Inflación impactó más en hogares que compraron bienes importados

El 54% de los componentes de la canasta de consumo subieron por encima del IPC
Las preferencias, gustos e ingresos incidieron respecto a cómo impactó la suba de precios en los hogares. Así, las familias que adquirieron productos provenientes del exterior, junto con los fumadores fueron, entre otros, los que más acusaron el impacto de un mayor costo de vida a lo largo de 2015.

En tanto, el precio de una amplia gama de verduras y de prendas de vestir, principalmente de la temporada otoño-invierno, encabezaron el ranking de los bienes que más se abarataron.

Según los datos divulgados la semana pasada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) los bienes y servicios de la economía se encarecieron 9,44% en 2015.

Esta suba general de precios resulta de ponderar la evolución de los precios del total de bienes y servicios que integran la canasta de consumo. Por lo que no todos los componentes de la canasta se comportaron de la misma forma. De hecho, más de la mitad de los productos (53,5%) aumentaron por encima del nivel de inflación anual.

El tomate se despegó del resto de los bienes y servicios siendo el producto que más se encareció respecto a 2014 con una suba de 41,3% en su valor, seguido un escalón más abajo por las lentejas con un incremento de 30,6% en el año.

Los que más


La moneda estadounidense jugó un papel relevante en el comportamiento de la inflación en 2015 dada la fuerte suba del dólar en el correr del año, de 22,8%, pese a que fue contenido con las intervenciones que realizó el Banco Central para evitar que la inflación superara el umbral de los dos dígitos. De este modo, analizando los precios producto a producto se aprecia una concentración importante de los rubros que integran bienes importados en el podio del ránking.

Los televisores se ubicaron en el tercer lugar de la lista con una suba de precio de 28,2%, mientras que los minicomponentes se encarecieron 24,5%, los reproductores de dvd aumentaron 23,5%, las motocicletas 23,1%, las cámaras de fotos digitales tuvieron una suba de 19,5% y los aires acondicionados de 17,4% en el año junto con las computadoras (15,1%).

Por otro lado, si se compara por divisiones, las bebidas alcohólicas, tabaco y estupefacientes fue el rubro que más se incrementó (15,14%), seguido por la educación con una suba de 12,05%.

De esta forma, la caja de cigarros pasó a valer 19,3% más que en 2014, mientras que el tabaco aumentó su precio 19,1%. La suba de estos dos productos fue influida por el impuesto aplicado a mediados de 2015 al tabaco y los cigarrillos a través del ajuste de 10% del Impuesto Específico Interno (Imesi).

En tanto, la bebida alcohólica que más se encareció fue el vino, con un incremento de 10,3%, seguido por la cerveza (8,4%).

En el rubro de la educación, aprender un idioma se hizo 16,2% más caro, mientras que la cuota de la enseñanza preescolar y primaria fueron las que más subieron, con alzas de 13,4% y 12,3%, respectivamente.

Los que menos


En el lado opuesto, el 5,5% de los bienes y servicios que mide el Índice de Precios al Consumo (IPC) disminuyeron sus precios en el año. Las verduras junto con la vestimenta de la temporada de otoño-invierno fueron los bienes que más se concentraron dentro de la baja.

El zapallo tuvo la caída más pronunciada en el año con un declive de 40,9%, seguido por el zapallito y el boniato con disminuciones de 8,8% y 8%, respectivamente.

Un escalón por debajo se situó el tapado o chaquetón de otoño-invierno con una caída de 6,4%, el blazer de tela de la misma temporada disminuyó 5,7% junto con las camperas (-5,1%) y las botas de cuero (-3,25%).

El precio de la lechuga cayó 1,5%, el de la cebolla 1%, el de la espinaca tuvo un declive de 0,9% y el del limón 0,7%.

Otros bienes que tuvieron disminución de precios fueron el gasoil con una caída de 2,3%, el queso muzzarella (-2%) y los teléfonos celulares (-1,6%).

Esta baja coincide con las variaciones por divisiones que toma el INE, donde a pesar de que no registró en la división general caída en precios –dada la gran cantidad de productos y la variación de precios en cada una– indica que los que menos aumentaron su valor en el año fueron el sector de las comunicaciones (0,41%) y el de prendas de vestir (5,9%).

Por otro lado, el precio del asado de tira se incrementó 8,4%, el de alquiler de vivienda principal subió 10,8%, el transporte escolar 9,9% y el de la yerba aumentó 0,5%. Los juegos de azar, servicios de internet y de telefonía celular y el taxi se mantuvieron sin variaciones.

8,8%
Alimentos
. La división de alimentos y bebidas no alcohólicas aumentó 8,8% en 2015, seis décimas de puntos porcentuales por debajo del nivel de inflación general (9,4%


Populares de la sección

Acerca del autor