Industrial llamó a analizar qué gana y qué pierde el país con la exportación de ganado en pie

"Me gusta el libre mercado si es realmente libre mercado", dijo Marcelo Secco

Enviado a Durazno

"Me gusta el libre mercado si es realmente libre mercado", dijo Marcelo Secco, CEO Conosur de Grupo Marfrig, sobre la exportación de ganado en pie. Señaló que más del 90% de los animales vivos se van a Turquía, país que impone 220% de aranceles a la importación de carne, algo que no considera justo.

En el marco de la conferencia denominada Uruguay ¿potrero del mundo?, realizada en el marco de la Expo Durazno, con la organización de El País y Carve, el empresario industrial advirtió que con la exportación de ganado en pie se está dejando de contribuir adentro del país.

"Me gustaría que Uruguay genere un espacio para analizar qué se gana y qué se pierde en materia de ingreso país con la exportación de ganado en pie", planteó.

El peso de la agroindustria

La agroindustria representa 75% de los bienes de exportación de Uruguay, lo que equivale a casi 15% del PIB del país, y emplea a más de 200 mil personas, destacó el CEO Conosur de Grupo Marfrig, Marcelo Secco.

"Si será importante el peso relativo del sector en el país, a pesar que anoche no nos nombraron", dijo, en referencia al discurso del presidente del presidente de la República, Tabaré Vázquez, en la cadena nacional de radio y televisión emitida este miércoles.

Analizó que el mercado interno de la carne es bastante estable en precios y que actualmente en Uruguay se consume mucho mejor carne que hace 10, 15 o 20 años atrás.

De todos modos reconoció que hay cosas por hacer, como mayores controles de inocuidad a la carne que va para el consumo interno, aunque a este país le caben pocos controles más, expresó.

"Pero mis hijos tienen derecho a comer carne con las mismas garantías que tienen los consumidores del exterior", afirmó.

Al repasar la realidad de los países competidores, Secco comentó que Paraguay está haciendo bien sus deberes y que no se puede hablar de su precio para la hacienda sin saber cómo es la estructura del negocio. Señaló el gran déficit de infraestructura, el clima y los bajos costos operativos que tiene la industria.

Alertó además que hay países de África que se están preparando muy bien para competir, con trazabilidad, y que ya están ingresando a Europa cumpliendo el mismo nivel de exigencias que tiene Uruguay.

Sobre el mercado internacional de la carne dijo que el consumo tira la producción. Se observa un incremento del PIB percápita y se consume más carne.

Dijo que la competencia de la carne de cerdo y pollo seguirá estando, pero ese no es un techo, sino que hay que saber que están. "De esta región sale 40% de la carne que se consume en el mundo y por suerte nuestro principal mercado, que es China, que tiene una limitante importante para producir carne, aunque sí la pudo superar muy bien en el caso de la producción de leche", comentó.

El industrial comentó que el mercado internacional es muy dinámico y que el mercado de Uruguay es el mundo. Si ocurre algún problema en China o en Europa eso impactará en toda la cadena, incluso en el productor más chico, por más alejado que piense estar de esos problemas.

"Por más que nos parezca que estamos lejos de lo que pasa en el mundo, eso nos llega, hoy más que antes. Que China devalúe 15% y su economía se enlentezca es un gran problema para nosotros. Hay que saber hablar chino, ruso, interpretar lo que está pasando en el mundo", dijo Secco.

Explicó que ya casi no se le vende carne a Rusia porque el país devaluó 88% su moneda y no tuvo más condiciones de comprar, "además tuvimos que hacer malabares para poder cobrar", dijo.

Recordó que antes las plantas frigoríficas estaban mucho tiempo paradas, y se esperaba con ansias que llegaran los grupos judíos para que el mercado se dinamice. Sin embargo, actualmente hay actividad todo el año, se faenan más de 2 millones de cabezas.

"Se van a quedar ciegos de tantas señales"

El empresario dijo a los ganaderos que reclaman señales de la industria que "más señales no se pueden dar. Se van a quedar ciegos con tantas señales. Toda la información está disponible", manifestó.

Los desafíos

Entre los desafíos Secco señaló la consolidación de la competitividad y seguir capturando valor. Trabajar en la estructura arancelaria, que es difícil y está en la agenda, "pero a veces pasa que no avanzamos por nosotros mismos", reconoció. "En materia arancelaria tenemos una oportunidad muy interesante de seguir capturando valor, agregó.

Dijo que el 71% del costo de un frigorífico lo representa el precio del ganado y que si el 29% restante tiene una inflación pesada eso también es un freno.

Señaló que al sector productivo el costo de la electricidad le pesa poco, mientras que en la industria significa mucho, así como el costo del combustible y la mano de obra.

"Argentina reinstaló el reintegro a las exportaciones de 3% a 4%, es una señal, no sé si esa es una solución para Uruguay, pero sí está claro que los competidores corren más livianos", expresó el industrial.

Remarcó que otro tema en el que hay que trabajar es la inocuidad. Subrayó que la presencia de residuos en los alimentos son barreras paraarancelarias. "Producir un novillo es cada día más complicado", comentó.

Secco llamó además a no descuidar la educación y pidió que no se entorpezca la labor de proyectos privados que generan buenos resultados en contextos sociales complicados, como los centros Jubilar e Impulso.


Acerca del autor