IMM presentó campaña con recomendaciones para el cuidado de los perros

Se trata de una serie de cinco folletos sobre la tenencia, sociabilización y las precauciones al sacarlo a la calle
En el marco de una campaña para lograr una tenencia responsable de mascotas, que comenzó en 2015 con la fiscalización de los perros en la vía pública, la comuna presentó este sábado una serie de recomendaciones para la crianza y cuidado de los animales.

La información, que comenzará a difundirse en los espacios públicos con lugares para que los perros circulen libremente, da consejos de cómo guiar a los perros en la calle, sobre la socialización y adaptación de los animales, el contacto con los niños, la agresividad y qué hacer en caso de adoptar, en una serie de cinco folletos. Recuerda además la normativa actual y las multas por incumplirla.

"Si somos capaces como sociedad de educar a nuestras mascotas en una forma correcta, en un plazo medianamente razonable vamos a tener una 'sociedad' de mascotas mucho más adaptada a la convivencia", dijo a El Observado el prosecretario de la comuna, Christian Di Candia.

Con estos materiales se busca "apostar más allá de la fiscalización, que le compete a la intendencia, a la enseñanza y a el trabajo en el cambio cultural", afirmó el prosecretario de la comuna.


El perro en la calle


La primera recomendación que hace la comuna en este sentido es cerciorarse de que el animal tenga las vacunas al día, esté "desparasitado y protegido contra pulgas, garrapatas y mosquitos, para evitar la transmisión de enfermedades".

En el mismo sentido, y siguiendo con la línea de fiscalización que empezó en noviembre de 2015, en el folleto se resalta que "es fundamental levantar la materia fecal del perro", para lo que la IMM dispone una sanción de dos unidades reajustables.

Se recuerda además que todos los perros deben ir con correa y que solo se pueden soltar en las áreas destinadas específicamente para ello. El no respetar esa normativa generó 156 de las 183 multas que aplicó la intendencia en el primer año de fiscalización y tiene como sanción tres unidades reajustables.

La intendencia recomienda que "si un perro muestra gran excitación ante diferentes estímulos", se lo lleve con bozal, "sobre todo si su peso es de 25 kilos o más".

La disciplina debe empezar previo a salir de la casa, se afirma en los instructivos, y se debe lograr que el perro se calme, por ejemplo, cruzando la puerta después de la persona. Ya en la calle, se debe evitar que se crucen frontalmente con otros perros porque pueden sentirse desafiados.

Por otra parte se aconseja evitar ir a las áreas para soltar perros si la mascota está en celo y, si se trata de un animal agresivo, se debe llevar con correa y no soltarlo.

Sobre los lugares PetFriendly, se recomienda que vayan con correa y hacerlos gastar energía y hacer necesidades previo a entrar.

Animales agresivos


La agresividad es una conducta normal en los animales, a través de la cual logran reproducirse, cazar, defender a las crías o conseguir nuevos territorios, explica el folleto dedicado a ese tema.

Según lo que se busque los perros generan distintos tipos de agresión: posesiva, territorial, maternal, por temor, predatoria o dominante.

Lo que deben hacer los propietarios es entonces "hacerse cargo de su salud y equilibrio emocional".

Se afirma que no se debe golpear ni agredir al perro, tampoco se lo debe mantener atado o encerrado sin que pueda sociabilizar o gastar energía; privarlo de cuidados sanitarios o estar atento al perro a cada momento porque daría lugar a que interprete que es el líder.

Mascotas y niños


Como forma de mejorar la convivencia la comuna da además consejos sobre cómo deben interactuar con los niños y afirma que siempre debe haber un adulto que supervise.

Eso se debe a que los gritos o movimientos rápidos pueden hacer que se perciba como "presa" y "despertar el instinto de persecución incluso en un perro bueno". Por más que no vaya a morderlo puede arañarlo o hacerlo caer.

Se recomienda que los niños no molesten a los perros cuando comen, no atarlos en su presencia ni subirlos al caballito.

Socialización y adaptación


"Un perro inseguro que no haya desarrollado adecuadamente sus habilidades sociales puede presentar un riesgo inminente y grave, sobre todo si su peso sobrepasa los 25 kilos", dice la información de la comuna.

Para prevenir problemas es bueno que el perro se acostumbre a estar con otros pares y personas.
Como acostumbran a vivir en manadas toman a la familia como tal y a uno de los integrantes como líder.

Cuando son chicos, se excitan con rapidez por lo que el dueño debe estar atento a las reacciones y corregirlo. Se debe dejar al perro acercarse a través del olfato.

Consejos al adoptar un perro


La empatía con el perro a la hora de adoptarlo puede "desfigurar" el comportamiento natural del animal y es común que las familias llamen a devolverlos porque se tornaron agresivos o destructivos, dice el folleto. Por tanto, se recomienda tener cuidado en el primer contacto, elegir el perro adecuado, y hacer un proceso para adaptarlo al hogar.

Al elegirlo se recomiendo no acariciarlos para que no compitan entre ellos, averiguar sobre el carácter del perro, no llevar comida ni tocarlos repentinamente.

Luego, se debe observar el comportamiento general, apartar más de un perro y tener en cuenta el nivel de energía para ver si es compatible con la actividad del hogar.

Al llegar a la casa se debe considerar que los perros son sensibles al cambio del entorno, y que es normal que el perro sienta curiosidad, pero con el tiempo se debe ir pautando normas de convivencia.

Estos materiales pero en forma de manual serán entregados en 2017 en las escuelas públicas y colegio, por lo que llegarán a unos 450 mil los hogares.

Populares de la sección