Isabel II: longevidad a pesar de las crisis y los escándalos

Noventa años de la monarca que definió a un pueblo
Apesar de que desde ayer tiene 90 años, se diría que Isabel II no tiene edad, ya que con su figura imperecedera y omnipresente se ha convertido en un símbolo de la monarquía británica, que va más allá de la persona en cuestión.

Y ahora, en 2016, haciendo gala de una salud de hierro, Isabel II continúa asistiendo a cientos de reuniones oficiales y abriendo las cajas rojas con información privilegiada que periódicamente le envía el primer ministro de turno. Desde ayer, es día de imágenes y celebraciones en el territorio británico, sobre todo en Inglaterra (ver nota aparte), y la agenda de la monarca está cargada.

Los festejos por tan longevo cumpleaños se extenderán hasta junio próximo, cuando los británicos votarán si quieren o no seguir en la Unión Europea (UE), un referéndum frente al que permanece "imparcial" y "neutral", como advirtió el palacio de Buckingham, ante algunos intentos de atribuirle opiniones al respecto.

Reina de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y jefa de Estado de otros quince países de la Commonwealth, esta mujer lidiará con el "brexit" como hizo con otras situaciones complicadas para este país.

Isabel II, que nunca concedió una entrevista pese a su celebridad, es considerada por muchos monárquicos en todo el mundo como el paradigma de lo que debe ser una soberana. Incluso para Enrique de Inglaterra, uno de sus nietos, quien asegura que, antes que como a su abuela, la ve como "a una jefa".

"Declaro ante todos ustedes que toda mi vida, sea larga o corta, estará dedicada a su servicio y al servicio de nuestra gran familia imperial", prometió a los 21 años, cinco antes de convertirse en monarca.

Para ser fiel a su palabra, a partir de ese momento selló su boca. Nadie sabe nada ni de sus sentimientos ni de sus opiniones ni de sus pensamientos en un reinado que abarca más de 64 años y doce primeros ministros.

Sus vistosos atuendos con sombreros a tono, su amor por los perros corgis y por los caballos, es cuanto se sabe de la reina de la discreción junto con su "sentido del servicio y el deber".

La llegada

Fue el 21 de abril de 1926 cuando la pequeña Elizabeth Alexandra Mary Windsor, llamada por su familia Lilibeth, nació en Londres, como la primogénita de los duques de York, y cuando era su tío Eduardo, quien estaba destinado a reinar, aunque solo lo hiciera menos de un año en 1936.

La abdicación de Eduardo VIII a la corona, tras su matrimonio con la divorciada estadounidense Wallis Simpson, convirtió ese año al padre de Lilibeth, Jorge VI en monarca británico hasta 1952, cuando la joven accedió al trono como reina del Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, además de los estados de la Commonwealth. Dispuesta a no abdicar hasta su último suspiro, Isabel II ha realizado 265 viajes, contestado a 3,5 millones de cartas y correos electrónicos y enviado más de 10 mil telegramas de felicitación a los ciudadanos de la Commonwealth que cumplieron 100 años.

Salió indemne de momentos muy difíciles en su vida, como los divorcios de tres de sus hijos o la crisis derivada de la muerte de Diana de Gales, cuando pese a la tragedia y las críticas mediáticas logró devolver a la Corona el apoyo del que disfruta hoy.

Madre de cuatro hijos –el "eterno heredero" Carlos, Ana, Andrés y Eduardo–, con ocho nietos y cinco bisnietos, basó su vida privada en la estabilidad de la que goza su relación con Felipe de Mountbatten, duque de Edimburgo, a quien califica como su "fuerza" y "apoyo" durante sus casi 70 años de matrimonio.

Fotos, fiestas en el palacio y un reconocimiento al correo real

22ox20reina2col A LEIBOVITZ AFP.jpg

Con la visita de Barack Obama el viernes y numerosas actividades entre ayer y hoy, la Reina Isabel II no ha tenido una celebración en calma de sus 90 años. Los festejos en Inglaterra apenas comienzan, y la nonagenaria monarca es parte de los eventos desde que comenzó la semana y tuvieron un importante hito en la publicación de una serie de retratos realizados por la legendaria fotógrafa Annie Leibowitz, quien la mostró junto a sus nietos y bisnietos, a su hija (la princesa Anne) y a sus perros Corgi, toda una dinastía aparte en su mandato.

Más allá de eso, la reina quiso dar comienzo a los festejos al rendir tributo al servicio de Correos británico (Royal Mail), que cumple en 2016 el quinto centenario de su creación y cuyas emblemáticas camionetas rojas y con el monograma de Isabel II son todo un símbolo del Reino Unido.

Acompañada por su esposo, el duque de Edimburgo, la reina fue recibida por una multitud que portaba banderas británicas antes de trasladarse hasta los Margaret Gardens, en Windsor, para presenciar un espectáculo de música y baile.

Tras esta visita, Isabel II y el duque de Edimburgo, también nonagenario, se trasladaron hasta los jardines de Alexandra, donde inauguraron un templete utilizado en los veranos por bandas de música y que ha sido renovado al estilo georgiano, llamado así por los reyes llamados Jorge (George), que reinaron entre 1714 hasta 1830.

Con motivo de estos festejos, el príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono británico, rindió ayer tributo a su abuela al destacar su profundo sentido de servicio.

"Creo que todo esto ha sido increíblemente importante para mi y ha sido un verdadero ejemplo y guía sobre lo que un buen monarca puede ser", afirmó el hijo del príncipe Carlos y Diana de Gales en una entrevista concedida a la BBC. En otras declaraciones a la cadena Sky News, el duque de Cambridge, de 33 años, resaltó el apoyo de su abuela tras la muerte de su madre en un accidente de tráfico en París, el 31 de agosto de 1997. "Ella ha sido una fuerte influencia femenina y habiendo perdido a mi madre siendo muy joven, ha sido particularmente importante para mí haber tenido a alguien como la reina en quien mirarme", señaló.

La celebración oficial del cumpleaños de Isabel II será en junio (siempre se celebra dos veces su cumpleaños) en su honor. En Uruguay, la embajada británica lo conmemorará el próximo jueves 28.

Fuente: En base a EFE

Populares de la sección