IMM deberá pagar US$ 150.000 a vecinos por moscas de cementerio

La sentencia judicial indica que del cementerio emergen insectos y malos olores
En 2011, cansados de que las moscas del Cementerio del Buceo invadieran sus viviendas, un grupo de vecinos inició una demanda contra la Intendencia de Montevideo en reclamo por los daños y perjuicios ocasionados.

Luego de una sentencia que eximía a la comuna, el Tribunal de Apelaciones en lo civil de segundo turno falló a favor de los vecinos y condenó a la intendencia a pagar a cada uno de los más de 30 reclamantes "la suma de US$ 3.000 con su interés legal a partir de 2009", dice la sentencia a la que accedió El Observador.

La demanda fue efectuada por la Comisión Pro Fomento del barrio de viviendas municipales del Puerto de Buceo, que reclamaba que las viviendas "se vieron infectadas por moscas que salen de la necrópolis del cementerio del Buceo", con lo que no solo perdieron valor las propiedades sino también se vio deteriorado el medio ambiente.

Para el Tribunal de Apelaciones, "no se discute que del Cementerio del Buceo emergen excepcionales insectos y malos olores", algo que la intendencia admite, aunque alude a que la aparición de las moscas –que nacen de los cuerpos en descomposición del cementerio y conforman una parte de lo que se denomina "fauna cadavérica"- era imprevisible.

Sin embargo, para el tribunal no se puede negar que hubo falta de servicio, o que el servicio funcionó mal, por lo que la comuna tiene responsabilidad civil.

Esto se debe a que, al construirse el lugar para realizar la inhumación de los cadáveres, no se realizó un estudio previo de impacto ambiental en la zona, ya que no era una exigencia legal. "La principal preocupación fue más bien estética y urbanística", dice el texto de la sentencia.

Pero, según el Tribunal, por más que no fuera necesario, "las reglas de la lógica, la sensatez , la precaución y la razonabilidad", teniendo en cuenta que la actividad es de por sí riesgosa para la salud, "aconsejaban un previo análisis".

Por otra parte, se advierte que el problema se vio agravado con la inhumación de varios cadáveres en poco tiempo, lo que hizo que se acumulara material orgánico, que atrajo a los insectos.

Así, la comuna deberá pagar a cada uno de los demandantes unos US$ 3.000, lo que hace en total a una suma que ronda los US$ 150 mil, con los intereses generados desde 2009.

Moscas "cadavéricas"

Los vecinos sufren la presencia de las moscas desde que los nuevos nichos, con capacidad para unos 460 cuerpos, se comenzaron a construir a fines de 2008. Los insectos y olores están "instalados" en las habitaciones de una forma que "excede el índice normal de tolerancia de cualquier persona", señala la sentencia.

Si bien, según un informe de la Unidad de Zoonosis del Ministerio de Salud Pública, la presencia de las moscas es inofensiva, se advierte que en grandes cantidades puede generar un riesgo para la salud, contaminando agua, alimentos y otros objetos del hogar.

Desde la dirección de Necrópolis de la comuna dijeron a El Observador que se tomaron varias medidas para intentar erradicar las moscas, entre ellas, no usar los nuevos nichos, con lo que el problema aparentemente se habría solucionado.

Afirmaron además que ante reclamos de los vecinos durante el verano se realizaron inspecciones y no se constató que siga habiendo moscas en el lugar.

El abogado de los demandantes, Marcelo Amorín, dijo a El Observador que si bien se ganó el juicio y la intendencia deberá pagar, el problema no se resolvió porque las moscas siguen. Es probable, dijo, que inicien otra demanda exigiendo que se remuevan los nichos.

Populares de la sección