Imprevista "zona gris" complica acuerdo entre FA y el Ejecutivo

Sectores de la izquierda no quieren postergar gastos en Udelar e Inau
Lo que se suponía sería una Rendición de Cuentas cerrada a cualquier tipo de cambios- gracias a un acuerdo entre el Poder Ejecutivo y el Frente Amplio-se convirtió en un proyecto que, al menos en algunos de sus artículos, será mirado con lupa por parte de la bancada de izquierda con el objetivo de que no se incumpla la promesa de recortar gastos sociales.

Ocurre que del encuentro del que participaron el presidente Tabaré Vázquez y los integrantes del Secretariado Ejecutivo del FA el 1 de junio todos se fueron seguros de que, además de no aumentar el IRPF para las franjas de salarios más bajas, el gobierno había cedido en su pretensión de postergar del 2017 a 2018 los gastos en educación.

Sin embargo, ayer la diaria, citando fuentes del Poder Ejecutivo, informó que, contra lo entendido desde el FA, se mantiene la decisión de postergar hasta 2018 los gastos previstos para la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), la Universidad de la República y el Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU).
. Los que no se postergan son los gastos de la Agencia para el Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información (Agesic), el Instituto Pasteur, el Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas (Pedeciba) y el Centro Uruguayo de Imagenología Molecular (Cudim).

Fuentes del equipo económico precisaron a El Observador que en esa cartera tienen previsto no postergar los gastos en la Agesic, el Pasteur, el Pedeciba y el Cudim. Y tampoco los acuerdos salariales de la ANEP. Pero sí está previsto postergar "algunos" gastos de la ANEP y los vinculados con la Universidad de la República y el Inau.

Este hecho está causando inquietud en el Frente Amplio.
"Estamos preocupados porque en la conferencia Tabaré (Vázquez) dijo que quedaba sin efecto la postergación de gastos y eso fue lo que Lucía (Topolansky) transmitió a la bancada, pero Astori dijo que los únicos gastos que no se van a tocar son los de innovación", dijo a la diaria la diputada Lilián Galán (Movimiento de Participación Popular).

En tanto, el diputado socialista Gonzalo Civila dijo a El Observador que si bien el resto del acuerdo está cerrado (particularmente en lo que tiene que ver con lo referido al IRPF) la discusión de la Rendición de Cuentas ingresó en una "zona gris" debido a la confusión entre lo transmitido por el equipo económico y lo entendido por el Frente Amplio.
. "El tema de la educación es un asunto sensible porque tiene que ver con el gasto social. Cuando el proyecto de Rendición de Cuentas llegue al Parlamento veremos los detalles de la redacción y allí se abrirá la discusión", señaló Civila.

Otras lecturas.

Sin embargo, el diputado Alfredo Asti (Frente Líber Seregni) dijo a El Observador que, según lo que él había entendido después del acuerdo con Vázquez, no serán postergados los gastos vinculados con "innovación" y con los salarios de la ANEP. Pero dio por hecho que sí sería postergado el dinero previsto para la Universidad de la República y el INAU.

El asunto será abordado hoy en la bancada de diputados de la izquierda.
El Poder Ejecutivo tiene plazo hasta el 30 de junio para enviar al Parlamento el proyecto de Rendición de Cuentas aunque se espera que lo haga en las próximas horas. Luego, cada Cámara tiene 45 para darle el visto bueno a la iniciativa que empezará a regir el 1 de enero.

Vázquez afirmó que también se analiza la disminución de "gastos superfluos" de la administración pública, entre ellos el número de cargos de confianza política que, según adelantó, ya han disminuido.
"No renunciamos a nada. Reacondicionamos el proyecto propuesto por el equipo económicoNo habrá impuestazo", dijo Vázquez

Populares de la sección