Jan Gehl : la calidad espacial condiciona el comportamiento de la gente

Jan Gehl quiere cambiar el mundo y lo hace en una ciudad a la vez. Ya son varias las que poseen su sello de sustentabilidad, espacios verdes, áreas peatonales o bicisendas extendidas.

Nueva York, Moscú, Copenhague y muchas otras han evolucionado y regalado a sus ocupantes una mejor calidad de vida.

En el marco de una Iniciativa Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES) que lleva a cabo el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en algunas ciudades de Latinoamérica, Jan Gehl estuvo en Montevideo, dio una clase magistral en la Facultad de Arquitectura frente a un auditorio lleno, paseó por la ciudad con el intendente Daniel Martínez, y está previsto que releve la avenida 18 de Julio en un trabajo en equipo durante esta semana, para avanzar sobre un trabajo de ciño meses que arrojará propuestas concretas para nuestra principal avenida.
 
Jan sostiene que Montevideo tiene un potencial muchísimo más amplio que ciudades como Melbourne u otras donde ha intervenido con éxito.
 
Su ideología, que reparte en forma de toolkits, está asentada en una ciudad con cuatro características: sustentable, saludable, seguras y vivibles. ¡Aplaudimos estas iniciativas!
 
Quienes hayan viajado y disfrutado peatonales, parques, museos, jardines, cafés al aire libre en el exterior, saben lo que es contar con esos espacios que han ido en retroceso en los últimos años, en favor de grandes superficies comerciales. Se nos quitó el paseo popular, interactivo y dinámico, y todos perdimos mucho en el proceso. Para cuando te das cuenta, la labor de reconstrucción es amplia y desafiante pero no por ello menos posible. Para llegar a Montevideo 2030 con estas características, el técnico aseguró: "Tienen 15 años para poder cumplirlo, o en su defecto, 13 para hacer macanas y los últimos dos, corregir de apuro para poder llegar"
 
Ya lo hemos observado reiteradamente en varios posts como éste y éste, sobre la importancia de una visión y planificación a largo plazo, el valor de la identidad manejada profesionalmente, el cuidado y el respeto por el patrimonio y normativas (actualizadas), el diseño de un transporte eficiente que realmente te haga pensar entre sacar el auto o ir a un lugar en bus, la gestión cultural activa y moderna, etc.
 
Allí, tienen mucho que ver el verde, el equipamiento urbano pensado seriamente, los emprendimientos relacionados al tiempo libre. En definitiva, espacios públicos disfrutables, democráticos, una visión opuesta a todo el legado del movimiento moderno que proponía al automóvil como protagonista de la planificación urbana. 
Ahora el rey es el peatón, y en función de él es que se planifica, diseña, construye y mantiene el ámbito público. Y sin embargo a pesar de abundar teorías, la práctica se logra excepcionalmente: "Sabemos más sobre la creación de entornos saludables para los osos panda que para el ser humano".
 
Gehl comenzó a recuperar ciudades para peatones cuando su esposa, psicóloga de profesión, le cuestionaba por qué los arquitectos siempre obviaban al usuario en el diseño. A partir de allí, y con oficinas en Copenhague, San Francisco y Nueva York,  un equipo de 60 personas, y una metodología de trabajo que incluye relevamientos, mediciones de flujo de gente y usos del espacio, ha sido el artífice de la peatonalización de Times Square, del desarrollo ciclista de Copenhague y ha trabajado en proyectos en Melbourne, Londres, ciudad de México, Moscú o San Pablo. También ha editado libros que difunden su metodología y filosofía alrededor del mundo.
 
En una charla muy divertida, con la onda que tiene alguien que cuenta con 50 años de experiencia, libros editados en varios idiomas y un apostolado al que recurren intendentes de varias ciudades, que luego de interactuar con él dan charlas sobre cómo deben ser las ciudades modernas, y que se ha codeado con personajes políticos de todos los colores, nos contagió su entusiasmo. 
 
