Intendentes buscan inversores para financiar obras de caminería

Estiman que serán necesarios US$ 100 millones
Un estudio preliminar realizado por el Congreso de Intendentes estima que serán necesarios unos US$ 100 millones para trabajar sobre los principales tramos de caminería rural de todo el país.
El intendente de Cerro Largo y presidente del Congreso de Intendentes, Sergio Botana, dijo a El Observador que la estimación es inicial e implicaría trabajar sobre más de 1.000 kilómetros de caminos en todo el territorio nacional.

El estudio se enmarca en lo que acordaron los intendentes reunidos con el presidente Tabaré Vázquez a principios de mayo. En ese momento, el Poder Ejecutivo definió junto con los jefes comunales empezar a trabajar en un plan nacional estratégico de caminería rural, para tratar el tema en todos sus aspectos. El proyecto está pensado para que tenga sus frutos en el mediano y largo plazo.
.
Los 1.000 kilómetros sobre los que pretende trabajar el congreso implican el 3% del total de caminería el país, aunque se trata del porcentaje "más importante" en cuanto al uso que le dan los camiones.
"Es un bajo porcentaje de la caminería rural total, pero un alto porcentaje de los caminos troncales, las arterias de más uso en cuanto a la salida de la producción", acotó Botana.
El nivel de inversión implicaría que la calidad de los caminos sobre los cuales se trabaje se mantenga durante unos 15 años. Hoy en día el estado de la caminería rural hace que las vías se estropeen con cada lluvia. En concreto, actualmente se destinan unos US$ 15 mil para mantener un kilómetro de camino rural y esa inversión dura en promedio cinco meses. El objetivo ahora es invertir US$ 75 mil por ese kilómetro pero que su durabilidad sea de 15 años.


Buscan inversores

El Congreso de Intendentes se encuentra en la búsqueda de posibles inversores que puedan financiar estas obras. Hasta ahora se ha manejado la posibilidad de que el dinero salga del Banco Intermericano de Desarrollo (BID), del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), del Banco de Desarrollo de China o de diferentes fuentes de la Bolsa de Valores.
El Congreso de Intendentes mantuvo conversaciones con estos organismos para detectar la mejor manera de financiamiento.

"Hemos tenido respuestas en principio positivas pero la negociación y por supuesto las determinaciones exactas de la viabilidad de la propuesta y la negociacion dependen del Poder Ejecutivo", comentó Botana a El Observador.

El que rompe, ¿paga?

En el encuentro que los intendentes tuvieron con el Poder Ejecutivo en mayo, el presidente Vázquez volvió a poner sobre la mesa la posibilidad de que los camiones que usan la caminería paguen algún tipo de tasa o impuesto. El concepto que se manejó fue el de "el que rompe, paga", que ya había sido utilizado por el expresidente José Mujica durante su administración y había generado algunas resistencias.
. En esta oportunidad, todos los intendentes estuvieron de acuerdo con Vázquez en que ese era un mecanismo válido para manenerla inversión en los caminos rurales.

Sin embargo, los anuncios del gobierno vinculados con un ajuste fiscal y la desaceleración de la economía hicieron que el presidente del Congreso de Intendentes haya cambiado de opinión.
"No parece el momento más adecuado para que la economía nacional agregue una nueva carga. Creo que sería prudente rediscutirlo. Yo creo que hay que reevaluarlo por prudencia", consideró Botana. La próxima reunión de jefes comunales será el 22 de junio en Carmelo.l

Populares de la sección

Acerca del autor