Joe Gebbia, el cofundador de Airbnb que empezó el año en Uruguay

Uno de los padres de la compañía de alquiler de inmuebles visitó Montevideo la primera semana de enero
El hombre, que ofrece su casa en Airbnb, entró a su cocina y se encontró al inquilino de turno lavando los platos. La escena no tendría nada de excepcional salvo por un detalle: el hombre joven detrás del quehacer doméstico era Joe Gebbia, uno de los padres de la plataforma digital que llegó para revolucionar la industria del alojamiento unos años atrás.

Gebbia -34 años, director de producto y cofundador de la compañía con sede en San Francisco- aterrizó en Uruguay el 1° de enero. Un día antes, la familia que terminó alojándolo recibió un inesperado mensaje de él, donde pedía quedarse unos días en su hogar. Pero había un problema: el área de la casa donde reciben huéspedes ya había sido reservada.

"No tenemos lugar", le dijeron, "pero si querés podés instarlarte en uno de los cuartos". Gebbia dio el sí, los dueños de casa cedieron su habitación -y adelantaron su vuelta de un balneario esteño para recibir a su nuevo inquilino- y así fue cómo uno de los líderes de una de las tecnológicas más disruptivas de la década terminó pasando los primeros días de 2016 en un barrio montevideano.


El empresario que pasó por Uruguay sin llamar la atención amasó una fortuna de la mano del éxito de Airbnb, una start up que empezó en 2008 cuando Gebbia y su socio, Brian Chesky, necesitados de unos dólares extra, empezaron a ofrecer alojamiento en colchones inflables en el apartamento que por entonces compartían. Los jóvenes vieron potencial en ese experimento, que viró en una idea de negocios para luego consolidarse como el monstruo que es hoy: está disponible en más de 34.000 ciudades de más de 190 países, y la cantidad de huéspedes que la han utilizado ya superó los 60 millones. La compañía está valuada en más de US$ 25 mil millones y la revista Forbes colocó a Gebbia en noviembre del año pasado en el séptimo lugar dentro de la lista de emprendedores estadounidenses más ricos por debajo de 40 años, con una fortuna de US$ 3,3 mil millones. El número uno se lo llevó Mark Zuckerberg, creador de Facebook.

Pese a esto, sus anfitriones montevideanos hablan de un "tipo súper simpático y sencillo". Uno de los miembros de la familia -que prefirió no aparecer con su nombre- dijo que Gebbia había sido "como cualquier otra persona que se viene a alojar a tu casa", y que no solicitó nada especial durante sus días en el país.

Encuentro con anfitriones

El empresario mostró parte de su estadía en Uruguay a través de su cuenta de Instagram. Desde su llegada al aeropuerto de Carrasco -al que calificó de "nave espacial"- hasta su primer contacto con el mate, Gebbia compartió diferentes escenas de sus días en el país.


También subió a esa red social una foto del encuentro que organizó con anfitriones uruguayos de Airbnb. "Nadando en un mar de hospitalidad, y pudiendo conocer a nuestros mejores anfitriones en el encuentro de Montevideo. ¡Qué bueno conocerlos a todos!", escribió junto a la imagen. Allí, según señalaron asistentes, explicó por qué había elegido visitar Uruguay. ¿La razón? Sencilla: nunca había estado en el país.

A pesar de que tenía pensado quedarse unos días más, Gebbia adelantó su partida y el 6 volvió a la "nave espacial" para tomar su vuelo. "Uruguay es un hermoso país con gente maravillosa, y no puedo esperar para explorar más en un viaje futuro", fue su último mensaje antes de marcharse.

Populares de la sección

Acerca del autor