Inversión online y chaquetas de cuero son lo nuevo de Chérie

Inés y Cecilia Aguirre modernizaron su sitio para llegar a clientas del interior y se enfocan un nuevo proyecto de indumentaria
Por Leticia Martinez

Inés y Cecilia Aguirre ya cuentan con dos tiendas, en Pocitos y Ciudad Vieja, de su marca de zapatos Chérie. La inquietud de abrir nuevos puntos de venta, desembocó en modernizar su web (cherie.com.uy) para convertirla en una tienda.

Cecilia Aguirre confesó que su primera idea era tener una tienda en Carrasco pero Inés no lo creyó oportuno, porque la prioridad estaba en acercarse al interior del país y, al descartar el sistema de franquicias como opción, se abocaron en la boutique on line.
Si bien tenían una web desde hace tres años, las hermanas Aguirre no la encontraban amigable; no permitía ver precios ni pagar con medios nacionales.

La inversión rondó los U$S 5.000 y les permitió trabajar con un equipo especializado que contemplara estos requerimientos. Además, entre los puntos fundamentales destacaron el acercamiento al producto a través de fotos desde varios ángulos y la información en detalle de cada producto.
Las emprendedoras aseguran que así lograron llegar a varios puntos del país. La venta de Chérie mediante este sistema es casi la mitad que en una tienda física y los costos operativos son inferiores. Las ventas en la temporada otoño-invierno 2016 duplicaron las del año anterior.

La atención personalizada se cuida al igual que en las tiendas físicas, ya que hay un servicio minucioso de pre y posventa, con el fin de minimizar el margen de error. El próximo paso es incluir un chat que permita agilizar el diálogo con el consumidor.

Feedback

La presencia de las hermanas en las boutiques es fundamental para saber lo que sus consumidoras quieren.
Y en la web no pierden el contacto porque "el seguimiento es personalizado y les cuentan sus experiencias", destacó Inés.

La compradora de Chérie, según sus dueñas, es una mujer que consume inteligentemente porque invierte en un par de zapatos que puede usar tres temporadas y no pasan de moda. "Nuestro calzado no son moda, es un estilo super femenino, refinado con líneas simples, la terminación perfecta, señaló Cecilia.

Evolución del mercado

Cuando comenzaron hace cinco años había pocas propuestas en materia de calzado de "calidad, con onda y a un precio razonable" según dijeron; sin embargo, gracias a que el mercado evolucionó –y con él la "preocupación de la mujer por tener un estilo propio" que la identifique y defina– surgieron nuevas propuestas.

Para Cecilia Aguirre el nacimiento de otras marcas es positivo porque cada una de ellas tiene su propio ADN. Además, considera que el mercado no es una torta con una cantidad limitada de trozos para repartir, sino que cada una de las nuevas empresas tienen su lugar. "Es falaz pensar que cuanto más jugadores (hay) menos para cada uno. Nosotras descubrimos cómo diferenciarnos; por eso multiplicamos nuestra participación en el mercado", subrayó.

Lo que viene

Las hermanas Aguirre apuntan a fortalecer su equipo. Entienden que deben pulir el trabajo en la pre y posventa para ofrecer un mejor servicio. Esperan así aumentar su participación en el mercado para el próximo año.

Sumado a esto, trabajan en el molde de un nuevo artículo: chaquetas de cuero. A diferencia de los cinturones, bolsos y mochilas quefueron solicitados por las clientas, esta idea viene de la intuición.
Cecilia destaca que Chérie tiene una esencia que se puede aplicar en prenda: "Es la misma personalidad que en los zapatos pero hecha chaqueta y si lo hacemos con la misma dedicación y amor no puede fallar". Está previsto que la colección de chaquetas se lance en la próxima temporada otoño-invierno.

A largo plazo está la posibilidad de salir de fronteras para lo que realizaron algunos estudios de mercado pero según informaron no tuvieron energía, tiempo ni capital para invertir en eso.
Si bien no tienen en claro si lo van a realizar mediante una boutique on line o física –y si será en la región o fuera de ella– vieron oportunidad en varios lugares.

La tienda en Ciudad Vieja les permitió acercar sus productos a clientas extranjeras que están "validando" su calidad y les dicen que sus zapatos se destacan.
La decisión la tomarán una vez que logren consolidar los procesos que está desarrollando.

Pasión latente


El instinto emprendedor se despertó temprano en las hermanas Aguirre, quienes cuentan anécdotas de niñez vendiendo paltas o fabricando caravanas. En el caso de Chérie, Inés le propuso a Cecilia renunciar a su trabajo. "Pasé de ser un número en una multinacional a ser emprendedora, de estar en una tarea puntual a tener que hacer todo. Tu criterio te puede causar dolores de cabeza pero lo más lindo es no tener que dar explicaciones a nadie", definió Cecilia.