Interior investiga si jerarca cometió el delito de usurpación de título

Belarra, subdirector de cárceles, se presentaba como sociólogo pero nunca se graduó y ante una pregunta, renunció

Desde que en febrero El Observador informó que el vicepresidente Raúl Sendic no es licenciado como decía decir, los rumores sobre jerarcas que ostentan títulos pero deben exámenes corren más rápido que Usain Bolt. El rumor sobre la falta de título de Gustavo Belarra, subdirector técnico del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) llegó al Ministerio del Interior. "Ante una pregunta que se le hizo, él al otro día dijo que iba a renunciar y renunció el lunes", informó ayer el ministro Eduardo Bonomi en rueda de prensa. El canal VTV informó el martes sobre la renuncia de Belarra por falta de título.

Por su parte, el director general de Secretaría del Ministerio del Interior, Charles Carreras, informó a El Observador que luego de aceptar su renuncia y de enterarse del rumor dispuso "una investigación administrativa para determinar si existió o no el delito de usurpación de título".

El ministro Bonomi aclaró que "no fue destituido", sino que presentó la renuncia por motivos personales. Carreras también destacó que "no es cierto" que el ministerio le haya pedido la renuncia.

"Él me pidió una entrevista el viernes de tarde y yo estaba muy complicado; entonces, quedamos de juntarnos el lunes. Ese día él me presentó su renuncia aduciendo motivos personales. Me dijo que había cumplido una etapa, que sentía que estaba muy desgastado", relató Carreras. "Después me enteré que circulaba ese rumor en el ministerio. Otra funcionaria le preguntó si era sociólogo o no y él reconoció que no era sociólogo" a pesar de que "se presentaba como sociólogo", agregó el director de la secretaría.

"Inmediatamente lo que hice fue evaluar la situación. Tomé las resoluciones tanto del presidente Mujica como del presidente Tabaré Vázquez en 2012 y en marzo del año pasado y en las dos resoluciones dice 'señor'", aseguró Carreras, quien destacó que "el delito se da cuando la persona utiliza el título". Bonomi también destacó que "la designación está hecha como señor, no como sociólogo". Por lo tanto, el ministerio está analizando esa situación para resolver si presenta una denuncia penal contra el exjerarca.

Carreras aclaró que "no es cierto lo que salió" en la prensa "de que seis funcionarios se reunieron conmigo; eso es una mentira, un absurdo", aseguró.

"Un excelente trabajo"

"Belarra ingresó al Ministerio del Interior en el 2002, a través de un contrato de PNUD, para apoyar la gestión del CNR (Centro Nacional de Rehabilitación), que en ese momento era un proyecto piloto financiado a través de un préstamo internacional. En el 2006, asume la dirección del CNR hasta el 2010. En ese período tuvo una actuación destacada en el CNR reconocida por todo el mundo", recordó Carreras. El ministro coincidió en que al frente del CNR, Belarra "hizo un excelente trabajo".

Luego llega Bonomi al Ministerio del Interior y lo designa como subdirector técnico del INR. "Belarra no tenía un cargo técnico bajo la administración nuestra", explicó Carreras, quien agregó que el suyo "era un cargo de particular confianza", por ello, hay dudas sobre si usurpó o no el título. "Si vos tenés un cargo técnico en la administración, tenés que acreditar el título", aclaró el director de la secretaría. Como subdirector técnico del INR, Belarra tenía a su cargo varios sociólogos.

"Muertes en cárceles disminuyeron"

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, y el comisionado parlamentario para cárceles, Juan Miguel Petit, comparecieron ayer en la Comisión de Seguimiento del Sistema Carcelario de Diputados. El hacinamiento, la violencia y las muertes violentas en todo el sistema, pero particularmente en los módulos 8, 10 y 11 del Comcar fueron temas centrales. "De hace tres años a la fecha, las muertes en cárceles han disminuído", dijo el ministro, en alusión a muertes naturales, suicidios y homicidios. El año pasado hubo 43 muertes en cárceles, mientras que este año 34, informó el ministro. Sin embargo, el diputado blanco Pablo Abdala destacó que este año "la mayoría fueron violentas". La última fue la de un preso del Penal de Libertad que se suicidó ayer.




Populares de la sección