IMM envió proyecto a la Junta para crear cementerio islámico

La IMM pretende dar a la comunidad musulmana una parcela para 20 fosas
La Intendencia de Montevideo envió a la Junta Departamental un proyecto de decreto para adjudicar a la comunidad islámica una parcela en el Cementerio del Norte.

En caso de que los ediles lo aprueben, ese sería el primer cementerio islámico del país.

El Centro Egipcio de Cultura Islámica del Uruguay había solicitado a la IMM poder contar con un lugar para sepultar a sus muertos en mayo de 2015. Luego de varias idas y vueltas, y la consideración de diferentes lugares, la intendencia finalmente decidió enviar a la Junta un proyecto para destinar a la comunidad musulmana una parcela con capacidad para 20 fosas, que estará ubicada junto al portón del Cementero Norte.

La intención de la comunidad musulmana es poder cumplir con los derechos que establece la ley islámica de dar a los difuntos un baño, envolverlos en una mortaja, realizar oraciones y disponer el cuerpo directo en la tierra. La resolución de la comuna no establece, sin embargo, ninguna excepción a la normativa actual, que afirma que "las inhumaciones bajo tierra se efectuarán exclusivamente en ataúdes de madera de fácil descomposición".

Consultada por El Observador una fuente del departamento de Acondicionamiento Urbano –del que dependen los cementerios– afirmó que por el momento solo hubo acuerdo con respecto a las parcelas y su costo, pero no sobre un cambio en la normativa.

El director del Centro Egipcio de Cultura Islámica de Uruguay, jeque Samir, dijo que en la comuna le manifestaron que en caso de contar con un cementerio musulman, sería posible seguir su rito colocando al difunto en un cajón pero sin fondo, por lo que el cuerpo quedaría en contacto con la tierra. "Eso sí lo permiten pero no en el cementerio común; solo en cementerio de los musulmanes. Si tenemos el cementerio es posible enterrar nuestros muertos dentro de nuestra ley", dijo.

"Es un cajón pero no tiene nada debajo del cuerpo; es tierra directamente. La intendencia lo permite pero no en el cementerio común", dijo el Jeque Samir

Hasta ahora, los miembros de la comunidad no tienen otra alternativa que dejar de lado sus creencias e incumplir los derechos que la ley islámica da a los difuntos.

Se estima que en Montevideo residen unos 300 fieles, por lo que en principio contar con 10 fosas para mujeres y 10 para hombres sería suficiente, consideró el jeque. Si no son familia, los cuerpos deben enterrarse en lugares separados.

Por otra parte, la comuna promueve en el proyecto de decreto la exoneración de los costos correspondientes, unos US$ 70 mil. Según explicó el jeque, la comunidad musulmana no puede asumir los costos, ya que no cuenta con los recursos económicos para hacerlo.

La normativa municipal establece que, como excepción, la administración "podrá determinar la adjudicación en forma directa de uno o más bienes funerarios a asociaciones civiles, asociaciones mutualistas, sociedades, y asociaciones con personería jurídica", lo que deberá determinar la Junta.

El rito musulmán


La ley islámica prevé cuatro derechos para los difuntos. El primero es que sus cuerpos sean bañados, dado que, según la creencia, la persona que muere se encontrará con "su señor" y por eso deberá estar limpia, e incluso perfumada.

El segundo es ser amortajados en tela blanca. Luego, deben recibir las oraciones funerarias y por último ser alojados directo en la tierra. El cuerpo debe estar orientado a la Meca, y enterrado a 1,50 metros de profundidad.

Populares de la sección