Incluirán policlínicas en protocolo de seguridad

Los trabajadores podrán negarse a ir a un centro en determinada comunidad si consideran que no hay condiciones para asistir
Cuando un médico o trabajador no médico de la salud es víctima de un robo o hecho de violencia durante su horario de trabajo, debe denunciarlo ante el gremio por el que está amparado, según establece el protocolo de seguridad con el que cuentan. Originalmente, ese protocolo fue elaborado de forma exclusiva para el trabajo ambulatorio, es decir, para las emergencias móviles, que recorren diferentes zonas, a toda hora.

En el último tiempo, los gremios de la salud estuvieron evaluando actualizar ese protocolo para que los trabajos diarios en comunidad, que se realizan todos los días en centros barriales y policlínicas, también estén incuidos.

El dirigente del Sindicato Médico del Uruguay (SMU) Gustavo Grecco, explicó a El Observador que se está trabajando con una propuesta de la Sociedad de Medicina Familiar y Comunitaria, en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Social, en un texto nuevo que de mayores garantías a los trabajadores cuando se enfrentan a situaciones de riesgo.

"Queremos generar las condiciones con todas las armas políticas que tiene el SMU para que quien pague el plato roto no sea el vecino que necesita la asistencia y que no la tiene porque se generó la reacción de los colegas que no van más (a determinado centro)", sostuvo Grecco, que integra la Comisión multisectorial por la seguridad del personal de atención extrahospitalaria.

El protocolo establece que un trabajador de la salud puede negarse a ingresar a determinado lugar si no están dadas las garantías de que su seguridad estará resguardada.

El martes 5 de abril, una ambulancia de emergencia de SAME 105 –de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE)– quedó en el medio de un enfrentamiento entre delincuentes y la Policía. Ese mismo día, una policlínica de la Emergencia Uno fue asaltada. Ese fue uno de los puntos de partida para actualizar el protocolo, que es del año 2012. En un primer momento, se había planteado que las emergencias móviles no circularan en determinados horarios. Sin embargo, Grecco dijo que esa opción se descartó y que lo que menos se pretende es "estigmatizar determinadas zonas".

La Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) repudió ese hecho y afirmó que los protocolos son "insuficientes". "Los trabajadores estamos abiertos al diálogo y a una construcción de protocolos que den garantías a trabajadores y usuarios", expresó la FFSP a través de un comunicado en esa oportunidad.

El secretario general de la FFSP, Martín Pereira, sostuvo que un reclamo recurrente del gremio de los trabajadores no médicos de ASSE es contar con servicios 222 y guardias de seguridad dentro de algunos centros. "Tenemos compañeros que trabajan en comunidad y se está trabajando con Policía Comunitaria y médicos de familia y el SMU. No hay una negativa de no ir a trabajar, sino que se pide el traslado. No nos negamos a ir a ninguna policlínica", indicó.

De todas maneras, Pereira afirmó que hay trabajadores que no quieren ir a determinados centros porque "tienen miedo", como sucede con algunos médicos.

El protocolo de seguridad actual, que se concentra en las emergencias móviles, establece que las llamadas que se reciben "deben ser clasificadas" y si "cualquier integrante de la cabina tiene una percepción de peligro, deberá comunicar dicha situación al médico coordinador y al equipo asistencial". Una "situación de peligro" incluye "derrames de materiales peligrosos o tóxicos, siniestros de tránsito, violencia ciudadana", entre otros, según el documento que está publicado en la web del SMU, Ser Médico.

La elaboración del protocolo correspondió al SMU, la FFSP, la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) -que nuclea a los trabajadores no médicos de las mutualistas- y la cámara de emergencias móviles.
El objetivo de la actualización es que tenga la firma de autoridades del Ministerio del Interior, que sirva como "respaldo" cuando hayan situaciones violentas.

Populares de la sección