De hecho, sus pautas son para un delivery express e implementarlo en muy poco tiempo generando cambios significativos o planes a varios años más profundos, para ciudades desde Melbourne a Reykjavik, Lima o Moscú. ¿Cómo vas a saber dónde situar los distintos servicios en una plaza sin observar como el humano actúa en ella?”, señala Gehl. La calle está llena de pistas para crear ciudades más amables. Un parque con una presencia alta de mujeres suele indicar que es un lugar seguro. “Si se encuentra una bajada reiterada de su presencia significa que la sensación de seguridad está bajando”.
 
El especialista se basa en investigaciones como la que realizó en Bryant Park (Nueva York), donde encontró que el equilibrio óptimo era un 52% mujeres versus 48% hombres entre la 13 y las 18 horas de la tarde. Esto no es todo. “La velocidad en la que camina un individuo cuando pasa por un lugar determinado y el tiempo que se para en sus rincones puede proveer de información sobre la calidad de ese espacio”.
 
Gehl pone en evidencia también la posibilidad de manipulación para bien del comportamiento social de la gente, el consumo, el uso del tiempo libre, la salud o la intención de revitalizar barrios o actividades. Algunos de sus postulados: 
 
_ Para transformar las ciudades es necesario un set de herramientas que se entregan bajo forma de diagnóstico, objetivos y manual a ser implementados por municipios locales.
_ Es en el tiempo libre y los lugares a los que vamos voluntariamente (calles, museos, parques, cafés) donde pesan estas políticas, en contraposición a los lugares obligatorios (escuelas, liceos trabajos) en construcciones de ámbitos privados.
_ El movimiento moderno y su dependencia de las vías de tránsito y vehiculos generó formas de vida e interrelacionamiento público de calles donde la gente se saluda de auto a auto, o donde ni siquiera hay veredas para peatones. Es el que dan en llamar Síndrome de Brasilia, que de hecho se sigue aplicando en Abu Dhabi o Dubai.
_ Esas ciudades son preciosas y claras en el plano, lindas para vuelo de pájaro pero poco disfrutables a nivel de peatón.
_ La ciudad vivible es pensada por y para las personas, y todo lo que frecuentemente vemos afuera deberíamos poder implementarlo:  
     * Gestión y jerarquización de vías de tránsito (unas peatonales, otras para autos, otras taxis y buses con velocidades diferenciadas y espacios para peatones con diferenciación de pavimentos).
     * Si se quiere que más gente use el transporte colectivo hay que hacerlo eficiente, funcional, rápido y moderno....(con personal ídem) y con gestores que se alejen de estereotipos. Así lo hizo el Mayor Bloomberg en Nueva York, asignando puestos clave a la Comisionada de Transportes de Nueva York, Janette Sadik-KhanEn 2008 su agencia publicó el Plan Estratégico “Sustainable Streets”. Dentro de los proyectos destacados se encuentra la creación del Boulevard Broadway en Midtown Manhattan, junto con la construcción de más de 300 kilómetros de ciclovias. 
O para delinear el Highline, Amanda Burden, en ambos casos, no eran burócratas tradicionales sino todo lo contrario. La mirada y resultados también opuestos a los usuales hablan por sí solos, lo que refleja la máxima de Einstein de "no se consiguen resultados distintos haciendo siempre lo mismo". Ya que estamos, recomiendo fervientemente esta charla TED de Amanda contando todo el proceso de creación y gestión del HighLine.
   * Parte de esto es jerarquizar y fomentar los espacios para bicis: tomando el ejemplo de los daneses, muy pocos usan la bici por motivos de ecología y otros pocos, por salud, la enorme mayoría la usa porque es el método más rápido y fácil de llegar a cualquier lado. Y lo hacen los ejecutivos, las mujeres embarazadas, los políticos, la gente mayor, los estudiantes y empresarios...y hasta los príncipes.
  *Equipamiento urbano, iluminación, cafés, zonas comerciales, espacios culturales harán que volvamos a ocupar el centro de donde se desplazó a la poblacion.
     * Una ciudad diseñada para peatones a 5km/h tienen detalles, gente haciendo contacto visual, espacios de disfrute y descanso para pausas, edificios a escala pequeña, equipamiento urbano abundante, gente por todos lados, diseño de basamento de edificios "Blando y permeable" (con estímulos visuales de que pasan cosas cada 5 segundos). Una diseñada para automovilistas tiene edificios de mayor escala, no hay gente, no hay detalles, la señalización es grande, los estímulos están más espaciados, los basamentos de edificio son más cerrados.
   * Fomento tributario a quienes se instalen, ocupen y mantengan el parque inmobiliario del área a recuperar.
    *Generación de estrategias de bajo coste inicial y alto rédito social como motor de cambio y articulación ciudadana. De hecho, la planificación moderna centrada en el usuario debe incorporar en sus equipos de proyecto gente de disciplinas como ingenieros viales, arquitectos, paisajistas pero también políticos, psicólogos, representantes de organzaciones comerciales o vecinales, antropólogos, economistas, diseñadores industriales, etc.
     * La importancia además de generar cadenas de consumo y uso coherentes: el edificio más ecológico no lo es tanto si la gente para ir a trabajar allí va en su coche.

