IMM sumará 100 puntos más para el control del tránsito

A partir de julio se prevé hacer un seguimiento en tiempo real de ómnibus y taxis de la ciudad

Luego de una primera etapa que implicó varios meses de prueba y el inicio de la fiscalización de las infracciones de tránsito a través de las cámaras del Centro de Gestión de Movilidad (CGM), la intendencia sumará en 2017 más puntos de control y sumará el monitoreo del transporte público.

Según dijeron a El Observador fuentes de la Intendencia de Montevideo, la comuna trabaja en implementar un monitoreo en línea de los 1.528 ómnibus y de los 3.104 taxis que circulan en la ciudad.

Si bien aún se trabaja en cómo será esa nueva funcionalidad, la idea es poder implementar ese control en tiempo real y con geolocalización de las unidades a partir del segundo semestre de 2017, aseguraron las fuentes.

Además de esa funcionalidad, que permitirá brindar información a la ciudadanía sobre el transporte, la administración de Daniel Martínez trabaja en ampliar la cobertura de avenidas en las que se gestiona la fluidez del tránsito y se controla el cruce con luz roja y la velocidad.

Para ello, se sumarán aproximadamente cien nuevos controladores de semáforos que estarán ubicados en la zona céntrica de la ciudad y en otros corredores.

Actualmente se encuentran monitoreados unos 170 cruces de semáforo, hay además unas 160 cámaras instaladas para realizar conteo de vehículos y 30 puntos de control de velocidad y de cruce con luz roja, a partir de los cuáles se comenzó a aplicar multas a los infractores el pasado 10 de diciembre.


La idea de la comuna es poder llegar al final del período con un control a distancia de 400 cruces de la ciudad, es decir, el 70% de la red de semáforos.

La inversión inicial para la instalación del centro de monitoreo del tránsito fue de US$9 millones. Ahora, la intendencia planea invertir otros US$ 16.250.000 para poder ampliar el CGM e implementar la nueva etapa de control. Eso se financiará con presupuesto de la intendencia y con un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que fue aprobado en julio de 2016 por la Junta de Montevideo.

El proyecto se realiza en conjunto con el departamento de Ciudad Inteligente, desde donde se lanzó en 2016 una aplicación para recibir quejas de ciudadanos sobre el transporte colectivo.

La tecnología instalada permitirá por otra parte, en futuras etapas, "incorporar aplicaciones y sistemas para mejorar la gestión del tránsito en la ciudad", explica la intendencia en su página web. Entre esas aplicaciones menciona la instalación de paneles informativos en cien paradas de ómnibus.

Además de la posibilidad de controlar la velocidad y los cruces con luz roja, el director del CGM, Boris Goloubintseff, había asegurado en la presentación del centro que una de las posibilidades que brinda la nueva tecnología es la de "chequear el respeto a los espacios de estacionamiento y el no respeto a los corredores de transporte público". Eso se realizará en un trabajo conjunto con el servicio de vigilancia, e implicará por ejemplo "sancionar en forma indirecta a los infractores o facilitar la fluidez y la circulación".

Lea también: IMM recaudó US$ 2 millones en multas desde que se instalaron las cámaras


Notificación electrónica

A través del control con cámaras, la intendencia realiza unas 226 multas por día, y en los primeros meses de funcionamiento aplicó sanciones por US$ 2.300.000.

Si bien el Centro de Movilidad significó un avance en la tecnología utilizada, hasta ahora las notificaciones se realizan por correo postal o a través de la página web del IMPO –si se trata de vehículos sin domicilio registrado o empadronados en el interior–.

Para cambiar eso, la intendencia trabaja en la habilitación de un sistema de notificaciones en el que las multas y otra información relevante pueda llegar al ciudadano a través de un domicilio electrónico: un lugar en la nube que se muestra como una casilla de correo, y al que llegarían los avisos. Se pretende que ese sistema quede habilitado en mayo.

