IMM inagura centro para canalizar denuncias sobre transporte

Daniel Martínez volvió a defender el aumento del boleto y lo adjudicó al descenso en la venta
La Intendencia de Montevideo (IMM) anunció una serie de medidas para mejorar el servicio de transporte entre las que se encuentran un Centro de Atención al Usuario para recibir denuncias y la puesta en funcionamiento de una aplicación para celulares donde se podrá chequear los horarios de los ómnibus. También se regulará la actividad de los vendedores ambulantes, y se trabajará en la limpieza y en el uso de las radios por parte de los conductores.

"Los montevideanos tenemos un problema extremadamente complejo con el transporte", repitió en varias oportunidades el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, durante su comparecencia ante la Junta Departamental a la que concurrió con varios integrantes de su gabinete.

Martínez fue convocado ayer por el edil nacionalista, Javier Barrios Bove, luego de la última suba del precio del boleto urbano que fue de tres pesos. Se trata del cuarto aumento en poco más de un año y medio de gestión al frente de la Intendencia. Cuando Martínez asumió su cargo el boleto costaba $24 y actualmente cuesta $33 si se abona en efectivo.

El jefe departamental aseguró que el cierre de Raincoop el año pasado no le permitió trabajar sobre los problemas de fondo del sistema de transporte durante diez meses. "Nos llevó mucha energía y mucho trabajo que no pudimos dedicar a los temas de fondo", aseguró.

En este marco, el director de Movilidad, Pablo Inthamoussu, profundizó sobre el Centro de Atención al usuario y aseguró que la idea es canalizar todas las denuncias que hoy reciben las empresas en un solo lugar. "Vamos ofrecerle las garantías del debido proceso al denunciante", dijo el director durante la sesión de la Junta.

Además, anunció que los jubilados y aquellos que reciban asignaciones familiares tendrán la posibilidad de recargar la tarjeta del Sistema de Transporte Metropolitano desde $60. Actualmente se exige un mínimo de cinco boletos ($155) para realizar una recarga. El uso de la tarjeta permite pagar el boleto dos pesos más barato que al pagarlo en efectivo.

La Intendencia instaló el Consejo Consultivo sobre el transporte del que participan los trabajadores, las empresas y ahora también la defensoría del vecino. En esas reuniones se han venido trabajando los diferentes temas y se han elaborado las diferentes propuestas en base a encuestas sobre la opinión de la población sobre el sistema de transporte.

Durante la sesión de la junta, el edil interpelante atacó al gobierno departamental por la suba del boleto y criticó el argumento de Martínez de atribuirlo a una baja en la demanda. "Vamos a terminar colapsando el sistema de transporte", dijo Barrios Bove.

Además apuntó que al realizar el aumento todo junto y una sola vez en el año, se logra quitar el tema de la agenda mediática en setiembre, cuando por el ajuste de salarios, podría aumentar nuevamente el boleto.

El último ajuste generó repercusiones incluso dentro del oficialismo. La Dirección Departamental del Movimiento de Participación Popular (MPP) expresó su "profunda preocupación" por el aumento y apuntó que la variable de ajuste del boleto no puede ser el aumento del salario de los trabajadores.
En varias oportunidades, el jefe departamental aseguró que los ajustes se debían a la baja en la venta de boletos que disminuyó un 10% en los últimos tres años.

El intendente se defendió reiterando que la caída en la venta de boletos incide directamente en el aumento del boleto y aseguró que en los próximos aumentos se volverá a premiar el uso de la tarjeta STM. Martínez destacó además los beneficios que han generado los boletos de una y dos horas y ejemplificó que en Montevideo se venden 270 millones de boletos por año y se realizan 350 millones de viajes. "Esto es un beneficio clarísimo. Es una política social del Frente Amplio", dijo.




Populares de la sección