IMM reconoce que atraso en recolección continuará hasta 2017

Pese a que en setiembre se incorporarán cinco camiones, dificultades persisten y la demora es de 48 horas
La limpieza de la ciudad continúa con el agua al cuello. Si bien se espera que en setiembre queden finalmente operativos cinco camiones nuevos –dos de ellos comenzaron a funcionar el viernes–, los atrasos de entre dos y tres días en la recolección continuarán al menos hasta principios de 2017.

Es que si bien la incorporación de esos cinco camiones a la flota mejora la situación actual, no alcanza para tener una "situación óptima de los equipos", y las carencias continúan dijo a El Observador el director de Limpieza de la Intendencia de Montevideo, Óscar Caputi.

"Son los primeros dos (camiones) que empiezan a llegar. En la medida que podamos ir incrementando nuestra flota nos va a empezar a permitir realizar todo lo que no se pudo hacer en estos años: mantenimiento adecuado, tener los camiones necesarios, recolección en tiempo y forma", indicó el jerarca.

La limpieza es uno de los grandes problemas a los que debió enfrentarse la administración de Daniel Martínez, que encontró una flota insuficiente para la cantidad de contenedores y sin el mantenimiento adecuado.

La consecuencia fue varios meses con atraso en la recolección y cientos de contenedores desbordados por la acumulación de basura.

Además de esos primeros cinco camiones, la comuna lanzó una licitación para la compra de otros 15 vehículos, que llegarán en 2017. Recién ahí, afirmó el director de Limpieza, la recolección "se va a poder estabilizar", y empezar a hacer reparaciones de fondo. "Hoy lo que se hace es 'lo atamos con alambre' y se sale a trabajar, porque no tengo otra", agregó.

Los cambios realizados en el sector de Mantenimiento –que implicaron la remoción del director de área–, "han permitido tener promedialmente 48 horas de atraso" en la recolección, dijo Caputi, lo que se considera una situación "controlada".

Actualmente, la comuna cuenta con una flota de 20 camiones, de los cuales 15 están aptos para ser utilizados. Sin embargo, hay días en los que son solo 10 los que están en condiciones de levantar la basura de los contenedores. "Esos días estamos con el agua al cuello", explicó Caputi, y los atrasos en la recolección de residuos pueden llegar hasta cuatro días. Esa situación es "grave" –que tiene su raíz en la antigüedad de los camiones– no es esporádica, agregó.

Cuando se anunció la compra "urgente" de nuevas unidades, la comuna esperaba que los camiones estuvieran operativos en abril, pero la licitación se lanzó en ese mes, y una vez que los camiones estaban prontos para embarcarse hacia Uruguay, un nuevo problema volvió a retrasar la llegada. Los vehículos se habían armado al revés y no servían.

Debido a esos atrasos en la entrega, la intendencia cobrará a la empresa proveedora una multa, afirmó la comuna en una nota publicada en su web. El monto se establecerá una vez que los tres camiones restantes sean entregados, y dependerá de la cantidad de días de atraso, explicó Caputi.
Además de adquirir nuevos equipos y de la compra de contenedores –unos 4.000–, la intendencia pretende reorganizar el recorrido de la recolección dependiendo de la capacidad de los contenedores.

Para ello, explicó Caputi, se están realizando estudios con sensores para ver los tiempos de llenado de los recipientes. Lo ideal, dijo, es que el ciudadano sepa en qué día y horario se levanta el contenedor de su cuadra, y que no se tenga que esperar a que esté lleno para recién ahí proceder a retirar la basura.

Una batalla ganada

Pese a que en general las dificultades persisten, el director de Limpieza afirmó a El Observador que los primeros ocho basurales en donde se colocaron cámaras, "ya están prácticamente controlados".
Los basurales son un karma con el que las administraciones del Frente Amplio no han podido terminar. Las promesas de eliminar el 100% de los basurales vienen desde el gobierno municipal de Tabaré Vázquez (1990-1995) y, después de 25 años, ninguno ha podido controlarlos.

"Es una batalla que estamos ganando", aseguró Caputi, e indicó que la comuna ya realizó convenios para recuperar los espacios con la instalación de juegos, bancos, o la construcción de veredas. En la medida que los espacios se recuperen, dijo, se retirarán las cámaras para colocarlas en otros espacios. En total, son 16 puntos de control, y la comuna aplica multas de 10 unidades reajustables para quienes arrojan residuos allí.


Populares de la sección