Primeros resultados

Uno de los cometidos del Centro de Movilidad y en los que se ha obtenido resultados, además de mejorar la fluidez y los tiempos en la circulación, es el de mejorar la seguridad vial.

En ese sentido, según los datos difundidos por la Intendencia, durante los primeros meses de implementación los siniestros disminuyeron a la mitad (52%) en las zonas de control.

Por otra parte, los datos divulgados en julio daban cuenta de una baja en la cantidad de infracciones por cruce con luz roja del 60%, y una baja en las velocidades que superan los 90 kilómetros por hora del 46%.

La comuna aspira por otra parte a disminuir el tiempo promedio de los traslados en la ciudad en entre 10% y 15%.


Consejo consultivo busca mejora en el servicio de ómnibus

La intendencia de Montevideo en conjunto con las empresas y trabajadores de Transporte crearon en diciembre de 2016 un Consejo Consultivo del Transporte Colectivo Urbano de Montevideo mediante el que se aspira a lograr mejoras en la calidad del servicio. Según anunció entonces el director de Movilidad de la intendencia, Pablo Inthamoussu, ese consejo trabajará en la mejora de la gestión de tránsito y de la velocidad de operación de los ómnibus, a través de cambios en las frecuencias; y en la mejora de la higiene, de los ruidos y del uso de la radio. En ese último caso se controlará el volumen y los contenidos; se regulará además a los artistas callejeros, se estudiarán los horarios y se buscará soluciones al hacinamiento en las horas pico.

El consejo realizará por otra parte un análisis del subsidio al transporte y de los costos de "eventuales reestructuras de personal" con en la masificación de la tarjeta del Sistema Metropolitano de Transporte, y buscará racionalizar el sistema dependiendo de la demanda de servicios. Si bien la idea era lograr avances en algunos temas en el mes de enero, se espera que en este mes puedan empezar a analizarse mejoras en seguridad, higiene y ruidos.



Cómo funciona el Centro de Gestión de Movilidad

Control a través de las cámaras

Desde el 10 de diciembre la Intendencia de Montevideo comenzó a fiscalizar el tránsito a través de cámaras, que se gestionan desde el Centro de Gestión de Movilidad (CGM).

A través de ese centro se controlan 180 cruces de semáforos, con 55 cámaras para monitoreo de tránsito y 170 para conteo de vehículos. Además se reciben denuncias y se planifica la movilidad de la ciudad.

Dónde se fiscaliza

Son 30 los cruces en donde la intendencia controla la velocidad y, en caso de que haya semáforo, los cruces con luz roja.

En la primera etapa de fiscalización, las cámaras se encuentran ubicadas en rambla Sur y zonas anexas, avenida Italia, bulevar Artigas, avenida General Flores, avenida 8 de Octubre, avenida General Rivera, avenida De las Leyes, avenida Sarmiento y 26 de Marzo.

Costo de las multas

Por cruzar o girar con luz roja al frente, corresponde una multa de 5 unidades reajustables
($ 4.683).

En tanto, el valor de las multas por exceso de velocidad es de 8 unidades reajustables ($7.493).

Cuándo aplica la multa

En el caso de los controles de velocidad, la Intendencia de Montevideo estableció un umbral de 10 kilómetros por hora de tolerancia. Esto se debe a que los equipos tienen un margen de error, y lo mismo sucede con el velocímetro de los vehículos.

Para el cruce con luz roja, la multa aplica cuando se constata que el vehículo no respeta un semáforo e ingresa con luz roja desde el inicio del cruce.

El proceso de la sanción

Una vez que la cámara detecta la infracción, la foto se envía a inspectores que evalúan si aplica o no. Si se corrobora, la intendencia emite una notificación para dar vista al propietario del vehículo: a los empadronados en Montevideo con domicilio registrado le llegarán por el Correo a su domicilio. Para los que no tienen la dirección registrada o son del interior, las notificaciones se publican en IMPO. Se dispone de 10 días para apelar.


Populares de la sección

Acerca del autor