 
Por más utópico que parezca, las metas cortas son las que hacen viables los proyectos más ambiciosos. La buena noticia es que Montevideo puede parecerse a Melbourne o Nueva York en esas gestiones que no implican grandes inversiones pero transforman ciudades y generan nuevas percepciones de las mismas. Analicemos algunos espacios:
 
Rambla:
Tenemos una rambla con insuperables vistas pero que se usa de paso, no para uso de tiempo libre salvo sentarse a tomar mate.
Fomentamos instalaciones comerciales de rubros gastronómicos, facilitamos estacionamientos, ponemos vigilancia, iluminamos plazas y espacios verdes, gestionamos food trucks en áreas subutilizadas, ponemos equipamiento urbano de calidad como los de Diana Cabeza (Arg) o Santa y Cole (Es) , en ambientaciones de paisajismo como las de Cristina Le Mehauté (Arg). Equipamos con comercios gastronómicos de pequeña escala las áreas del lado del mar, cafés, asientos para tomar sol, juegos para niños, árboles, canteros vegetales, bebederos, aparcamientos de bicis, etc. Y... ¡voilà!
 
Avenida 18 de Julio: 
Ya lo hemos visualizado un montón de veces pero de tanto imaginarlo por ahi un día lo hacemos
Ocupacion de veredas con criterio, quioscos y equipamiento cuidado, ordenamiento de venta callejera, cafés y oferta gastronomica de noche y fines de semana, iluminacion de edificios, ordenamiento de vías de tránsito y gestión eficiente de transporte, SEGURIDAD en todas las esquinas (de nada sirven los cafés abiertos hasta tarde si te asaltan comiendo unan pizzaa clave esta en redirigir el tránsito y destinar áreas ganadas de verde sobre calles optimizando la destinada a peatones.
 
Parques y edificios de uso público:
Como el Parque Rodó, especialmente alrededores del Castillo del Lago, el Museo Oceanográfico, museos abiertos los fines de semana, generación de circuitos dde paseo sostenibles y dinámicos.
 
 
 
En fin... veremos dentro de cinco meses cuál es la propuesta, y dentro de ciño años si tuvo lugar algún cambio. Acá nomás, ciudades como Curitiba o Medellín han logrado incluso figurar en primeros lugares de ciudades vivibles o sustentables. La clave es una planificación seria, integrada y que trascienda gobiernos de turno.
 
De todos los habitantes de Montevideo, los que la hacen, la gestionan o la viven, seguramente haya opiniones diversas sobre los cambios a implementar y el alcance de metas ambiciosas. 
 
“Tanto si crees que puedes hacerlo, como si no, en los dos casos tienes razón", dijo Henry Ford. 
 
Vean todas as fotos que grafican lo anterior de forma más contundente acá.

 

 

 

 

 


Comentarios

Acerca del autor