Impulsarán acuerdos de precios con supermercados para frenar aumentos

En setiembre hubo varios ajustes de tarifas; intentarán mitigar las presiones inflacionarias

En las últimas semanas, el gobierno anunció una serie de ajustes en los precios tarifados que tendrán una importante repercusión en los registros de inflación de los próximos meses. La suba en el precio del gas y los combustibles, el aumento del boleto y el mayor costo de la leche tarifada  implican medio punto adicional de inflación interanual.

Con este contexto el equipo económico y expertos consultados por El Observador comienzan a hablar nuevamente de acuerdos voluntarios de precios con las grandes supermercados y proveedores para mitigar las presiones inflacionarias a futuro. Fue el propio vicepresidente Danilo Astori quien ayer dejó a entrever en la Expo Prado que el gobierno podía apelar nuevamente a esta herramienta como lo hizo en el último trimestre del año pasado.

“El gobierno va a seguir actuando con mucha decisión, con una política monetaria contractiva muy disciplinada, me refiero sobre todo a la cantidad de dinero en circulación, que hoy es el instrumento que está usando el Banco Central, mucho cuidado en el campo fiscal con el gasto público y con el resultado del gasto público. (Y) la disposición permanente a buscar a través de los acuerdos de precios, un impacto menor sobre el costo de vida y por lo tanto sobre la inflación”, declaró Astori, según MontevideoComm.

La inflación se ubicó en 8,86% en los 12 meses finalizados en agosto, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística (INE). Los últimos aumentos de tarifas anunciados implican de por sí un incremento de 0,56 puntos porcentuales a partir del registro de inflación de setiembre, según los cálculos realizados por la Unidad de Análisis Económico de El Observador.

El efecto más importante viene por el lado de la suba de los combustibles, que aportará 0,27 puntos al registro de inflación interanual. Eso se explica en mayor medida por el incremento de 9,7% en el precio de la nafta y en segundo lugar, por la suba de 9,6% del gasoil. El análisis no tiene en cuenta que la suba de los combustibles genera un aumento de costos en un importante número de sectores y eso podría verse reflejado en el corto o mediano plazo en el precio de sus bienes o servicios.

La suba en el precio del boleto capitalino –anunciada ayer– y el suburbano –anunciado a fines de agosto– también impactarán a partir de este mes sobre el precio de la canasta de consumo de los uruguayos, aportando 0,12 puntos porcentuales a la medición de inflación interanual. Por su parte, la suba de 9,7% en el precio del supergás, aportará otros 0,09 puntos porcentuales adicionales, mientras que la suba de la leche genera una inflación adicional de 0,05 puntos. El incremento de la cuota mutual, en tanto, fue de carácter marginal y por eso no tendrá un efecto significativo sobre la suba de precios –apenas 0,02 puntos–.

A partir de octubre, las mayores presiones sobre el índice de precios al consumo generadas por la suba de las tarifas se verá compensada por la evolución de la tarifa eléctrica. Entre julio y setiembre, la inflación se vio inflada por el efecto de la promoción de UTE “Tu ahorro vale doble”, que tuvo lugar en 2012 y buscaba incentivar la baja del consumo energético debido a las peores condiciones de generación.

De esa manera, en la medición interanual se está comparando en setiembre el precio actual de la energía eléctrica con un precio bonificado de igual mes del año pasado. Eso implica 0,41 puntos porcentuales de inflación adicional que desaparecerán en el registro de octubre. A partir de ese mes, el menor empuje de la tarifa eléctrica será compensado con creces por los ajustes tarifarios anunciados en el último mes.

Expertos
Las economistas Gabriela Mordecki (Instituto de Economía de la Udelar), Mercedes Comas (PwC) y Florencia Carriquiry de Deloitte coinciden en que es poco probable que la inflación alcance los dos dígitos en los próximos meses, pese al ajuste de varias tarifas y la fuerte corrección que se dio en el precio de los combustibles. “A pesar de todos estos incrementos, la inflación en el mes de setiembre sería de alrededor de 1%, menor que el 1,21% de setiembre de 2012, lo que llevaría la inflación anual a 8,6%, incluso algo menor a la del mes pasado (8,86%)”, estimó Mordecki.

Precisamente, para Carriquiry, si en algún momento la inflación subiera aún más y entrara en terreno “riesgoso” en términos de su cercanía al 10%, “el gobierno optaría eventualmente por postergar algunos de esos ajustes de precios administrados (u otros) y/o volvería a realizar “acuerdos de precios” con industrias clave o con grandes superficies.

Por otro lado, Comas apuntó que la situación fiscal este año, con la revisión que realizó el gobierno en la Rendición de Cuentas del déficit (algo por encima del 2% del PIB), “impone una restricción a la utilización de tarifas como control del IPC en el corto plazo”. Además, recordó que hay que tener en cuenta que el último ajuste de combustibles no contempló todo el incremento del dólar y el crudo.

Dólar sigue estable
El dólar cerró ayer a $22,323 y se mantuvo por segundo día consecutivo casi sin variaciones. De hecho, el aumento diario fue de apenas 0,03% y el miércoles había sido de 0,08%, luego de haber caído durante tres días.


Populares de la sección

Comentarios