es chico porque es un tramo en el medio" de todo el largo de la avenida, resalta Arbiza. Antes de la obra la circulación promedio de los ómnibus en ese tramo era de casi 18 kilómetros por hora y se espera que con la habilitación del corredor ese tiempo pase a 20 kilómetros por hora, señala.

Al tiempo de haber empezado las obras, en 2012, la construcción tuvo que suspenderse a raíz de los problemas que empezaba a mostrar el corredor Garzón, que acababa de estrenarse. Eso llevó a que la comuna tuviera que replantear el diseño de la obra en General Flores e incluso en algunas partes se tuvo que romper construcciones nuevas y volver a hacerlas.

Ante las bajas expectativas que tiene la IMM con respecto a los beneficios operativos del corredor, Arbiza prefiere resaltar la renovación del saneamiento, el cableado de UTE o los focos de iluminación que se instalaron.

La zona "va a mejorar, le hacés una infraestructura nueva. Es un salto cualitativo grande", argumenta.

El fantasma de Garzón

A esta altura, y luego de informes que lo demuestran, la IMM reconoce las fallas sobre el corredor Garzón que, lejos de aumentar la velocidad de circulación de los vehículos, la disminuyó y eso hizo que muchos decidieran tomar caminos alternativos para evitar esa ruta. "La infraestructura no es mala, pero está pensada para una operación que es diferente de la que está pasando; entonces eso genera problemas", explica el director de la Unidad Ejecutora del Plan de Movilidad. Ahora, la comuna se plantea que solo las líneas con recorridos más largos usen el corredor y que el resto se derive a calles alternativas. Otro de los cambios propuestos es eliminar fases de los semáforos para lograr un tránsito más ágil.

Eso requerirá cambios en los recorridos que la IMM pretende implementar antes de fin de año.

Aprovechar la construcción

Al intercambiador de ómnibus ubicado en Belloni y 8 de Octubre le queda un mes de obras. Sirley Carballo lo mira desde la vereda de enfrente, donde tiene un kiosco de diarios. "Quedó relindo", comenta a El Observador, aunque no tiene claro qué mejoras implicará.

El objetivo del intercambiador era dar una mayor conectividad en el transporte de pasajeros. Sin embargo, antes de inaugurarse, Arbiza le da la razón al presidente de Cutcsa, Juan Salgado, quien dijo que en realidad, con los boletos de una y de dos horas, los usuarios pueden elegir dónde conectar, por lo que la obra pierde sentido. "Es una buena oportunidad para hacer un cambio en la zona; hay nuevas demandas de asentamientos que están pidiendo servicios", comenta el director del plan, quien señaló que si bien la parte operativa aún no está definida, una de las ideas es crear líneas locales que conecten con los barrios emergentes.

A un año de asumir, Martínez consideró que las obras no eran oportunas. "Digámoslo claro: nunca hubiéramos hecho el corredor Garzón. Tampoco el de General Flores y tampoco la terminal Belloni. Pero, bueno. Estamos buscando mejorar o mitigar el impacto", admitió en ese momento.

Corredor Garzón

Datos

La obra se extiende desde la terminal Colón hasta la calle José Llupes. Tiene aproximadamente seis kilómetros de largo. Se divide en tres carriles, uno central por donde van los ómnibus y otros dos laterales por donde va el resto del tránsito.

Plazos

La obra empezó en 2009 y se esperaba que estuviera pronta en junio de 2011. Sin embargo, la inauguración fue un año y medio más tarde, en diciembre de 2012.

Montos

En principio, la administración de Ana Olivera aseguraba que el costo sería de US$ 23 millones, pero al final costó US$ 39 millones.

Objetivos

La meta era acelerar los tiempos de circulación del tránsito. Sin embargo, en vez de aumentar la velocidad de los vehículos, la disminuyó y hay quienes optan por evitar el corredor.


