Instalan máquinas que calculan el THC de plantas de marihuana

Serviría a productores y usuarios para conocer qué consumen
Con la entrada de Uruguay en la escena del mercado cannábico, empresas ponen la mira en el mercado local y buscan diversificar los servicios a consumidores y productores. Así, a partir del pasado fin de semana, quien tenga una planta de marihuana podrá saber con cuánto THC (tetrahidrocannabinol) o CBD cuentan sus flores. La empresa brasilera Senses Biotech está realizando convenios con diferentes grow shops (negocios que venden productos vinculados al cultivo de marihuana) de Uruguay para instalar máquinas especiales que permiten testear los componentes psicoactivos de las flores y extractos de cannabis. El pasado fin de semana, la primera máquina de este tipo en Latinoamérica desembarcó en Punta del Este.

El costo de la prueba para las flores de cannabis es de $ 200 y para el caso de los extractos –que en Uruguay aún no están regulados- es de $300 y se realizan durante Carnaval en la playa Bikini de Punta del Este. La idea es que la tecnología funcione luego en los diferentes grow shops del país, y se está negociando también la posibilidad de ofrecerla tanto en farmacias como a las empresas cultivadoras.

La máquina funciona con tecnología de espectrometría, que analiza la composición de la marihuana a través de rayos infrarrojos y arroja los resultados en menos de un minuto.
La máquina funciona con tecnología de espectrometría, que analiza la composición de la marihuana a través de rayos infrarrojos y arroja los resultados en menos de un minuto.

En Montevideo, Urugrow –empresa que vende productos para el cultivo de cannabis- analiza la posibilidad de contar con esos equipos. Desde ese growshop dijeron a El Observador que contar con la máquina resolvería el tener que pagar un costo elevado de un análisis químico, y que tiene como ventaja que arroja un resultado sin arruinar el producto. Eso quiere decir que una vez analizada, al no tener contacto con ninguna sustancia, la marihuana o el extracto se puede volver a consumir. Por otra parte, sería una herramienta que sirve al cultivador para saber si está haciendo las cosas bien, afirmaron desde Urugrow. Sin embargo, todavía se realizan pruebas para saber la confiabilidad de los resultados.

La empresa busca "ofrecer servicios de biotecnología que puedan mejorar las experiencias de los usuarios uruguayos", dijo el representante de Senses Biotech, Samy Abud Yoshima. "Hay un proceso de educación e información y saber que es posible hacer un testeo que serviría para disminuir el prejuicio con la planta", afirmó Abud Yoshima. Por otra parte, el empresario argumentó que conocer la cantidad de THC sería "fundamental", por ejemplo, "tanto para pacientes que tienen necesidad de flores de cannabis donde predomine el THC, como para madres que tienen niños que necesitan de cannabis con CBD, para evitar convulsiones".

El costo de la tecnología, en caso de que se quiera adquirir la máquina, es de U$S 23.900 más los aportes de IVA.

Forman médicos en medicina cannábica

El Sindicato Médico del Uruguay realizará en abril un curso para formar a médicos, practicantes y enfermeras para saber qué dosis de cannabis recetar y a quiénes es preferible hacerlo. Para poder prescribirla como un medicamento los profesionales deben conocer sus efectos y las formas de administración, ya que la forma en la que se suministre, es decir, en gotas, vaporizada o en cremas, depende de los requerimientos cada paciente.

Populares de la sección