Impulso presidencial al TLC

Merkel y Vázquez dieron un empujón a las negociaciones entre Mercosur y la Unión Europea

Libre comercio. Un concepto que genera resistencias y paradojas en Uruguay y el mundo dominó la retórica con la que Uruguay y Alemania decidieron hablarse ayer durante la visita de Estado que encabeza el presidente Tabaré Vázquez en tierra germánicas.

Con el telón de fondo de la eterna negociación que el Mercosur y la Unión Europea llevan adelante hace dos décadas, el presidente uruguayo y la canciller alemana hicieron múltiples referencias a la necesidad de que el comercio abra la cancha a nivel global.

Vázquez comunicó en conferencia de prensa su compromiso y su “deseo ferviente” en “continuar impulsando” las negociaciones para concluir un acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea. “Uruguay ha abogado históricamente por el derribo de barreras y la eliminación de trabas comerciales que entorpecen y dificultan el libre tránsito de bienes en aras de fomentar una arquitectura comercial mundial justa, equitativa y equilibrada. Hoy reafirmamos más que nunca estos principios convencidos que diálogo y cooperación económica crean un ambiente adecuado”, señaló.

Por su parte la canciller alemana dijo que “Uruguay es el motor por acuerdos de libre comercio en el mundo” y dijo que ninguno de los dos países es el “culpable” de que las que negociaciones no hayan avanzado. La canciller recordó la postura contraria de Brasil y Argentina pero enfatizó que esa posición se ha ido transformando en el último tiempo y la negociación entre los dos bloques habrá de continuar en marzo. De hecho, durante la reunión bilateral que los presidentes Mauricio Macri y Michel Temer tuvieron en Brasil acordaron que darán prioridad a esas negociaciones. “Creo que tenemos un buen socio para negociaciones justas y equitativas. Espero que podamos avanzar”, subrayó la mandataria alemana.

Sin embargo, Merkel no hizo alusión a las resistencias que mantienen algunos de sus socios en la Unión Europea, como Francia, cuando la discusión se enfrasca en temas de “especial sensibilidad” como el sector agrícola.

Por el contrario, para el gobierno alemán, Uruguay parece ser todo cuanto se puede desear en materia de agricultura sostenible e inteligente. Eso quedó claro ayer en dos ocasiones. Primero, cuando Merkel remarcó las políticas uruguayas en materia de desarrollo sostenible y horas más tarde cuando el ministro de Agricultura y Alimentación de Alemania, Christian Schmidt, hermanó a los dos países en función de la forma en que trabajan en materia agropecuaria. “Uruguay es pionero en el sector agropecuario y en su planificación estructural”, empezó Schmidt. Y remató su alabanza de 12 minutos a la política agropecuaria y al ministro del ramo, Tabaré Aguerre, aludiendo a la Suiza de América. “Uruguay tiene una muy buen connotación en Alemania. Despierta un sonido muy bello cuando oímos el nombre Uruguay no sólo por los fantásticos jugadores de futbol, sino porque su país se asocia con un país como Alemania”, dijo el ministro alemán.

Uruguay y Alemania ampliaron ayer su cooperación en materia agropecuaria.

Amar la tierra

El último en hablar durante el encuentro en el Ministerio de Agricultura y Alimentación de Alemania fue Vázquez. El presidente subrayó el aspecto “social y humano” en la materia, haciendo referencia a programas de gobierno para apoyar la colonización de la tierra y los productores familiares. Recordó que José Artigas había proclamado la distribución de la tierra para quienes querían “trabajarla en serio”. Y marcó la continuidad que tiene esa política.

Vázquez resaltó la importancia de resguardar a quienes nacieron y vivieron toda la vida en el campo. “Muchas veces esa gente está desprotegida, desguarnecida. Saben trabajar la tierra y no saben otra cosa. Si no hay un estado que los apoye y los contemple terminan migrando hacia los cinturones de pobreza de las ciudades”, concluyó Vázquez.

Comercio bilateral

Las relaciones comerciales entre los dos países tuvieron su capítulo aparte en la reunión entre los mandatarios. El presidente uruguayo resaltó que Alemania es el principal socio comercial de Uruguay dentro de la Unión Europea y uno de los más importantes a nivel global. Pero dijo que aún hay espacio para seguir ampliando el comercio bilateral. En tanto, la canciller alemana dijo que su país “podría participar” en el plan de obras del gobierno con la “ampliación de las infraestructuras ferroviarias”.


Populares de la sección