Irak batalla para recuperar el oeste de Mosul

La conquista de la ciudad supondría el final de la presencia del EI en Irak como fuerza implantada en su territorio
Miles de soldados y policías iraquíes lanzaron ayer una ofensiva para arrebatar el oeste de Mosul al grupo yihadista Estado Islámico (EI), mientras las organizaciones humanitarias se preocupan por la suerte de los 750 mil civiles atrapados en la zona.

La operación comenzó a primera hora de la mañana de ayer, y permitió la toma de una decena de pueblos al sur de Mosul, en el camino que lleva al aeropuerto, uno de los principales propósitos de las tropas gubernamentales. El principal objetivo de esta primera fase de la operación es el control del aeropuerto y una base militar cercana. Más adelante, las fuerzas iraquíes intentarán entrar en esta parte densamente poblada de la ciudad desde distintos puntos, incluido el rio Tigris, en el que prevén utilizar puentes flotantes para unirla desde la margen oriental.

"De momento, hemos alcanzado todos nuestros objetivos. Hemos destruido al menos dos coches bomba y matado a más de 20 yihadistas", dijo el general Abas al Juburi, comandante de la Fuerza de Intervención Rápida, clave en la lucha contra el EI.

Las fuerzas gubernamentales, formadas por soldados, policías y milicias, reciben el apoyo de la aviación de la coalición internacional dirigida por Washington y el asesoramiento de consejeros militares estadounidenses.

La conquista de Mosul supondría el final de la presencia en Irak del EI como fuerza implantada en su territorio.

Niños sin elección


La violencia de los combates que se anuncian preocupa a la ONU, que lanzó una "carrera contra reloj" para levantar nuevos campamentos, ante la posibilidad de que esta nueva ofensiva provoque la huida de parte de la población.

Por su parte, la ONG Save The Children llamó a las fuerzas iraquíes a hacer "todo lo necesario para proteger" a los 350 mil niños atrapados en el oeste de Mosul. "Los niños se encuentran ante una elección macabra: las bombas, los combates y el hambre si se quedan o las ejecuciones y los disparos de francotiradores si intentan huir", afirmó Maurizio Crivallero, director en Irak de la ONG.

Fuente: AFP

Populares de la sección