Inflación se moderó pero agentes ven difícil que pueda bajar de 10%

Los precios aumentaron 0,5% en abril y dejaron el dato anualizado en 10,5%
La suba de precios de 0,46% durante abril permitió moderar levemente los niveles de inflación interanual, pasando de 10,6% en marzo a 10,47% durante el último mes, según los datos divulgados ayer por el Instituto Nacional de Estadístico (INE).

De esta manera, la inflación acumuló tres meses consecutivos en el terreno de los dos dígitos y más de cinco años por encima del rango objetivo trazado por las autoridades de gobierno, de entre 3% y 7%. La baja del dólar por segundo mes consecutivo ayudó a la moderación de las presiones inflacionarias durante el último mes. La inflación transable –bienes y servicios que se comercializan con el exterior y por lo tanto, son influidos por el factor cambiario–, pasó de 13,3% en los 12 meses a marzo, a 12,1% en la última medición.

Eso se vio compensado parcialmente con un mayor empuje de los alimentos sin procesar, que pasaron de aumentar a un ritmo de 10% a 11,2%, principalmente por una suba de 4,5% en legumbres y hortalizas debido a la caída de la oferta derivada de los perjuicios de los problemas climáticos de abril.

Sin sorpresa

El dato de inflación no sorprendió a los analistas privados, que en líneas generales ven como muy difícil que los precios puedan volver a un dígito como pretenden las autoridades del equipo económico.

El investigador de Cinve Nicolás Fornasari dijo no espera "una corrección significativa" en su pronóstico, que augura una inflación por encima del 10% al cierre del año. De todas formas, indicó que "sería fundamental" continuar monitoreando la situación del dólar, que muestra una tónica diferente a la que se esperaba hace algunos meses.

"De evolucionar por debajo de lo previsto (por el dólar) en los próximos meses sí podría conllevar correcciones a la baja relevantes sobre la inflación, aunque esto tampoco aseguraría cerrar el año por debajo del 10%", consideró .

En tanto, Santiago Rego de CPA Ferrere, destacó la moderación de la inflación interanual. Esto es más claro en la inflación tendencial (depurada de componentes volátiles y tarifas públicas) que según nuestra medición pasó de estar arriba de 11% en marzo a ubicarse en 10,7% con los datos a abril", comentó. A su juicio, ese afloje está "directamente relacionada a la apreciación del peso ocurrida entre marzo y abril", algo que impactó sobre los bienes transables, que moderaron sus incrementos de precios. "No descartamos corregir levemente a la baja nuestra proyección de inflación para fin de año que estaba en 10,7%. De todas formas, nuestro escenario central apunta a que la inflación se va a mantener por encima de 10% durante todo el año", aseguró Rego.

Para Florencia Carriquiry de la consultora Deloitte, las cifras siguen confirmando "presiones muy persistentes y generalizadas", con casi 60% de los rubros de la canasta acumulando aumentos de precios de más de 10% en los últimos 12 meses. "Nos parece muy difícil que la inflación ceda de forma relevante en el corto plazo y, concretamente, nuestros modelos están arrojando por el momento un pronóstico de inflación entre 10% y 11% este año", indicó.

Finamente, para Hernán Bonilla, director ejecutivo del Centro de Estudios para del Desarrollo (CED), lo esperable es "que la inflación se mantenga en los próximos meses por encima del 10% así como al cierre del año. Mantenemos nuestra estimación de 10,4% para fines de 2016, al no existir cambios relevantes en los fundamentos de la proyección".