IMM: "No es fundamental salvar la cooperativa", sino los servicios

La comuna decidió el lunes retirar los permisos para asegurar transporte
En diciembre de 2015 los socios de Raincoop manejaron por primera vez la posibilidad de cierre. La intendencia de Montevideo (IMM) promovió entonces la absorción de las líneas por otras empresas pero fue rechazado y los socios decidieron intentar "salvar" la cooperativa con un grupo inversor. Sin embargo, los meses pasaron sin que mucho cambiara y en abril se inició el proceso de desintegración. Se abrieron las negociaciones, los trabajadores no aceptaron en principio la propuesta y, sin una mejor salida, la intendencia finalmente resolvió anular los permisos de Raincoop.

La decisión se dio ante la necesidad de una "normalización urgente" de los servicios de transporte, dice la resolución de la IMM. Consultado por El Observador, el secretario general de la intendencia, Fernando Noptisch dijo que el rol de la intendencia es el de otorgar los permisos y brindar los servicios. "Esa es mi tarea prioritaria e indispensable", señaló.

Por tanto, si bien se ha buscado una solución que contempla a los trabajadores, para la comuna "no es fundamental salvar a la cooperativa", sino que "siempre el objetivo primario es el usuario del transporte".

Los cooperativistas "buscan por sus intereses y tendrán que resolverlo ellos como cualquier empresa del país", agregó Noptisch, "no es el rol nuestro solucionarle los problemas a Raincoop, nuestro problema son los usuarios primero y en la medida que implica trabajadores del transporte, ver que sean contemplados en el nuevo esquema, nada más".

La comuna retiró entonces los permisos y los asignó a Coetc, Ucot y Cutcsa, que estaban en condiciones de hacerse cargo.

La crisis de Raincoop " se demoró más de lo que hubiéramos querido", dijo Noptisch ya que desde la comuna se ve la necesidad de realizar una discusión global del sistema y Raincoop era un tema que no dejaba empezar a hablar sobre el fondo, indicó.

A la comuna le preocupa la baja en la venta de los boletos, que fue de un 6% en los primeros meses, y los problemas de las paramétricas y subsidios, que no se están utilizando de una manera eficiente, dijo el secretario general a El Observador. Así, la intendencia buscará "cuanto antes" citar a las empresas para iniciar una operación verdad y hacer una reforma del transporte.

Acerca de la preocupación de trabajadores y de legisladores sobre el peso de Cutcsa en el sistema de transporte y las dificultades para hacer un control, el secretario general de la intendencia dijo que si bien la idea era "no hacerla crecer", en el mejor de los casos su crecimiento sería de entre el 1% y 2% del mercado, por lo que "no es desequilibrante para el sistema".

Cutcsa, que ya posee el 65% del mercado, ingresó a las negociaciones a pedido del intendente Daniel Martínez, luego de que COME decidiera bajarse del plan original.

Populares de la sección