Israel está molesto con Uruguay, pero no se esperan sanciones

Se descarta la suspensión de relaciones diplomáticas por el voto en el Consejo de Seguridad de la ONU
En dos reuniones de menos de treinta minutos cada una, la diplomacia israelí le hizo saber de manera contundente al encargado de negocios de la embajada uruguaya en Israel, Giancarlo Ghibaudi, su molestia por el apoyo que el gobierno de Tabaré Vázquez otorgó para que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobara la resolución 2334 que exige el cese "inmediato" y "completo" de los asentamientos israelís en Cisjordania y Jerusalén Este.

El reproche israelí estuvo a cargo del director general adjunto para América Latina y el Caribe, Modi Ephraim, y del director de la división para América del Sur, Shmuel Bass.

A pesar del malestar, los israelíes no manifestaron en ningún momento que las relaciones bilateales se hubieran dañado a raíz de este suceso, dijeron fuentes diplomáticas a El Observador. "No hablaron de hacer un llamado a consulta a su embajadora ni mencionaron la posibilidad de suspender las relaciones diplomáticas", apuntó uno de los informantes. Tampoco se esbozaron amenazas que contemplen la posibilidad de una reducción significativa del comercio, un factor determinante habida cuenta que Israel es el décimosegundo mejor socio comercial uruguayo a nivel global.

Por el contrario, las autoridades de la cancillería israelí valoraron como "muy positiva" la reciente gira del ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, por Israel y subrayaron la antigüedad de los lazos entre los dos países.

Las fuentes consultadas señalaron que el gobierno de Benjamín Netanyahu no trató a todos los países por igual en su ofensiva diplomática luego de que el órgano internacional de seguridad colectiva definió como ilegales los asentamientos isralíes.

Jerusalén removió a sus embajadores en Nueva Zelanda y Senegal pero, hasta el momento, no dio señales de que fuera a hacer lo mismo con Uruguay. La embajadora Nina Ben-Ami concurrirá hoy martes a la inauguración del nuevo centro de gestión de movilidad de la Intendencia de Maldonado donde seguramente se encuentre con el presidente, Tabaré Vázquez. Una empresa israelí vendió la tecnología que utilizará ese centro de seguridad.

Aunque la resolución, promovida por Egipto y presentada finalmente por Nueva Zelanda, Senegal y Venezuela, no prevé sanciones contra Israel, en ese país temen que facilite demandas ante la Corte Internacional de Justicia y aliente sanciones contra los productos de las colonias.
El organismo, que advierte que las colonias son ilegales en base al derecho internacional, alertó en los últimos meses que aumentaron las edificaciones. Unos 430 mil israelíes viven actualmente en Cisjordania y otros 200 mil en Jerusalén Este, ciudad que para los palestinos debe ser la capital de su futuro país.

En tanto, el subsecretario de Relaciones Exteriores, José Luis Cancela, dijo ayer en declaraciones a la prensa que Uruguay se sigue considerando "amigo de Israel" y que las relaciones se mantienen en "el buen nivel que siempre han tenido".Cancela señaló que la postura uruguaya respecto a los asentamientos israelíes en Cisjordania refleja la posición tradicional del país en este tema. "Está en línea con lo que hemos votado en la Asamblea General", indicó. También dijo que el voto uruguayo "refleja la posición de la abrumadora mayoría de la comunidad internacional en este asunto como lo demuestra el resultado de la propia votación".

Tensión internacional

El diferendo palestino-israelí entró en una nueva dimensión a pocos días de que el presidente Barack Obama ceda el cargo a Donald Trump, quien intentó bloquear el texto de la ONU. El gobierno de Netanyahu volcó toda su bronca contra la administración de Obama, al que acusó de "abandonar a Israel a su suerte" en un organismo que tradicionalmente se considera hostil a los intereses israelíes.

"Israel rechaza esta resolución antiisraelí vergonzosa de Naciones Unidas y no la acatará", reaccionó el viernes el primer ministro. Netanyahu, que mantiene muy malas relaciones con Obama, atacó al gobierno norteamericano, al que acusó de realizar un "vergonzoso golpe antiisraelí en Naciones Unidas".

El sábado, en su acusación más explícita, el primer ministro dijo al comenzar la reunión semanal del Consejo de Ministros: "De la información que tenemos, no nos cabe duda que la administración Obama estuvo detrás de su gestación, la apoyó, coordinó su redacción y exigió su aprobación".

Socialistas rechazan actitud de Israel

El Comité Ejecutivo Nacional del Partido Socialista de Uruguay respaldó la posición asumida por el gobierno uruguayo y la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Además manifestó su rechazo a "la actitud asumida por el gobierno de Israel de desconocer la resolución y anunciar sanciones financieras contra los Estados patrocinantes y contra los organismos de la propia ONU". Los socialistas reiteraron su solución de dos estados con los límites previos al 67.

En tanto, el presidente de la comisión de Asuntos Internacionales del Frente Amplio, José Bayardi, dijo a El Observador que la resolución del Consejo de Seguridad "no debería llamarle a nadie la atención" ya que "si no se adoptó hasta ahora fue por el rechazo de Estados Unidos".

Además dijo que la reacción de Israel parece responder más a "evitar otras resoluciones contrarias de la ONU" ya que es "evidente que los asentamientos son ilegales". En este sentido señaló que la ONU no hace más que cumplir con la partición de Palestina votada en 1947.

Populares de la sección