IMM multará a comercios y personas que tiren residuos en la vía pública

La inspección comienza hoy en la zona oeste de la ciudad aunque se extenderá a toda la capital
Con la idea de buscar una solución a los problemas de la basura, la intendencia de Montevideo pretende atacar todos los frentes y comenzará hoy un operativo especial de fiscalización que involucra tanto a la disposición final de residuos de los comercios como a las personas que tiran sus residuos fuera de los contenedores.

Maderas, cartones, grandes bolsas con plásticos o papeles; escombros, puertas, poda. Son residuos que no deberían aparecer en los contenedores domiciliarios, pero que son sin embargo una constante que dificulta la ya desgastada recolección de residuos en la capital. Así, según explicó a El Observador el prosecretario de la intendencia, Christian Di Candia, unos 15 equipos integrados por dos inspectores y un policía comenzarán a recorrer las calles de la ciudad para corroborar que comercios y empresas cuenten con una declaración jurada de la gestión de sus residuos y a multar a los ciudadanos que dejen las bolsas de basura afuera del contenedor.

Según establece la normativa departamental, todas las empresas y comercios deben contar con esa declaración o con un plan de gestión de sus residuos, que no pueden ser depositados en los contenedores de uso común y deben ser trasladados al sitio de disposición final. La no presentación de esa declaración jurada de generación de residuos sólidos no domiciliarios ante la división Limpieza, "acarreará una multa que se graduará entre UR 20 y el máximo legal (350 UR)", establece el digesto municipal. Es decir, de entre $ 17.900 y $ 313.439, a valores de marzo de 2016.

Sin embargo, según había afirmado en entrevista con El Observadot TV la exintendente Ana Olivera en 2015, de los 30 mil comercios que hay en la ciudad de Montevideo, solo 13 mil tienen contratado el servicio especial que proporciona la IMM para ese tipo de basura.

"Se va a ir intimando y multando a todo vecino que tire basura en la calle", dijo Christian Di Candia, prosecretario de la IMM

Los inspectores comenzarán la fiscalización en las diferentes avenidas, en la zona oeste de la ciudad, aunque la idea es abarcar todo el territorio, dijo Di Candia. Se solicitará la declaración jurada y en caso de que no se cuente con una o esté vencida, se aplicará una multa.

Hasta ahora si bien se realizaba un control, era aleatorio, y se pedía en conjunto con otros documentos
cuando se realizaba una inspección. Una declaración similar se exige también en caso de realización de espectáculos públicos, aunque siempre en forma puntual. La intendencia pretende ahora, en una forma similar a como se realizó con el levante de los desechos de los perros, hacer una especie de "shock" para concientizar a la población.

De esa forma, las multas por depositar los residuos de forma inadecuada no serán solo para los comercios, sino que se extenderán también a los ciudadanos. "Se va a ir también intimando y multando a todo aquel vecino, ciudadano o ciudadana que tire la basura fuera del contenedor, que tire basura en la calle", afirmó Di Candia. En ese caso, el Policía pedirá la cédula de identidad y se intimará al vecino, que contará con 10 días para presentar sus descargos y en caso contrario se le aplicará una multa de 5 UR, $ 4.478.

"Tenemos una dificultad enorme con ciudadanos que no son responsables de la gestión de sus residuos y que tiran basura que no corresponde en los contenedores. Eso termina repercutiendo en la vida útil de los camiones", sentenció Di Candia. "Cualquier vecino que tira madera, que tira poda, o residuos que no corresponden en los contenedores que son para residuos domiciliarios en realidad está atentando contra la limpieza de toda la ciudad", agregó.

La intendencia pretende por otra parte que los vecinos denuncien los casos en que la normativa de disposición de residuos se contraviene, por lo que exhortará a alertar sobre estos casos a través del teléfono 2901 0006. "Lo que se está resolviendo es no dejar pasar más estas situaciones", afirmó el prosecretario.

La comuna está analizando la normativa para ver si es necesario ajustar los valores de multas al alza.

Basura en complejos de vivienda


En conjunto con la fiscalización, la intendencia realiza desde ayer una recorrida y relevamiento de la recolección de basura en los complejos habitacionales de Montevideo, que son más de 50.

Di Candia explicó que la idea es analizar la situación de cada uno de esos lugares, donde hay una gran cantidad de población en espacios reducidos y ver si es necesario realizar un plan específico de recolección.

"La idea es tener en unos días no solo el relevamiento de estos complejos habitacionales sino que no quede una sola avenida, un solo comercio, una sola empresa a la que no se le haya pedido la declaración jurada", afirmó Di Candia.

Por otra parte, se estudia la redacción de un decreto para pedir como requisito que en la construcción de edificios se cuente con un plan específico de impacto y recolección de residuos.

Populares de la sección

Acerca del autor