Intendentes designaron comisión para estudiar medidas a aplicar sobre Uber

Los jefes departamentales de todo el país analizaron cómo prohibir la aplicación de transporte

El Congreso de Intendentes decidió este jueves poner en funcionamiento una comisión integrada por los directores de Movilidad de las intendencias de Canelones y Montevideo, y un integrante del congreso para estudiar las diferentes medidas que podrían tomar los gobiernos departamentales sobre las operaciones de Uber.

"Es claro el desvío de la normativa pero no es fácil detectar quién está incumpliendo y tampoco es fácil sancionarlos, por lo cual es necesario desarrollar algunos instrumentos para poder poner a disposición de quienes quieran sancionar", dijo el intendente de Cerro Largo y presidente del congreso, Sergio Botana.

La comisión trabajará en una batería de herramientas que tengan legalidad y efectividad para todos los gobiernos departamentales, y en "determinar claramente cómo se detecta y qué mecanismos legales y claros tenemos de impedir o de sancionar estas situaciones", sostuvo el intendente de Cerro Largo.

Entre las medidas, dijo Botana, podría estar algún mecanismo vinculado a lo que es el servicio de transacción con la tarjeta de crédito e "impedir o sancionar ese tipo de pagos, o crear alguna norma que permita la sanción en ese sentido".

Botana afirmó que se debe atender situaciones de quienes compraron patentes y ahora vale mucho menos, o a quienes son choferes profesionales de taxi y está en juego su trabajo.

Los intendentes mantienen que no se puede negociar con Uber en las circunstancias actuales y que la empresa debería dejar de funcionar para abrir una instancia de diálogo. "El diálogo nunca comenzó ni comenzará mientras estemos en esta circunstancia", dijo Botana.

En el marco de la reunión de los jefes departamentales en la Intendencia de Montevideo, los dueños de taxímetros se acercaron hasta el edificio municipal a manifestar Sin embargo, antes de que comenzara la reunión el intendente Daniel Martínez pidió a los manifestantes que se retiraran del lugar con el objetivo de que la sesión se desarrollara con normalidad. Así fue que los taxistas abandonaron el edificio y también las zonas cercanas.

"Martínez nos solicitó que nos retiráramos para que en la reunión (del Congreso de Intendentes) se pueda tratar el tema que nos preocupa. Todos entendimos que debíamos respetar el pedido del intendente y por eso nos fuimos en forma ordenada", dijo a El Observador el presidente de la Patronal del Taxi, Óscar Dourado.

Si bien no quiso hacer comentarios sobre el tema de fondo, el empresario del taxi afirmó que el sector "tiene confianza" en que los intendentes buscarán las alternativas para prohibir el servicio de Uber.

La aplicación está operativa en Montevideo desde noviembre. El servicio, para cuyo sistema no hay una regulación específica en Uruguay, pone en contacto a pasajeros con choferes privados.

La semana pasada una encuesta de Equipos Consultores que divulgó el semanario Búsqueda, reveló que solamente el 3% de los montevideanos usó la aplicación. De todos modos, el 37% de los consultados opinó que el servicio brindado por los choferes de Uber es "mejor o mucho mejor" que el que brindan los taxistas.


Populares de la sección