Indagan destratos en centro que aloja a infractores más jóvenes

Activista denunció cachetazos y golpes contra tres menores del hogar Desafío

El Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa) investiga una denuncia sobre malos tratos contra internos del hogar Desafío, ubicado en la calle Chimborazo casi avenida General Flores, donde se alojan menores infractores de 13 a 15 años, es decir, los más jóvenes de todo el sistema penal juvenil.

La denuncia fue presentada ante el Inisa hace 15 días por Luis Pedernera, director del Instituto de Estudios Legales y Sociales del Uruguay (Ielsur) e integrante del Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas, y refiere a una situación de abuso registrada a pasado el martes 2 de agosto cuando tres adolescentes estaban almorzando en su celda.

"Los jóvenes estaban comiendo. Los funcionarios quisieron retirar el almuerzo diciéndoles que era la hora en que ellos tenían que comer. Los adolescentes se quejaron y hubo cachetadas contra ellos, los golpearon, los encerraron y suspendieron la visita", dijo Pedernera a El Observador.

La denuncia que Pedernera presentó por esa situación ante el Inisa dio lugar al inicio de una investigación administrativa que actualmente está en curso, dijeron fuentes del organismo.

En forma simultánea, Pedernera dio cuenta de la situación a la Institución Nacional de Derechos Humanos (Inddhh) que también investigó el caso. "No se constataron lesiones en los gurises pero sí que ha cambiado el trato hacia los menores respecto al equipo de dirección anterior del hogar Desafío, que pasó a estar al frente del centro de internación femenino", dijo a El Observador la integrante del Directorio de la Inddhh, Mirtha Guianze, que encabeza el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, un servicio que apunta a detectar y denunciar situaciones de abuso contra personas privadas de libertad.

La presidenta del Inisa, Gabriela Fulco, admitió el lunes en el Parlamento que debido a las serias carencias de los centros de reclusión y el abuso de los funcionarios hace que los internos sean "generaciones perdidas". La jerarca dijo que están en curso investigaciones en varios centros por destratos como dejar a los jóvenes sin agua potable o servirles el desayuno frío cosa que, a su juicio, son "provocaciones".

Omisión

Ayer, en una presentación sobre las reformas que requiere el sistema penal juvenil realizado en el marco de una actividad denominada Debate Seguridad, Fulco dijo que ha existido una "omisión" en no impulsar penas para menores que no impliquen la privación de libertad de los infractores.

"Nosotros tenemos la voluntad de sacar adelante el sistema en una cadena mancomunada de voluntades", dijo Fulco, que está al frente del Inisa (servicio descentralizado del INAU que sustituyó al Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente) desde el 20 de mayo de 2015.

Pedernera, quien también participó del seminario, criticó las últimas leyes sobre menores infractores porque buscan "enterrar de cabeza a los gurises en la cárceles". "Nunca en la historia se han conocido leyes tendientes a criminalizar a los menores como las aprobadas en los gobiernos progresistas", criticó.


Populares de la sección