Impulso para crear emprendimientos desde y para la tercera edad

Xeniors, una asociación que promueve la cultura emprendedora entre mayores de 50 años y Genera, una hackathon de inclusión digital y social, buscan potenciar startups para un nicho con falta de oferta
Aquel concepto de "me jubilo y se acaba la vida activa" está hoy lejos de la realidad. Cada vez más, las personas mayores de 60 años –una vez que culminan su actividad laboral dependiente–, deciden continuar inmersos en la concreción de proyectos personales que –tal vez por falta de tiempo o de oportunidades–, no habían podido concretar antes. La experiencia adquirida al llegar es la característica que más se destaca de esta franja etaria, que es objeto de varios proyectos que buscan potenciar los emprendimientos para y por este segmento.

Xeniors es una asociación creada en 2012 por el ejecutivo y fundador del fondo de inversión Tokai Ventures, Gabriel Rozman, que luego de hacer un mapeo de la actual y futura sociedad uruguaya, entendió que era importante propiciar un espacio de apoyo a emprendedores senior. "En Uruguay crecía la población adulta y había que ayudarla de alguna manera a encontrar caminos para que trabaje y esté activa, lo que hace que la persona se sienta mejor, más saludable y tenga sus propios ingresos", dijo Rozman a Café & Negocios.

Uno de los programas de Xeniors tiene como foco potenciar el emprendimiento entre mayores de 50 años. "Algunos vienen con emprendimientos que ya han comenzado y buscan mejorar ciertos aspectos, y otros llegan para pasar de una idea al proyecto", explicó el presidente de la asociación. Según sus necesidades, ambos grupos participan de talleres especializados. Por ejemplo, en el desarrollo de un plan de negocios, marketing, e-commerce y contabilidad, entre otros. "Luego trabajan con mentores que les hacen un seguimiento a los proyectos", dijo Rozman. Después de atravesar por un semestre de talleres y mentorías, los participantes "están en condiciones de empezar con su negocio", indicó el empresario.

En tres años, 22 empresas se crearon en el marco de Xeniors Emprende, de rubros tan diversos como la alimentación, el transporte y los servicios, muchos dirigidos a clientes de la tercera edad. Antes de finalizar el año, Xeniors comenzará a financiar tres proyectos de forma anual, a través de un concurso para emprendedores. De todas formas, los talleres son abiertos a todos los proyectos que desde Xeniors se entienda que pueden tener futuro.

Para Rozman, hay un segmento de la clase media que es en donde Xeniors pone el foco para que los adultos "emprendan y hagan cosas por ellos y por Uruguay".

"Los adultos que emprenden junto a jóvenes generan algo muy valioso porque aprenden mutuamente". Gabriel Rozman, presidente de Xeniors.

El cliente tiene razón

Genera se presenta como la primera hackathon para la inclusión digital y social de adultos mayores. Ideada por el fundador de startups como KidBox, Alan Kind, y la directora de Oxean Comunicación, Ana Laura Spósito, el objetivo de esta experiencia –cuya primera edición se realizó hace 15 días–, es impulsar la colaboración intergeneracional, revitalizar la imagen del adulto mayor y el entusiasmo de los jóvenes para crear soluciones tecnológicas.

Durante una jornada, jubilados y jóvenes desarrolladores, diseñadoresy administradores de empresas, entre otros, intercambiaron ideas y desarrollaron prototipos para crear apps acorde a los deseos y perspectivas de los adultos mayores. "La idea fue hacer un puente intergeneracional de conexión e innovación social", explicó Alan Kind. Los ocho equipos que se formaron durante la hackathón, incluyeron jóvenes y adultos mayores; éstos últimos tomaban la posición del cliente, quien debía validar el producto. "El adulto presentaba la idea y la necesidad detectada y el joven, la solución y el prototipo. Hubo una instancia en la que el equipo debía exponer la idea ante un jurado, momento en el que un adulto y un joven se encargaban de la presentación", dijo Kind.

La idea ganadora rompió con el paradigma del botón de pánico que "todos piensan que es lo que los mayores quieren". Se presentó una solución de inteligencia artificial en la que a través de patrones se identifica cuando puede haber una situación anormal con el adulto y éste puede avisar si está bien o precisa ayuda. El segundo premio se lo llevó una idea que permitía que los adultos mayores generaran sus contenidos y lo compartieran en redes sociales desde las tablets.

8 equipos se conformaron en la hackathon Genera, compuestos casi en partes iguales por adultos mayores y jóvenes emprendedores

La idea de Genera es continuar con este tipo de instancias y con el diálogo intergeneracional para la realización de emprendimientos dirigidos a la tercera edad, un nicho en el que, según sus promotores, los emprendedores uruguayos tienen oportunidad debido a la falta de oferta.


Sensores de alerta inteligentes

Utilizando la inteligencia artificial, el equipo Sense -ganador de Genera- compuesto por tres jóvenes y cuatro adultos mayores, desarrolló un sensor que puede ubicarse en alguna parte de la casa, en una pulsera o reloj. La idea es que el sensor capte y aprenda la actividad normal de la persona, para detectar cuando algo extraño sucede. En ese caso, se enviaría un mensaje a una red compuesta por familiares y allegados, para que puedan verificar si se trata de una emergencia o de una falsa alarma.

Uno de los encargados del proyecto, Haldo Sponton, comentó que al ser un público más desatendido tecnológicamente, los emprendedores "encuentran posibilidades de desarrollar productos".

Acerca del autor