Inflación se disparó en enero y el PIT-CNT insiste con revisar pauta

Los precios aumentaron 1,9% en enero y el IPC trepó a 8,7% en los últimos 12 meses

Tras el “alivio” de diciembre, las autoridades económicas deberán hacer frente a una fuerte suba de precios al comienzo del año con el dato de 1,9% en enero que superó, incluso, los pronósticos más pesimistas de los analistas privados. Con la variación mensual, que más que duplicó el guarismo de igual mes del año pasado, los precios acumularon un incremento de 8,72% en los últimos 12 meses. Para los expertos consultados por el El Observador el riesgo de llegar a una inflación de dos dígitos es acotado en el corto plazo, aunque parte de esto dependerá de cómo se comporten los precios de frutas y verduras afectados por el último temporal.

Por su parte, el Secretario del PIT-CNT divulgará hoy un comunicado donde insistirá en la necesidad de “revisar” el esquema de ajuste salarial para los trabajadores públicos y privados que toma como referencia el centro del rango meta (5%). Precisamente, según informó ayer a El Observador el coordinador de la central sindical, Fernando Pereira, en la reunión de la pasada semana con el equipo económico se sugirió al Ejecutivo elevar en un punto porcentual (a 6%) los salarios para el sector púbico a cuenta de la inflación para 2013. En Economía, quedaron en dar una “respuesta” a este planteo, indicó Pereira.

El dato del Índice de Precios al Consumo (IPC) de enero reflejó un claro contraste con el cierre de diciembre, cuando se produjo una deflación de 0,73% para un acumulado anual de 7,48%. Ese resultado se obtuvo a impulso de medidas heterodoxas como el acuerdo de precios que realizó Económica con los supermercados y el plan “UTE Premia” que otorgó importantes bonificaciones en el pago de la factura en el último mes de 2012.

Empero, el primer mes de 2013 sufrió el efecto “rebote” de estas medidas que dejaron de tener su efecto positivo sobre el IPC y el gobierno vuelve a enfrentarse a presiones inflacionarias con un margen de maniobra acotado por  el frente fiscal (-2,8% de déficit del PIB al cierre de 2012) y un dólar “barato” que compromete la competitividad de algunos sectores exportadores.

La suba mayor en enero se dio en el rubro vivienda (7,21%), donde incide fuertemente la normalización de la tarifa energética respecto al beneficio extraordinario del mes previo. Según el INE, la suba en el precio de la energía eléctrica fue de 23,77% en enero. A eso se sumaron también los ajustes en alquileres, gastos comunes, e impuestos, entre otros rubros domiciliarios. El rubro vivienda tuvo una incidencia de 0,97 puntos porcentuales en la inflación de enero. Ese factor volverá a ser inflacionario este mes cuando entre en vigencia el aumento anual de la tarifa de UTE de 5,6% y uno más moderado de OSE (3,2%).

El segundo factor inflacionario en enero por incidencia fue el aumento de los precios de alimentos y bebidas no alcohólicas. Ese rubro registró una suba de precios de 1,58% que pesó en 0,42 puntos porcentuales del dato mensual, que recoge el ajuste de los supermercados luego de la caída del acuerdo de precios en diciembre. Por otro lado, según cálculos de El Observador los precios de los alimentos no elaborados aumentaron 15,2% en los últimos 12 meses, mientras que en enero lo hicieron 2,2%. Asimismo, los precios de los bienes no transables volvieron a acelerase en los últimos 12 meses a enero hasta 10,2%, tras la moderación que mostraron en los meses de noviembre (9,8%) y diciembre (9,5%) cuando estuvo operativo el acuerdo con los supermercados. Lo bienes no transables fueron responsables del 58,6% del incremento que tuvo el IPC en los últimos 12 meses.

Futuro
Los economistas son cautos a la hora de prever una inflación por encima del 10% para los próximos meses pese a las presiones que existen por el lado de los alimentos. “Con una inflación cercana a 9%, cualquier aumento importante del IPC en uno o dos meses puede hacernos pasar el 10%. Sin embargo, dado que el año pasado los incrementos del IPC del primer cuatrimestre fueron de más de 0,8% por mes en promedio, es difícil que superemos el 10% en los próximos meses”, explicó a El Observador, Alejandro Cavallo de Equipos Consultores.

En la misma línea, Florencia Carriquiry, de Deloitte, indicó que según sus pronósticos la inflación va a seguir por encima del 8% en los próximos meses, incluso podría subir más en el invierno, si no se repite el programa de UTE “Tu ahorro vale doble” del año pasado,  pero “difícilmente alcanzaría el 10%”.

En tanto, Alfonso Capurro de CPA-Ferrere, comentó que están proyectando  una inflación para febrero “muy similar” a la de 2011, incluyendo el aumento de la UTE. “Esto quiere decir que, como piso, la inflación a 12 meses se mantendría en los valores de enero, es decir algo por arriba de 8,5%”.  Agregó que a esto habría que agregarle el efecto sobre el agregado frutas y verduras como resultado del temporal de enero. En ese sentido, recordó que las frutas y verduras representan cerca de 4% de la canasta del IPC, por lo que su impacto “no es despreciable”.

Precisamente, para Ramón Pampín de PwC, si la presión de un aumento de frutas y verduras sobre el IPC pone en riesgo alcanzar el 10%, “debería ser deseable actuar para expandir rápidamente la oferta” más que actuar sobre la política monetaria.

Otra baja para el dólar interbancario
El dólar interbancario cayó ayer levemente (-0,09%) pese a que el Banco Central realizó compras  por US$ 10,7 millones de los US$ 12,1 millones que se operaron en el mercado. La consultora CPA-Ferrere advirtió que el dato de IPC de enero deja en evidencia que se mantiene la tensión sobre el sistema de precios. Por tanto, la política monetaria mantendría un sesgo contractivo que introduce presiones hacia el fortalecimiento del peso en el corto plazo.


Populares de la sección

Comentarios