IMM licitará 11 megaparkings subterráneos y limitará zonas para estacionar

La cantidad de autos empadronados en Montevideo se duplicó en 10 años
Para ver las referencias cliquee sobre la esquina superior izquierda del mapa

Parece que los estacionamientos subterráneos serán el salvavidas para el colapso del tránsito en Montevideo. Al menos, es el instrumento que tanto el gobierno como la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) decidieron promocionar para "sacar los autos de la calle".

En los últimos 10 años, la cantidad de autos empadronados en la ciudad se duplicó: mientras que en 2005 la IMM registraba 267.240 autos con matrícula del departamento, esa cifra se elevó a 535.467 en 2015.

Sin embargo, en ese mismo período la inversión en espacios para estacionar fue prácticamente nula.

De mantenerse esa tendencia creciente y "muy significativa" del aumento del parque automotor, algunas vías de la ciudad "podrían ver su capacidad sobrepasada", dice un decreto del Poder Ejecutivo de abril de 2016, por el que se pretende dar exoneraciones a la construcción de estacionamientos.

En algunas zonas de la ciudad, sobre todo las más densamente pobladas, ya es una realidad, y tanto circular como estacionar es un dolor de cabeza diario para quienes viven o trabajan allí.

parking

A ese escenario debe sumarse que dada la alta demanda, en los últimos años los precios de las cocheras aumentaron entre 31% y 48%, con un costo de alquiler mensual de entre $ 1.700 y $ 4.000, según un informe de la Consultora Valora divulgado por El País en 2015.

Aunque no se cuenta con datos sobre cuántos lugares para estacionar hacen falta en la ciudad, tener nuevos espacios es para la intendencia "sumamente necesario", y es entonces que licitará 11 espacios públicos para construir estacionamientos subterráneos.

La iniciativa tomó impulso con la decisión del Poder Ejecutivo de incluir la construcción de estacionamientos dentro de la ley de inversiones y otorgar exenciones impositivas de hasta 50% para promover la "construcción, ampliación y explotación" de estacionamientos en Montevideo.

Esa exoneración sería para quienes realicen proyectos con al menos 75 nuevas plazas vehiculares, o que reaprovechen fincas abandonadas, previo al 1º de enero del 2020. Por lo que la comuna espera que estos lugares queden construidos antes de culminar el quinquenio.

Teniendo en cuenta esa cifra mínima, solo en los espacios públicos concesionados por la IMM se generarían al menos 800 espacios nuevos para dejar los vehículos, aunque se espera que la cantidad de plazas para estacionar por cada inversión sea mayor.

Megaestacionamiento

Uno de los lugares que la comuna licitará para este tipo de emprendimientos es la plaza Villa Biarritz. Solo en ese espacio, según dijo a El Observador el director de Desarrollo Económico de la IMM, José Saavedra, se espera la construcción de entre 500 y 800 plazas de estacionamiento. La comuna se propone habilitar allí dos predios, uno sobre la calle Benito Blanco, y otro sobre José Vázquez Ledesma y José Ellauri, para los que ya hay ocho interesados.

La comuna licitará además espacios públicos en rambla 25 de Agosto, en rambla Francia, en rambla Gran Bretaña, en la plaza Gomensoro, en la plaza Gabriela Mistral –en Benito Blanco y Echevarriarza– y en el Parque Batlle, entre Jorge Canning y Lord Ponsonby.

Se dará también en concesión espacios públicos ubicados en las calles Ricaldoni –entre Ponce, Soca y Prudencio de Pena–, en avenida Italia –entre Avelino Miranda y 8 de Octubre– y en la explanada de la calle Soriano de la IMM.

Unos 30 mil vehículos son los que "duermen" en la calle en los barrios Pocitos, Punta Carretas, Parque Batlle, Villa Dolores y Parque Rodó

Para cada uno de esos lugares, hay al menos tres o cuatro interesados en construir, dijo Saavedra.
El municipio CH es uno de los que tiene más demanda de lugares para dejar los vehículos. Según dijo a El Observador el alcalde de ese municipio, Andrés Abt, entre 25 mil y 30 mil vehículos permanecen en la calle durante la noche debido a la falta de sitios donde estacionar.

En esa parte de la ciudad, la comuna pretende licitar además la construcción de estacionamientos subterráneos en parte del predio del zoológico de Villa Dolores. Saavedra explicó a El Observador que se buscará construir lugares sobre Rivera, entre las calles Alejo Rossell y Rius y Dolores Pereira Rossell. Así, el portón de entrada se retiraría hasta donde comienza el Planetario y en esa esquina se realizaría un espacio público abierto.

Como contraprestación de las concesiones en esos 11 lugares, que serán de entre 25 y 30 años, los grupos inversores deberán mantener el espacio público y pagar un canon a la IMM.
Promoción

El costo de construir estacionamientos subterráneos es de US$ 20 mil por espacio para auto.


"Queremos sacar los autos de la calle y hacer zonas de restricción de estacionar en la vía pública siempre y cuando haya un estacionamiento de este tipo", dijo José Saavedra, director de desarrollo económico de la intendencia

Además de las licitaciones de espacios públicos, las autoridades también pretende promover que se utilicen los predios de fincas abandonadas para construir cocheras.

En el municipio CH, por ejemplo, hay unos 98 lugares en esas condiciones, que se están analizando en profundidad para conocer en cuántos podría construirse estacionamientos.

"Queremos sacar los autos de la calle", afirmó Saavedra. Para ello, además de promover la construcción de estacionamientos subterráneos, se buscará establecer "zonas de restricción de
estacionar en la vía pública" cuando haya un estacionamiento de este tipo cerca.

"De esa forma lo que vamos a asegurarnos es ganar vías de circulación" que ahora ocupan los autos estacionados, explicó. De tenerlas habilitadas para transitar, se mejoraría la velocidad de circulación en esas calles, señaló Saavedra.

Por otra parte, el director de Tránsito de la IMM, Pablo Ferrer, aseguró a El Observador que se está trabajando en "la mejora del sistema de estacionamiento tarifado en vía pública". Con ese objetivo, la intendencia busca incrementar las plazas disponibles a partir de la reducción de espacios reservados y que están exonerados de pago, algo que ya realizó en las inmediaciones del edificio municipal.
Una comisión estudia además la posibilidad de aplicar cambios en las tarifas (ver recuadro).

Diez años sin nuevos proyectos
Consultado por El Observador el expresidente de la Cámara Inmobiliaria Uruguaya, Wilder Ananikian, aseguró que "de unos 10 años a esta parte" no conoce que se hayan realizado proyectos de nuevos estacionamientos. Eso se debe –dijo– a que hasta ahora la inversión no era rentable, y a que los impuestos que gravan la actividad hacen que sea difícil mantener los locales ya instalados.

A partir de la exoneración de impuestos esa realidad cambió y "hay interés de inversores extranjeros y de promotores locales" en construir estacionamientos, afirmó.

Saavedra explicó, en el mismo sentido, que las exenciones de impuestos hasta ahora alcanzaban un
máximo de entre 25% y 30%, lo que no era suficiente para justificar la inversión. Uno de los problemas, indicó, es el costo del terreno, que "en cualquiera de las zonas de la promoción para hacer un estacionamiento supera ampliamente los US$ 1,5 millones". La ecuación no cerraba y por eso no hay construcción masiva, dijo el director de Desarrollo Económico.

Ese plan de exoneraciones puede ser también una solución para ciudades capitales del interior del país que empiezan a tener problemas en el ordenamiento del tránsito al igual que Montevideo.

Populares de la sección

Acerca del autor