Investigación por balazos en partido trancada por miedo de los testigos

El hincha de Rampla herido deberá volver al juzgado el sábado por una medida gremial de funcionarios judiciales

La investigación sobre los disparos durante un partido de tercera división entre Rampla y Cerro se encuentra estancada ya que ninguno de los testigos que declararon entre el jueves y este viernes señalaron a las tres personas que estaban detenidas como culpables. Solamente algunos se animaron a afirmar ante la jueza penal Blanca Rieiro que uno de ellos había estado presente en los incidentes, pero no lo vincularon con los balazos, informaron fuentes vinculadas con el caso a El Observador.

Este viernes de mañana Miguel Servetti, quien el miércoles recibió un balazo, fue hasta el juzgado de la calle Bartolomé Mitre para que un médico forense analizara la herida. Sin embargo, no pudo ser visto por un especialista por una medida gremial de los funcionarios judiciales. Servetti deberá volver el sábado por la mañana y el forense tendrá que expedirse sobre la gravedad de la herida.

Lea también: A los tiros en el fútbol

El abogado de Rampla, Ignacio Durán, dijo a la prensa a la salida del juzgado que "hay mucho temor" por parte de los testigos. Consultado por El Observador, Durán indicó que "es preocupante que una persona con una bala en la pelvis tenga que ir al jugzado y le digan que hay paro". "En esto no tienen nada que ver la jueza y la Fiscalía", destacó el abogado y agregó: "Está muy claro que si no se trata de un tema de lesiones graves donde pueda seguirse de oficio, nada puede hacer el Poder Judicial".

Durante la audiencia, el silencio de los testigos molestó a la jueza Rieiro. "¿Estaban todos ahí pero nadie vio nada?", preguntó molesta, según relató una fuente a El Observador. El caso dependerá, entonces, de lo que defina el sábado el médico forense al analizar la herida del baleado.


Populares de la sección