IMM retira más libretas falsas y lo vincula con alcohol 0

Autoridades creen que nuevas sanciones impulsan el registro trucho
Entre 2015 y lo que va de 2016, la Intendencia de Montevideo retiró 18 libretas de conducir falsas, la mayoría de ellas originarias de otros departamentos del país. Si bien no se trata de un gran número, la cantidad de licencias retiradas por estar adulteradas o ser falsas llamó la atención de las autoridades, ya que usualmente se registraban entre dos y cuatro en un año. El director de jurídica de la comuna vincula ese aumento con el retiro de licencias por espirometría.

Se trata de permisos que aparecen en los procedimientos de rutina, y que son "libretas que no son reales", afirmó a El Observador el director de Asesoría Jurídica de la intendencia de Montevideo, Ernesto Beltrame.

La mayoría de las libretas apócrifas registradas por la IMM, explicó Beltrame, corresponden a intendencias del interior del país. La mayoría de las libretas apócrifas registradas por la IMM, explicó Beltrame, corresponden a intendencias del interior del país.

Según registran las resoluciones de la comuna, en al menos cinco casos, las licencias falsas figuraban como expedidas por la intendencia de Flores, mientras que en otros tres por la comuna de Cerro Largo. Además, en un caso la libreta era de Canelones.

Si bien no hay un estudio que determine las causas, Beltrame dijo a El Observador que a su entender el motivo de que los casos de licencias falsas se hayan multiplicado es el cambio en la sanción por la conducción bajo los efectos del alcohol.

"Antes pagabas la multa y punto, ahora a partir de las espirometrías se suspende la libreta, no es como antes. Ahora me suspenden la libreta seis meses, entonces consigo una trucha", señaló el jerarca.

Si bien esa sanción por la que se retira la licencia e inhabilita a conducir por entre seis meses y un año se aplica desde la aprobación de la ley 18.191, en 2007, desde enero de este año rige la ley de tolerancia cero al alcohol.

Cada vez que los inspectores registran alguno de estos casos, se da cuenta a la Justicia, afirmó el director de Asesoría Jurídica. De los 18 registrados en el último año, uno derivó en un procesamiento sin prisión aunque todavía no hay una sentencia definitiva, en otro caso el portador de la licencia falsa fue condenado con nueve meses de prisión, once de las denuncias se encuentran en presumario y las restantes cinco están en trámite.

Entre las falsificaciones, según resoluciones de la comuna a las que accedió El Observador, se encuentra la adulteración de la fecha de vencimiento o presentar una fotocopia a color plastificada. En uno de los casos, la libreta presentada había sido adulterada "con el fin de extender su vencimiento hasta el 1/12/16", dice la resolución de la intendencia. Sin embargo, el último registro de ese conductor en la comuna data de 2006. En otros, los conductores presentaron un documento que no contaba ni con los sellos ni firmas requeridos y era de un color diferente al que se adjudica a esa categoría de conductores.

En las licencias de apariencia falsa registradas, que decían haber sido otorgadas por la intendencia de Flores, las resoluciones afirman que se trataba de documentos de "apariencia dudosa" y en todos los casos, consultada la comuna, no había registro de que esos conductores hubieran tramitado el permiso.

Denuncia

La Intendencia de Montevideo realizó en setiembre de 2015 una denuncia penal para que la Justicia investigara la expedición de licencias de conducir en forma ilegal. Según había informado Beltrame en noviembre, la IMM detectó que particulares estaban entregando permisos de conducir de manera ilegal, sin que la persona tuviera que hacer la prueba para obtenerla. Bastaba con hacer una llamada telefónica y se conseguía el permiso. La comuna derivó el caso a la Justicia e inició asimismo una investigación interna para conocer si había o no personal de la comuna involucrado en las falsificaciones.

Populares de la sección

Acerca del autor