Corredor General Flores

Datos

Se extiende desde José Batlle y Ordóñez hasta la avenida Aparicio Saravia. Tiene tres kilómetros de extensión, aunque se había previsto en un principio que fuera de ocho kilómetros de largo.

Plazos

Las obras empezaron en marzo de 2012 y en ese momento la IMM dijo que llevaría 18 meses terminarla. Sin embargo, se inauguró el viernes pasado, cuatro años y medio más tarde.

Montos

El entonces director de Movilidad de la IMM, Gerardo Urse, había dicho que su costo sería de entre US$ 12 y US$ 15 millones. Al final costó algo más de US$ 9 millones.

Objetivos

El objetivo era acelerar los tiempos del tránsito, sobre todo para el caso de los ómnibus. La IMM realizará mediciones para ver si cumple ese propósito, aunque se prevé que las mejoras no serán lo suficientemente significativas como para justificar la inversión.


Intercambiador Belloni

Datos

Se ubica en Av. Belloni y 8 de Octubre. Además de tener espacio para que los ómnibus estacionen a subir y bajar pasajeros, también tiene un lugar previsto para comercios, locales del Estado y un auditorio para 168 personas.

Plazos

La construcción empezó en marzo de 2012 y se esperaba que estuviera pronta en un año y medio. Cuatro años y medio más tarde aún no fue terminada, aunque la IMM espera que quede lista el próximo mes.

Montos

Se esperaba que la obra demandara unos $ 150 millones. Aún no están determinados los costos finales.

Objetivos

La meta era generar puntos de contacto para mejorar la conectividad de la ciudad. Sin embargo, ese fin quedó obsoleto con la implementación de los boletos de 1 y de 2 horas, admite la IMM. La comuna quiere aprovechar la obra para crear líneas locales que vayan hasta allí y así conectar barrios que carecen de ómnibus.


"Todo el Frente Amplio votó esas obras; no hay excusas"


El corredor Garzón, el corredor de General Flores y el intercambiador Belloni fueron motivo de críticas de la oposición tanto en la administración de Daniel Martínez como en el de su antecesora, Ana Olivera. Los comentarios contra las construcciones llegaron incluso antes de que dos de ellas se inauguraran. "Se gastaron fortunas, los comercios han visto sus ventas muertas –mientras duraron las obras–, las mismas empresas dijeron que estaban mal hechas y a pesar de tener advertencias, la IMM hizo lo que quiso", dijo a El Observador Marcos Laens, edil del Partido de la Concertación. El integrante de la Junta Departamental también se refirió a la postura de Martínez, quien manifestó que no hubiese hecho esas obras por considerar que no eran prioritarias. "No es tan así que la administración las haya heredado. Es el mismo partido gobernando desde hace 25 años. Todo el Frente Amplio votó esas obras; no hay excusas", expresó Laens.

Como contrapartida, señaló que según la Rendición de Cuentas de 2015, se cumplió con la mitad de los objetivos trazados en construcción y mantenimiento de pavimentación. "Es un clarísimo ejemplo de cosas que necesita Montevideo y no las pudieron hacer."

El edil blanco Diego Rodríguez se expresó en la misma línea que Laens y agregó que en el caso del corredor Garzón, los ómnibus no usan su carril exclusivo, como estaba previsto. "En vez de ir por el corredor van por las calles de los autos porque por donde no tienen que ir no entran porque los espejos dan contra las paradas", señaló. Además, resaltó el hecho de que para evitar los corredores, los autos circulan por las calles laterales y eso "daña el pavimento" de las vías que no están preparadas para tanto flujo de tránsito. "Se vive poniendo plata en algo que no era necesario hacer. Con el tema de General Flores, venían pateando para adelante y la bomba les explotó en la mano. Lo inauguraron a dos luces para que nadie se diera cuenta", manifestó Rodríguez. El edil nacionalista señaló que si bien las mejoras en saneamiento y luz son beneficios "colaterales", las obras en sí mismas son "trancadoras del tránsito".

Populares de la sección

Acerca del autor