IMM y Adeom firman convenio colectivo por cinco años

Trabajadores deberán cumplir con metas para obtener partidas
Luego de ocho meses de negociación, y en una asamblea reñida, la Asociación de Obreros y Empleados Municiapales (Adeom) aprobó ayer el convenio colectivo con la Intendencia de Montevideo, que tendrá vigencia por cinco años.

Si bien en abril los trabajadores habían afirmado que la propuesta de la comuna era insuficiente, la asamblea celebrada ayer en el Palacio Peñarol decidió por mayoría aceptar el convenio. Consultado por El Observador, el secretario general de Adeom, Facundo Cladera, dijo que si bien lo acordado no difiere sustancialmente de la propuesta inicial de la comuna, el "cambio tiene que ver con un compromiso de la intendencia de incorporar partidas al sueldo".

Desde el sindicato se buscaba lograr un aumento al salrio base, pero desde la intendencia había una decisión de mantenerse plegado a la pauta del gobierno general de no aumentar más allá del ajuste por IPC.

"Hemos peleado por un sueldo base que es lo único que nos brinda certeza", dijo Cladera y con este convenio, "hay un marco normativo que de alguna manera contempla esa situación que hasta ahora no estaba", afirmó.

Por su parte, el intendente de Montevideo, Daniel Martínez destacó que a partir de ese convenio habrá una retribución especial, pero a partir del cumplimiento de metas. "Implica la evaluación, tener indicadores, que nos permitan evaluar realmente el cumplimiento de metas y en base a eso, los colectivos, en la medida que se cumplan los objetivos, tener la retribución", dijo el intendente a Telenoche.

Se estima que ello demandará a la comuna un gasto anual de $35 millones y las partidas se cobran entonces dependiendo del cumplimiento de los objetivos.

En el mismo sentido, el director de Gestión Humana de la intendencia de Montevideo, Eduardo Brenta, dijo a El Observador el director que la idea es trabajar en la "profundización de los compromisos de gestión" que cobran unos 5.000 funcionarios, para que estén alineados a las metas y los objetivos de la administración.

La integración de los compromisos de gestión era algo con lo que los trabajadores no estaban de acuerdo, pero que finalmente aceptaron. Tampoco se estaba a favor de integrar las presupuestaciones al convenio, que finalmente quedó acordado y se irá realizando durante el quinquenio según un cronograma pautado.

Brenta destacó que se trata de un convenio colectivo "integral", en el que se incluyen desde aspectos vinculados con la carrera funcional hasta temas vinculados con la salud laboral y la capacitación de los funcionarios.

El convenio incluye además una cláusula de paz, dijo Brenta, y establece mecanismos de resolución de conflictos.

Que el convenio sea a cinco años, y trascienda el periodo de gobierno, dijo Brenta, "es un hecho histórico". El director de Recursos Humanos destacó además el logro del compromiso de cumplir con un convenio colectivo en un "ámbito donde históricamente reinó la falta de confinaza y una situación general de bastante presión".

Durante la negociación fueron varias las veces que los empleados municipales realizaron paros, e incluso en una oportunidad ocuparon el segundo piso del edificio municipal, donde se encuentran las oficinas del intendente. Algo que el intendente calificó como una "guarangada".

Populares de la sección