Izquierda francesa fragmentada pugnará por mantener el poder

Media docena de candidatos en busca de la nominación socialista
Al menos media docena de candidatos, incluyendo el ex primer ministro Manuel Valls, lucharán por la nominación socialista a las elecciones presidenciales francesas de 2017 en un contexto inédito tras la renuncia de François Hollande de optar a un nuevo mandato.

El ganador de estos comicios internos, cuyo plazo de inscripción concluyó ayer, deberá medirse en la primera vuelta de las presidenciales al conservador François Fillon y a la ultraderechista Marine Le Pen, anunciados como los dos grandes favoritos.

La lista completa de candidatos a las primarias socialistas, que se disputará en dos vueltas el 22 y 29 de enero, será anunciada el sábado.

Al margen de esta batalla interna, quien se define como líder de la "izquierda insumisa", Jean-Luc Mélenchon, y el exministro estrella de Hollande, Emmanuel Macron, que rompió filas con los socialistas, lanzaron sus candidaturas de forma independiente, lo que agrava la dispersión de la izquierda.

Difícil posición


"La izquierda, totalmente fragmentada, parte en una posición muy difícil de cara a las presidenciales", señaló Jean-Daniel Levy, del instituto de sondeos Harris Interactive.

"Hay una oferta electoral totalmente dispersa, con varios candidatos y además de horizontes políticos totalmente distintos, incluyendo una parte importante de exministros", agregó Lévy.
En este contexto, todas las encuestas dan por hecho que ningún candidato de la izquierda lograría pasar a la segunda vuelta de las presidenciales.

La decisión de Hollande de no presentarse a su reelección tras un impopular primer mandato despejó el camino a su primer ministro Manuel Valls quien, convencido de ser el único candidato capaz de "unir a la izquierda", dimitió del gobierno para lanzarse a la carrera presidencial.

Las encuestas señalan que este español de nacimiento, de 54 años, es el candidato preferido de los simpatizantes socialistas, pese a que un fuerte rechazo entre sus correligionarios por su personalidad inflexible y su discurso favorable a las empresas.

Valls se medirá a dos de sus exministros, Arnaud Montebourg y Benoît Hamon, representantes del ala izquierdista del PS, que fueron apartados del gobierno en 2014 tras realizar declaraciones críticas contra la línea económica liberal adoptada por el ejecutivo.

A ellos se suman Vincent Peillon, exministro de Educación, Silvia Pinel, exministra de Vivienda y única mujer en danza, François de Rugy (Partido Ecologista) y Jean-Luc Bennahmias (Frente Demócrata).

Tras anunciarse en 48 horas la lista completa de candidatos, los aspirantes se medirán en tres debates televisivos entre el 12 y 19 de enero. Los dos finalistas se enfrentarán el 25 de enero en un duelo cara a cara.

Los organizadores de las primarias prevén una participación menos importante que en 2011, año en la que 2,7 millones de franceses fueron a las urnas para elegir al candidato socialista a la presidencia.

Manuel Valls



El ex primer ministro de Francia, Manuel Valls, de 54 años, encarna la concepción de la izquierda moderna, pero su personalidad inflexible y su discurso pro empresas le generaron un fuerte rechazo en sus propias filas.

Todas las miradas se centraban en él tras el anuncio del presidente François Hollande de que no optaría a la reelección.

Valls dijo entonces que anunciaría su candidatura a las presidenciales de 2017 y dimitió a su cargo.


Fuente: AFP

Populares de la sección