IMM planea licitar construcción de estacionamientos debajo de plazas

Ciudad Vieja, Punta Carretas y Pocitos son otras zonas donde se quiere hacer el mismo proyecto
Con el crecimiento del parque automotor en los últimos años, no encontrar un lugar donde estacionar es un problema recurrente en varias zonas de la ciudad. Los vehículos paran en doble fila; otros dan vueltas a la redonda sin rumbo y deben volver decepcionados al punto de inicio porque todos los lugares están tomados; el tránsito se enlentece; las bocinas suenan.

En un intento de mejorar esa realidad, y con la meta de dar un cambio a la movilidad en la ciudad, la intendencia de Montevideo piensa poner en concesión varios espacios públicos de la ciudad para construir estacionamientos subterráneos. La idea es que los estacionamientos se construyan debajo de las plazas públicas, explicó a El Observador el director de Desarrollo Económico, José Saavedra.

La comuna ya tiene a estudio un proyecto para construir este tipo de estacionamientos debajo de la plaza de Villa Biarritz, que tendría lugar para unos 300 automóviles. También han llegado ofertas para construir estacionamientos subterráneos en Ciudad Vieja, por ejemplo en la plaza España.

Saavedra explicó a El Observador que otros lugares en donde sería necesario ese tipo de solución, por la "altísima demanda" y para donde se espera recibir propuestas son la plaza Gomensoro en Pocitos; la zona de Tres Cruces –donde funcionan varias mutualistas y hospitales–, Parque Batlle y Parque Rodó. La directora de Movilidad de la comuna, Beatriz Tabacco, había explicado a El Observador que se buscará que estos proyectos se desarrollen en zonas de la capital como Centro, Ciudad Vieja, Cordón, Pocitos y Punta Carretas.

"En una ciudad que está colapsada totalmente del punto de vista de la movilidad y de los espacios locativos para estacionar, es un buen momento para promocionar la construcción de estacionamientos", afirmó a El Observador el director de Desarrollo Económico. Con ello se descomprimiría el estacionamiento en las vías públicas.

Con ese propósito, la intendencia trabaja en conjunto con el Ministerio de Economía y Finanzas en la elaboración de una propuesta para dar facilidades impositivas a empresas que quieran invertir en ese tipo de obras. La posibilidad que se maneja, según había afirmado el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, es que la construcción de parkings, en determinadas zonas y condiciones, tengan los beneficios previstos en la ley de Promoción de Inversiones.

El alcalde del municipio CH (Pocitos, Punta Carretas, Parque Batlle), Andrés Abt, dijo a El Observador que la necesidad de obtener esas exoneraciones es lo que reclaman los inversores.

El alcalde afirma que contar con este tipo de parkings sería una solución para el problema del tránsito en ese municipio, donde "no hay calles para estacionar", y donde "también duerme una cantidad de vehículos en la calle, lo que genera robos". En esas zonas, donde en general los habitantes cuentan con una buena posición económica, unos 15 mil vehículos pasan la noche en la calle y los robos están a la orden del día, había dicho Abt a El Observador.

Así, para esos casos y en horarios en los que el tránsito se encuentra totalmente colapsado, "la única solución es sacar los coches de la vía pública, y la manera es generar nuevos estacionamientos", afirmó el alcalde del municipio CH.

Un equipo conformado por los departamentos de Desarrollo Económico, Recursos Financieros, Acondicionamiento Urbano y Movilidad trabaja para ver las condiciones de los proyectos, cómo se reconstruye el espacio verde luego de realizada la obra y qué contraprestaciones se pide a cambio.
Hay 280.498 vehículos empadronados en Montevideo, según datos de 2014 del Sistema Único de Ingresos Vehiculares (Sucive).
"Lo que pensamos promocionar son estacionamientos que mínimamente tengan de 50 plazas hacia arriba. Ya que entran en un régimen especial, no tiene sentido si no tiene un volumen adecuado, que haga sustentable el negocio al inversor", señaló el director de Desarrollo Económico. El costo estimado de construcción es de US$ 20 mil por auto, dijo Saavedra. Una vez que estén definidos cuáles serán los beneficios económicos, la IMM realizará un llamado de interés y luego un llamado a licitación para dar la concesión de diferentes espacios por un plazo de unos 20 años.

Ya en 2013 la idea de construir estacionamientos subterráneos estuvo sobre la mesa. Un caso debatido fue la construcción en la calle Arocena, aunque se desestimó entre otras cosas por las complicaciones técnicas en las excavaciones. Saavedra explicó sin embargo que los avances tecnológicos permiten actualmente hacer la construcción sin que se vea afectada la superficie, a través de la fijación en primer lugar de pilotes y luego la excavación.

Otras medidas

Como otra forma de mejorar la circulación en la ciudad, la intendencia comenzó a llevar a cabo una estrategia por la que se realizarán "pequeñas correcciones" en distintos puntos de la ciudad. Una primera medida fue la prohibición de estacionar en seis vías importantes de tránsito de la capital. Se trata de medidas cortas, había dicho Tabacco a El Observador, que sin ser una solución total al problema impliquen una mejora". La intendencia dejó además 50 plazas libres para estacionamiento público en los alrededores del edificio municipal.

Apuesta al transporte público

Para mejorar la movilidad en la ciudad, otra de las apuestas de la comuna es la de impulsar la utilización del transporte público. Así, la comuna trabaja en el aumento de los locales disponibles para sacar la tarjeta STM y en dotarla de más funcionalidades, de manera de hacer el uso atractivo. Entre las promesas de campaña de Daniel Martínez estaba el retirar en un plazo de dos años el dinero de los taxímetros y ómnibus, para lo que las facilidades de pago y ofertas diferenciales según horario son algunas de las ideas que se han manejado.

También se apuesta a mejorar los horarios y las condiciones del transporte público en general, desde la limpieza, vestimenta y puntualidad hasta el trato de los conductores, con prioridad en las mejoras en el taxímetro, cuyas faltas quedaron en evidencia con la llegada de la multinacional Uber.

Populares de la sección

Acerca del autor