Intendencias aspiran a recibir más dinero del gobierno nacional

Advierten que la redistribución de recursos implicará un debate intenso
El anunciado cambio en el modo en que se distribuyen las transferencias del gobierno nacional hacia los departamentos implicará que, indefectiblemente, algunas comunas se vean beneficiadas en detrimento de otras.

El asunto es que la porción a repartir es la misma y los intendentes dificilmente estén dispuestos a sacrificar lo que vienen recibiendo desde hace al menos 15 años.

El planteo de los representantes de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) Álvaro García y Pedro Apezteguía de rediscutir los porcentajes que se asignan de Rentas Generales a cada intendencia puso en alerta a los jefes comunales. Algunos están dispuestos a debatirlo, siempre y cuando el beneficio sea para sus departamentos.

Pero los comentarios realizados por los directores de la OPP en el evento de la revista Somos Uruguay el pasado jueves indicaron que hoy en día los más perjudicados son Montevideo y Canelones, por lo que, en caso de que haya redistribución, es probable que sean los primeros departamentos en aumentar sus partidas.

El argumento para impulsar modificaciones radica en los cambios que vivieron los departamentos en función de su PIB, las necesidades básicas insatisfechas, la eficiencia de las administraciones o los indicadores demográficos.
Y sobre este último punto es que aparece la primera discusión.
El jefe comunal de Cerro Largo y presidente del Congreso de Intendentes, Sergio Botana (Partido Nacional), se manifestó en contra de que la población fuera un indicador para decidir sobre el porcentaje de dinero asignado por el gobierno, porque de este modo, su departamento se vería perjudicado.

"La gente no se fue del interior porque no quisiera ese lugar, se fue porque no tenía condiciones. Como a la gente le dimos poco, se fue. Y entonces ahora lo que queremos es darle menos a los que quedan para que se vayan todos. ¿Esa es la idea?", ironizó Botana en diálogo con El Observador.

El intendente señaló que si se le da más porcentaje de dinero a Montevideo y Canelones, el interior se vaciará aún más.

Botana advirtió que cuando el tema ingrese en el Congreso de Intendentes, el debate será duro. "Los intendentes tenemos conciencia de lo que sucede en otros departamentos. Montevideo tiene mucho menos población rural que atender, tiene capacidad de recaudar más patente de vehículos, más contribución, tiene más subsidios vinculados al boleto, o la presencia de todos los organismos de gobierno. Cualquier departamentamento daría las transferencias a cambio de tener todo eso", manifestó.

Por el contrario, el presidente del Congreso consideró que las partidas que llegan del gobierno nacional hacia las intendencias son insuficientes y que deberían ser más, sobre todo si se compara con otros países de la región (ver apunte).

Por otra parte, el planteo del intendente de Florida, Carlos Enciso (Partido Nacional) es abrir el debate siempre y cuando también entre en discusión el modo en que se distribuyen las riquezas que genera cada departamento, dado que hay casos en que la plata que se produce termina en el gobierno nacional y la comuna apenas la ve pasar, indicó, y puso a los parques eólicos como uno de los ejemplos.

Una porción más grande
Otros departamentos que se mostraron abiertos a debatir el tema fueron las intendencias de Salto (Frente Amplio) y Colonia (Partido Nacional), aunque en ambos casos señalaron que un nuevo reparto debería favorecerlos.

El secretario general salteño, Fabián Bochia, aseguró a El Observador que su departamento cumple un rol similar al de la capital pero en el norte del país, dado que brinda varios servicios –como educación o salud- a los departamentos de la región.

"No nos negamos a una discusión, pero queremos saber sobre qué variables y qué indicadores, porque nosotros también tenemos cosas para decir", agregó.

El jefe comunal de Colonia, Carlos Moreira, en cambio, dijo estar "encantado" de que haya una redistribución de los porcentajes, porque a raíz de la cantidad de centros poblados que tiene el departamento, da por descontado que sería uno de los beneficiados.

Porcentaje por debajo de la región
El Poder Ejecutivo destina a las intendencias una partida de Rentas Generales de entre 2,90% y 3,33% del Presupuesto. Montevideo recibe el 12,9% de ese total y luego le sigue Canelones, con el 10,09%.

Sin embargo, hay departamentos que están por debajo del 6%.

Según Botana los porcentajes son insuficientes al compararlos con la región, ya que en Brasil el segundo nivel de gobierno cobra el 23% de los recursos nacionales.

Populares de la sección

Acerca del autor