Impuesto al tabaco aumenta 15% y cajilla costará $ 8 más

En lo que va del gobierno de Vázquez, aumentó 29,7%

El presidente Tabaré Vázquez firmó el decreto que eleva el Impuesto Específico Interno (Imesi) a los cigarrillos en un 15%, y que derivará en un aumento de su precio al público de alrededor de $ 8 a partir del 1° de enero de 2017. Por el decreto del 26 de diciembre pasado, el impuesto pasará de $52,22 a $ 60,05. En tanto el impuesto al tabaco aumentará $ 3, y pasará de $23,26 a $26,75.

Como en los anteriores decretos, el Poder Ejecutivo señaló que "es propósito del gobierno nacional continuar profundizando en la política anti-tabaco, dado el impacto positivo que la misma ha generado respecto a la reducción del consumo".

Agregó que "dentro del conjunto de medidas adoptadas para combatir el tabaquismo, se ha verificado que el aumento en la tributación constituye un instrumento eficaz en la consecución de los fines mencionados". Por eso es "conveniente" un nuevo incremento del Imesi para "continuar fortaleciendo esta política", justificó el Poder Ejecutivo.

Se trata del tercer aumento del impuesto del Imesi al cigarrillo en lo que va del mandato de Vázquez. La primera vez que subió fue en junio de 2015, de $ 41,10 a $ 45,22 por cajilla. Luego, el 21 de enero de este año se incrementó por segunda vez el Imesi, que pasó de $ 45,22 a $ 52,22 en las cajas de 20 cigarros.

Durante el gobierno de Vázquez el aumento del tabaco duplicó al resto de los precios: mientras que subió 29,7%, los precios en general tuvieron un incremento del 15,1%.

El gobierno de José Mujica aumentó el impuesto solamente una vez, recién sobre el final de su mandato, el 19 de diciembre de 2014.

Los incrementos de impuestos llevaron a la oposición a reprocharle a Vázquez que incumplió su promesa de campaña de que no tocaría los impuestos.

Sin embargo, el mandatario respondió: "En la campaña dijimos que no íbamos a poner nuevos impuestos, salvo el impuesto que se puso a las grandes extensiones de tierra para la Educación Primaria (...) No vamos a poner nuevos impuestos, pero hay un impuesto que no es nuevo y lo vamos a aumentar, que es el impuesto al tabaco. Vamos a aumentar el impuesto para encarecerlo".

"Fuman más"

Claudio Orrego, presidente de la Cámara de Quioscos y Salones, dijo a El Observador que todo aumento contribuye a incrementar el contrabando de cigarrillos. Explicó que, según un estudio de la consultora Cifra que tiene en su poder, el fumador que deja de comprar cigarrillos nacionales no deja de fumar, pasa a fumar cigarrillos de contrabando y fuma un 30% más, aseguró.

"Dicen que los fumadores han dejado de fumar para justificar estas medidas pero esa cifra es incorrecta. No se entiende por qué se sigue adelante", enfatizó.

Orrego insistió que en Uruguay "lamentablemente hay casi un 38% de presencia de contrabando en el mercado, que implican 2,5 billones de cigarrillos de contrabando por año". Agregó que el fenómeno no sólo afecta a Uruguay y señaló que recientemente estuvo en un seminario en Argentina donde se informó que cerraron 4.000 negocios a causa del contrabando.

Consultado sobre cómo afectaron al comerciante en Uruguay las políticas antitabaco, Orrego dijo que si bien no tiene cifras "bajaron las ventas de cigarrillos". "Cada vez que se modifica el precio se afecta al comercio", dijo.


Populares de la sección