IMM plantea exigir venta de entradas anticipada en boliches

Será para locales con capacidad para más de 500 personas
Al igual que sucede en el fútbol o en los conciertos, la Intendencia de Montevideo pretende exigir la venta de entradas en forma anticipada para acceder a boliches y locales bailables con capacidad para más de 500 personas.

La medida comenzará a aplicarse en principio en el local bailable Coyote, donde en octubre, en medio de una trifulca en la que participaron unas 100 personas, murió un joven de 19 años. El problema se ocasionó luego de que los organizadores de la fiesta decidieron prohibir el ingreso de más personas al local. Con la nueva medida lo que pretende la IMM es evitar que se generen aglomeraciones en la puerta de los locales.

Una vez evaluado el funcionamiento de la medida, la comuna piensa incluir esa disposición dentro de una normativa general que regule la actividad nocturna, dijo el prosecretario de la intendencia, Christian Di Candia, y que se enviará a la Junta Departamental para su estudio antes de fin de año.
Luego se aplicaría en el resto de los locales que superen esa capacidad de público, afirmó el prosecretario a Radio Carve.

Por otra parte, la comuna analiza con el ministerio de Salud Pública y la asociación de discotecas, implementar en Montevideo la política de Free Pass. Ese plan, que se ejecutó el año pasado en Rocha y Canelones implica dar entradas gratuitas a las personas que lleguen a los boliches sin haber consumido alcohol. "Eso de alguna manera va a cambiar la característica de la masa de gente que hay en la puerta de un local. No es lo mismo que esté alcoholizada a que no", dijo Di Candia a El Observador.

Por otra parte, dentro de la normativa que trabaja la comuna con respecto a la regulación de la movida nocturna se pretende acotar las categorías de locales, y poder de esa forma hacer un mejor control. Actualmente hay unos 70 tipos de habilitaciones, que se pretende eliminar, explicó Di Candia, y se dejarían siete: salónes de fiestas y similares; bailes, discotecas, música o espectáculos en vivo; bares, pubs, restaurantes u otros locales gastronómicos donde se realicen espectáculos y que se diferencian si emiten música de más o menos de 60 decibeles; locales con combinación de diversos destinos y música; cines, teatros, auditorios, fonoplateas, circos; y centros culturales.

Lo que se busca es "que haya una certeza mucho más clara entre el permiso, los requerimientos locativos, los diferentes horarios de funcionamiento y lo que ocurre realmente dentro de los locales", explicó el prosecretario. Es decir, que las pizzerías funcionen como pizzerías y las discotecas como discotecas, agregó.

La comuna había propuesto también limitar el horario de entrada a los locales nocturnos, que sería hasta las 0 horas desde domingo a miércoles, hasta la 1 los jueves y hasta las 3 de la madrguada los viernes y sábados.

Estímulos y desestímulos


Además, dentro del decreto se pretende incluir un artículo que habilite al intendente, en acuerdo con los alcaldes, a definir zonas de Montevideo donde puedan generarse estímulos o desestímulos para la locación de espectáculos o locales bailables, por ejemplo aumentando o bajando el umbral de ruido permitido. En el mismo sentido, la comuna determinó la zona de Cordón Sur, Parque Rodó; y la de Luis Alberto de Herrera y 26 de Marzo, como saturada de boliches. Allí, por un año no se entregarán más habilitaciones.

Vecinos y vida nocturna


Esas son las zonas que han generado más complicaciones con los vecinos, que se quejan tanto de la música, como del ruido social y de la mugre del día después. En la zona del Parque Rodó, por ejemplo, los vecinos realizaron una denuncia a la intendencia por los perjuicios que les generan los boliches.

Sin embargo, según una encuesta realizada por la Facultad de Ciencias Sociales a pedido de la comuna, los vecinos de los municipios B y CH no identifican al "ruido nocturno proveniente de los boliches" como el principal problema de la noche.

En el municipio CH (Pocitos, Buceo, Punta Carretas), ese ítem y "el ruido de circulación de la gente en torno a los boliches", fueron los que generaron mayores niveles de conformidad entre los encuestados. Los vecinos se mostraron "muy desconformes" o "desconformes" con la disponibilidad de lugares para estacionar (42,7% de los encuestados) y con la suciedad en la mañana (36%).

En tanto en el municipio B (Cordón, Parque Rodó), la mayor molestia la presentan las condiciones en las que queda el espacio público en la mañana y el ruido de las personas circulando de boliche en boliche, con un 23% y un 20% de disconformidad, respectivamente.

Populares de la sección