IMM promete que prohibirá que autos circulen por 18 de Julio

La avenida estará destinada a los peatones, ciclistas y ómnibus
La intendencia de Montevideo prevé que el proyecto para crear una ciclovía, ensanchar las veredas y que solo circulen ómnibus eléctricos por 18 de Julio quedará culminado en el año 2019.
Así, para finales del actual periodo de gobierno departamental, los autos y vehículos particulares habrán dejado de circular por la principal avenida de la ciudad, dicen las autoridades.
Se trata de un proyecto "transformador del espacio público", dijo a El Observador el director de Planificación de la comuna, Ramón Méndez, que busca adecuar el uso de los diferentes medios de transporte.

La intendencia se encuentra actualmente en una etapa de discusión de las propuestas con los actores involucrados, y según el cronograma estipulado, esos cambios estarán operativos al final del período.
Según un estudio financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y realizado por el estudio del arquitecto holandés Jan Gehl, actualmente los autos ocupan 27% del espacio de 18 de Julio cuando solo 8% de las personas se trasladan por la avenida en ese medio.

Bicis, peatones, ómnibus

Para revertir esa situación, el gobierno de Daniel Martínez trabaja en cuatro cambios: instalar una ciclovía, ensanchar las veredas, quitar los automóviles y mejorar el transporte público.
Como forma de impulsar ese tipo de movilidad, el proyecto prevé la instalación de una ciclovía de ida y vuelta a lo largo de toda la avenida, que se ubicaría en el eje de la calzada.
La idea, que se presentará la semana próxima a los colectivos de ciclistas, es que la ciclovía esté separada del cordón para que los peatones no la invadan y por tanto, los ómnibus circularán a los costados de los birrodados
Esa ciclovía se unirá con la nueva red que pretende instalar la IMM en avenida Italia, pasando por el Parque Batlle hasta bulevar Artigas, y que se integrará también a la Ciudad Vieja.
Por otra parte, se ensanchará el espacio destinado a los peatones en entre dos y cuatro metros. El director de Planificación de la comuna explicó que ese cambio será concretado entre la avenida Fernández Crespo y la plaza Independencia. Si bien se amplía el espacio peatonal, las modificaciones no implican modificar los cordones o agrandar las veredas, sino que se ampliará el pasaje de personas mediante macetones y separaciones livianas.

Ello implicará, además, un reacomodamiento de las "barreras" que hay en las veredas: cartelería, bancos, kioscos ambulantes, y locales de diarios y revistas. "Al ampliarse la vereda todo eso se aleja de la fachada y se coloca al borde de la calle, de forma de liberar el espacio", señaló Méndez. Ese cambio va de la mano de las modificaciones en las que trabaja la comuna desde hace tres años para jerarquizar la avenida, y que prevé el rediseño de los escaparates y continuar con el cambio de las marquesinas.

En la nueva 18 de Julio, los ómnibus también verán ampliado su espacio y para eso se quitará de circulación a los automóviles.

Los vehículos particulares deberán circular por calles paralelas, que según los análisis de la intendencia, absorberán sin dificultades el creciente flujo de tránsito. "El impacto es controlable", afirmó Méndez.

El nuevo funcionamiento y la reorganización del transporte colectivo está en la etapa de diseño y análisis, dijo el jerarca, pero el objetivo es claro: se avanzará en la puesta en marcha de ómnibus eléctricos, y se mejorará la calidad de las unidades.

Si bien las pruebas con buses eléctricos han dado buenos resultados, todavía el asunto está en veremos. "La tecnología no está del todo madura, y no conocemos nunguna ciudad en el mundo que haya hecho un cambio total. La idea es en dos años tener un adelanto y que dos o tres años después esté terminada la transformación", indicó Méndez.

De todas maneras, la IMM pretende llegar a 2019 con una mejora de la flota, ya sea eléctrica o a combustión. El proyecto implica que los ómnibus que circulen por 18 de Julio tengan un "alto estándar de calidad, aire acondicionado, piso bajo y wifi". Se buscará además que haya una mejora en los tiempos de viaje, con un control de los semáforos desde el Centro de Gestión de Movilidad (CGM). También se analiza el cambio de paradas y de líneas.

Populares de la sección

Acerca del autor