Intendentes satisfechos con plan de obras de vías férreas para UPM

Propuesta desterró temores de los jefes comunales de Montevideo y Canelones
El presidente Tabaré Vázquez y el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, les presentaron ayer jueves a los intendentes de Montevideo y Canelones, Daniel Martínez y Yamandú Orsi, las tres alternativas que maneja el gobierno para remodelar o construir los 300 kilómetros de vías férreas que conectan Paso de los Toros y Montevideo, y que UPM usará en caso de que se concrete la construcción de la planta de celulosa.

En una reunión que tuvieron en enero, los intendentes señalaron su preocupación sobre el impacto que podrían causar las remodelaciones previstas para el trazado actual, sobre todo en el ingreso al área metropolitana. Los jefes comunales estaban preocupados por las consecuencias que la obra podría tener en La Paz, Las Piedras, 18 de Mayo y Progreso. Por eso, en esa instancia, Martínez y Orsi propusieron una alternativa que incluía la posibilidad de movilizar las vías 100 kilómetros hacia el oeste y que la línea corriera en paralelo por la ruta 5 hasta su ingreso en Montevideo.

En el encuentro de ayer, Orsi y Martínez recibieron la devolución con los informes técnicos que arrojaron luz sobre cada una de las alternativas y sus ventajas y desventajas en función de los tiempos y costos que insumen.

"Cualquiera sea la propuesta, ninguna de las tres genera el impacto que supusimos o previmos", dijo Orsi en rueda de prensa.

Los dos jefes comunales se sorprendieron por la propuesta que el gobierno presentó para amortiguar los impactos e interferencias en los cambios que se requieren para el trazado actual. "Se piensa en túneles encajonados o puentes para pasar por encima o por abajo, lo que evita el corte de muchas líneas que lo habíamos visto como un drama", dijo Orsi.

De las tres alternativas que se manejan, la reestructuración del trazado actual es la menos costosa y la que llevará menos tiempo. Si a eso se le agregan las soluciones que ahora están previstas para los cruces en las diferentes localidades por donde pasará el ferrocarril, tiene como resultado que tanto el gobierno como las intendencias vean una "luz de salida" para ese tema, dijo Orsi. "En la medida en que haya cruces no hay problema. Ya no estamos hablando de la anulación de decenas de calles", precisó el intendente de Canelones. De todas maneras, el Ejecutivo aún no adoptó una determinación. Rossi dijo a El Observador que se siguen analizando las alternativas.

Para Orsi, "la mejor solución" es la que "le dé trabajo a la gente, genere riqueza para el país y mejore las condiciones de vida", además de la mejora sustantiva del ferrocarril uruguayo.

Sin embargo, advirtió que todas las intendencias involucradas deberán estar de acuerdo en las decisiones que conciernen al área metropolitana.

"Los gobiernos departamentales fuimos citados para que demos el visto bueno o lo contrario. Tenemos que estar convencidos de lo que va a pasar", dijo Orsi.

Con este avance, el gobierno tacha un problema de la larga lista de asuntos que debe afrontar de cara a la instalación de la segunda planta de UPM en el país. Las soluciones de infraestructura no solo requieren la búsqueda de inversores, sino también la solución de problemas en el terreno.


Populares de la sección