Indagan posible ajuste de cuentas en crimen de pareja de paraguayos

Al hombre se lo vincula con poderoso narcotraficante brasileño
La muerte de una pareja de paraguayos, acribillada a balazos el sábado de noche cuando viajaba en una camioneta a la altura de Solymar, es investigada como un posible nuevo caso de ajuste de cuentas entre grupos de narcotraficantes.

Sobre la hora 23.30, la Policía de Canelones intervino en un accidente de tránsito ocurrido en el kilómetro 24,100 de la avenida Giannattasio, en dicho balneario.

Una camioneta Toyota con matrícula paraguaya chocó contra una columna luego de haber atropellado a una joven de 16 años, que murió en el lugar.

El vehículo fue tiroteado desde un auto presumiblemente gris, según indicaron fuentes policiales, en un trayecto que se extendió como mínimo por un kilómetro.

El conductor de la camioneta, identificado como Ramón Quevedo Arce, de 45 años, recibió 14 disparos, mientras que su pareja, Claudia Guerrero, de 40, recibió dos. El hombre y la mujer murieron. En tanto, un niño de 7 años, hijo de la pareja que viajaba en el asiento trasero, resultó ileso. El menor quedó en custodia en la sede del consulado de Paraguay en Montevideo hasta que se resuelva el traslado a su país de origen.

La sucesión de disparos hizo que el conductor perdiera el control de la camioneta y embistiera a la adolescente, que iba caminando a un baile junto a unas amigas.

Los primeros datos reunidos por la Policía ubican el caso como un posible ajuste de cuentas, dijeron a El Observador fuentes allegadas a la investigación, pues a Quevedo Arce se lo vincula con Tomás Rojas, un brasileño procesado con 25 años de prisión por narcotráfico, asociación criminal y lavado de dinero.

Rojas es sindicado como el jefe de una organización de narcotraficantes que opera en la región del Alto Paraná, según informó el portal del diario ABC de Paraguay.Además, Quevedo Arce tenía un proceso por tráfico de drogas en Brasil, cuando en el año 2002 fue detenido junto a otras siete personas con un cargamento de 235 kilogramos de marihuana, en el sur del estado de Santa Catarina.

Interpol se sumó a la investigación del caso, tanto en Uruguay como en Paraguay, dijo a El Observador el vicecónsul paraguayo en Uruguay, Juan Monges.

Por otra parte, según supo El Observador, la carrocería de la camioneta no exhibía ningún impacto de bala, pues todos los proyectiles entraron directamente por las ventanillas delanteras.Dicho indicio refuerza la hipótesis de que el doble homicidio fue obra de un "profesional", teniendo en cuenta además que el auto desde donde partieron los disparos estaba en marcha.

La hipótesis adquiere más fuerza aún por el hecho de que el auto se dio a la fuga y en la camioneta no faltaba ninguna pertenencia de la pareja. En ese sentido, la Policía busca un auto gris con ayuda de las cámaras de seguridad instaladas en la ruta.

Semanas atrás, dirigentes de la oposición manifestaron su intención de suscribir un "pacto" interpartidario para combatir el narcotráfico y los ajustes de cuentas, preocupados por el avance de estos delitos, una propuesta que no cayó bien en el oficialismo. El jefe de Policía de Montevideo, Mario Layera, dijo el jueves que se quiere desterrar el término "ajuste de cuentas" por ser enfrentamientos que sobrepasaron el umbral de una venganza particular.

Populares de la sección