Inflación vuelve a ceder pero la negociación salarial avanza poco

El dato se ubicó 9,4% en 12 meses agosto, su menor nivel desde octubre del año pasado
Embed


En el último mes, los precios al consumo subieron 0,6%, según los datos divulgados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De esa manera, el registro de inflación interanual se descolgó de los dos dígitos en agosto y se ubicó en 9,4%, su menor nivel desde octubre del año pasado. Además, la evolución de los precios acumuló un trimestre consecutivo a la baja tras el pico de 11% que tocó en mayo.

Con el aporte que da la depreciación del dólar, prácticamente la totalidad de los expertos proyecta una inflación por debajo de los dos dígitos para lo que resta del año. Sin embargo, eso todavía no tiene impacto inmediato en el clima de negociación del tercer tramo de la sexta ronda de los Consejos de Salarios, incluso luego de la concesión que dio el presidente Tabaré Vázquez al PIT-CNT de mantener los mismos ajustes nominales que rigieron para el primer año de la negociación (julio 2015 hasta junio 2016) hasta mediados de 2017.

En diálogo con El Observador el director Nacional de Trabajo, Juan Castillo, reconoció que el último dato de IPC puede ser una "buena señal" para ayudar a mover el ritmo que muestran las 105 mesas que hoy están abiertas. "Las negociaciones están como pausadas. Nadie muestra mucho por ahora", dijo el jerarca, en referencia a las cartas que han puesto sobre las mesa tanto trabajadores como empresarios. Cuando ya se cumplió un mes de reinstauradas las mesas tripartitas, en el mejor de los casos hubo dos reuniones, mientras que en otras solo se ha coordinado una reunión entre las partes.

El Ministerio de Trabajo ha intentado acortar los plazos de los encuentros pero las partes han optado por hacer uso del máximo plazo posible antes de acceder a una nueva convocatoria. En aquellos grupos donde ya hubo dos encuentros, donde cada una de las partes (trabajadores y empresarios) llevó sus reivindicaciones, en los gremios sigue predominando por amplia mayoría la intención de aplicar correctivos por inflación cada 12 meses. Ese es un planteo sobre el cual el PIT-CNT sigue firme, pese a que el gobierno no cedió en ese aspecto y mantiene los lineamientos de junio de 2015 que fija un plazo de 24 meses, aunque el Ejecutivo accede como máximo a reducirlo a 18 meses. El director de Trabajo recordó que desde el Poder Ejecutivo se dio "una exhortación" a que la ronda de negociación no se extiende más allá de tres meses. "Ya se consumió el primer mes sin que haya mucho movimiento", admitió Castillo.

Sin sorpresa y perspectivas

La evolución de los precios se dio en línea con lo esperado por los analistas privados. En su edición de agosto, la mediana de respuestas obtenidas por la Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador situaba a la inflación en 9,4% para el cierre de agosto. De todas maneras, tanto los registros actuales como las expectativas en el horizonte relevante para la política monetaria siguen estando muy por encima del rango objetivo trazado por el gobierno, de entre 3% y 7%. Para los próximos 24 meses, la mediana de los expertos prevé una inflación de 8,7%.

La baja del dólar en los últimos meses y la normalización de los precios de los productos de huerta ayudaron a encauzar a la variación del IPC en la zona de un único dígito. Los bienes y servicios transables –aquellos que se importan o exportan y por lo tanto, toman sus precios desde el exterior– subieron 8% respecto a agosto del año pasado. Se trata de una moderación significativa respecto al incremento de 8,8% interanual a julio.

Embed


El pico tuvo lugar en marzo, cuando el dólar superó los $ 33 y los bienes y servicios transables llegaron a subir 13,3% interanual. También frutas y verduras moderaron su ritmo de aumento. Los alimentos no elaborados –rubro que también incluye las carnes– subieron 12,8% interanual en agosto, con un segundo mes consecutivo de desaceleración frente al aumento de 17,8% registrado en junio.
La economista Soledad Castagna de Equipos Consultores dijo ayer a El Observador que se está observando una "reversión de las presiones" inflacionarias.

En su caso, proyectan que la inflación anual se mantenga en los niveles actuales, para cerrar el año en torno de 9,5%. "Si el dólar sube menos de lo que esperamos o si se mantiene en los niveles actuales –algo a lo que le asignamos una probabilidad no menor–, el dato de IPC sería incluso algunas décimas menor al que proyectamos", indicó.

Precisamente para Guzmán Echeverry del Centro de Economía, Sociedad y Empresa de la Escuela de Negocios de la UM, la inflación transable que releva ese centro se encuentra en 6,8%, su nivel más bajo de los últimos tres años. "Nuestras proyecciones son que si el dólar se mantiene en los niveles actuales, la inflación caerá por debajo del 9% para el último trimestre", estimó.
En una línea similar, el economista Rafael Paganini de Cinve aseguró que la inflación se mantendrá por debajo de los dos dígitos para lo que resta del año, incluso con un aumento del tipo de cambio que está contemplado en sus proyecciones. En ese sentido, indicó que seguramente el dato de setiembre muestre un nuevo descenso interanual como consecuencia del no aumento en el precio del boleto que esta semana comunicó la Intendencia de Montevideo.

Finalmente, el Director del Centro de Estudios para el Desarrollo (CED), Hernán Bonilla dijo que "no debe desatenderse el objetivo de reducción inflacionaria" por este dato de agosto que "está fuertemente afectado por una debilidad del dólar cuya continuidad depende fundamentalmente de decisiones de la política monetaria de la Reserva Federal de los Estados Unidos". De todas formas, indicó que la última proyección del CED ubica una evolución de los precios por debajo del 10% para fines de año.

Populares de la sección