Industria pasa menores precios y alarga entradas

Comenzaron a retirarse las cuadrillas kosher, pero estarían retornarnando en un mes
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Oscilaciones marcadas en precios pautan al mercado del ganado gordo. Después de las importantes compras de la industria en las últimas semanas y mejora de precios, y ante el comienzo de la retirada de algunas cuadrillas kosher, la industria pasa valores inferiores. La mayoría de las plantas, US$ 2,90-US$ 2,95 para novillos. La oferta no se muestra dispuesta a vender a menos de US$ 3. La vaca gorda cotiza en el eje de US$ 2,60. Algunos centavos más se pueden lograr en animales bien terminados de alrededor de 500 kg y poco flete. Hay dificultad para colocar las vacas livianas.

Las entradas de ganado a planta se han alargado y pueden ir de una a dos semanas.
Se entra a la época donde aparece más oferta de ganado gordo; gran parte de los productores afirmados por las lluvias y disponibilidad de forraje deciden retener sus ganados y meterles kilos. Tienen en cuenta que la reposición se mantiene con precios muy firmes. Algunos operadores manejan la posibilidad que haya "tapones" de oferta más adelante.

Teniendo en cuenta los mejores precios pasados por la industria la semana pasada, la ACG aumentó su referencia promedio para el novillo gordo en dos centavos hasta US$ 3. La vaca gorda permaneció incambiada en US$ 2,67, mientras la vaquillona aumentó un centavo a US$ 2,78.

En ovinos la actividad es muy reducida. La oferta es poca y la demanda no presiona mucho. Se informaron de negocios concretados con corderos a US$ 3,20. Excepto los capones, cuyo promedio aumentó dos centavos hasta US$ 2,94 en la planilla de ACG, el resto de las categorías de ovinos vieron reducidas sus referencias. Los corderos y el cordero pesado perdieron dos centavos hasta US$ 3,20 y US$ 3,21, el borrego también dos hasta US$ 3,18 y las ovejas hasta US$ 2,62.

Tras subas constantes semana a semana este año, la faena de vacunos tuvo un ajuste semanal bajista de 4.300 cabezas prácticamente hasta 40.042 reses, menor nivel semanal desde el 9 de enero y 4.443 animales abajo del nivel de un año atrás. La actividad cayó en novillos y en vacas. Se faenaron 21.169 vacas (53%), 2.615 menos que en la semana anterior y 743 debajo en la comparación interanual. Fueron 18.138 novillos a faena, 1.465 y 3.586 menos en las comparaciones respectivas.

La faena ovina aumentó respecto a la semana anterior en 3.237 cabezas, a 13.161. El mayor avance semanal fue en corderos, cuyo volumen creció en 2.480 hasta 5.238. La faena de ovejas bajó en 465 cabezas hasta 4.324.

En la exportación, el ingreso semanal en carne vacuna estuvo en el eje de US$ 3.500. En la semana pasada los embarques generaron una facturación de US$ 3.513/ton, que llevaron al promedio de las últimas cuatro semanas a US$ 3.521, 12% menor respecto a un año atrás. En la ovina el ingreso semanal cayó más de US$ 1.000 respecto a la semana previa, a US$ 3.175. El promedio de cuatro semanas cayó a US$ 3.991 (- 8,5%).

En los dos primeros meses del 2016 se han exportado 59.798 toneladas de carne vacuna, 4% más que en ese período de 2015, por US$ 214,6 millones, 6% menos. China es el principal mercado con 21.378 toneladas, 23% más. EEUU segundo con 9.077, 30% menos. En carne ovina los números fueron de 1.848 toneladas (-44%) por US$ 8,06 millones (-47%).