José Carlos Mahía: "La oposición es bastante oportunista"

El legislador astorista asumió que el FA no pudo sostener promesa sobre impuestos
En momentos de malhumor de un sector de la población por los aumentos de impuestos, el diputado del Frente Liber Seregni, José Carlos Mahía, confía que la población entenderá las razones de esa decisión, que evitará males mayores aunque deje por el camino una de las principales promesas electorales.

En entrevista con El Observador, Mahía afirmó que al ministro Eduardo Bonomi le tocó "bailar con la fea", en un Frente que no discute sobre seguridad ni sobre generación de riqueza. Observó también que la oposición "es oportunista" y está en campaña desde que perdió las últimas elecciones.

¿El tercer período en el gobierno, le pasa factura al Frente Amplio?
Es posible que cualquier período prolongado pase factura. Se están dando dos fenómenos. Por un lado, hay una situación económica regional que nos impacta y que golpea a la gente en la desaceleración de la economía y eso precipita el malhumor. Segundo, el Frente, en la perspectiva de futuro, va a promover una renovación de sus cuadros y está en esa etapa. Falta mucho para las elecciones. El Frente ahora tiene que ajustar su trabajo y generar un factor de unidad.

A veces el Frente parece ser oposición al gobierno.
En el período pasado había una línea del Frente que promovió el gobierno en disputa.

¿Quienes fueron?
No voy a nombrar quiénes. Se hablaba también de los dos equipos económicos. Hace un tiempo largo que hay una tensión interna y sin duda también refleja que hay dos o más visiones sobre varios temas: inserción internacional, desarrollo económico, educación.

¿Son gobierno y oposición, como se dice?
En algunos casos sí. A nosotros ese sayo no nos corresponde.
La oposición los trata de mostrar como malos administradores.
Eso es medio paradójico, ¿no?. Porque la oposición produjo la peor administración en el peor momento del país cuando la crisis del 2002, y antes, incluso en 1999, cuando Brasil devaluó y el gobierno de Sanguinetti, por ser un año electoral, no movió nada por los efectos electorales.

Se tomaron medidas después.
Sí, lo hizo después.

También en el 2002 la crisis vino desde afuera, con la corrida bancaria desde Argentina.
Sí, vino mucho de afuera pero hubo señales que tampoco fueron buenas. A los inicios de la crisis financiera la intentaron resolver excluyendo al Frente Amplio. Para nosotros la crisis de 2002 trajo como expresión el estallido de un modelo que realmente le hizo mucho mal a la sociedad uruguaya, que expulsó gente, generó hambre e incluso todavía seguimos viendo en algunos bolsones una crisis desde el punto de vista de los valores, hay una sociedad desagregada.

Raúl Sendic es una de las figuras de recambio del Frente. ¿La investigación de su gestión en ANCAP y lo de su título universitario, le trunca la carrera?.
No sé si la trunca.

"No veo en el FLS ni en el MPP un sucesor de Danilo Astori ni de José Mujica"

¿Está fuera de carrera?
No. En política nunca hay que descartar nada ni a nadie, y si no fíjese en Jorge Batlle. Yo creo que lo golpeó. Vamos a ver qué pasa.
En el Frente Liber Seregni tienen como figura a Danilo Astori que tiene 76 años. ¿Volverá a ser candidato?
Danilo estos temas jamás los ha planteado lejano a los años electorales. Nosotros hoy no lo tenemos en discusión.

¿Pensando en el futuro, tiene sucesor Astori en su sector?
Yo no veo un sucesor de Danilo Astori, como no veo uno de Mujica ni tampoco de Tabaré Vázquez.

¿El Frente no tiene renovación?
Sí, pero no es un tema de sucesión. El Frente junto con estos tres grandes líderes tiene que promover un proceso de renovación de cuadros.

¿La oposición está en campaña?
La empezó al día siguiente de la segunda vuelta. No me quejo, es un dato de la realidad. Las recorridas que hacen algunos, en particular en el Partido Nacional donde hay una competencia interna, alimenta eso.

Su sector ,que hoy está en el Ministerio de Economía, prometió no subir impuestos y los subieron. ¿Esto no les afecta la credibilidad?.
Primero, son medidas de todo el Poder Ejecutivo. Segundo, las cosas hay que decirlas con claridad. Nosotros nos comprometimos a no subir los impuestos y ahora no podemos sostener eso. Pero tenés que explicarle a la gente por qué pasa esto y que es para evitar males mayores.

También la gente pueden entender que se le mintió en campaña.
Eso no es así.

"Me llama la atención como en el Frente debatimos mucho sobre distribución del ingreso y no debatimos casi nada sobre la generación de riqueza. Debatimos mucho sobre economía y no debatimos nada sobre seguridad"

La oposición se los advertía, los blancos lo acusaron a Astori de deshonestidad intelectual y seguían afirmando que no aumentarían los impuestos.
Es un tema de credibilidad y de confianza. El uruguayo no es tonto, cualquiera accede hoy a información de lo que pasa en Brasil, en Argentina y en todos lados. Mientras el Frente celebraba que había ganado la mayoría parlamentaria, también celebraba que Dilma Rousseff había sido reelecta con más del 50%. ¿Quién se hubiese imaginado que en un período tan breve caía Dilma y pasa todo lo que pasa en Brasil?. Ninguna consultora económica, ninguna agencia lo previó. Me pregunto, ¿alguien averiguó el costo fiscal de las 22 medidas que propuso Luis Lacalle Pou?

¿Cuánto es?
Tendrían que decirlo ellos claramente al país. Por un lado proponen bajar impuestos y por otro aumentar gastos, eso tiene un costo. Díganle a los uruguayos cuánto sale. ¿Es sostenible ese tipo de propuestas? La oposición es bastante oportunista. Nosotros nos hacemos cargo de una situación que hay que decirla con todas las letras. La coyuntura internacional cambió para peor y más rápido de lo que pensábamos.

¿Cree que esto puede tener un costo en votos?
En cada decisión que uno toma pasa eso. El tema es si usted es confiable y creíble. Si los uruguayos miran en la larga duración lo que fueron los gobiernos del Frente Amplio y el desarrollo de las políticas económicas, creo que tenemos el derecho a decir que hubo seriedad y el país creció.

En seguridad, ¿es momento de cambiar al ministro?
No. A Bonomi le tocó bailar con la más fea, que es la seguridad. Además, en una izquierda que históricamente tuvo muy poco debate. Me llama la atención cómo en el Frente Amplio debatimos mucho sobre la distribución del ingreso y no debatimos casi nada sobre la generación de riqueza. Debatimos mucho sobre economía y no debatimos nada sobre seguridad, cuando todos los indicadores de medición de opinión pública de los últimos años marcan que la mayor crítica estuvo en esa área. Confío que las medidas que se tomaron para seguridad en este Presupuesto empiecen a dar resultado sin prometer milagros.

¿El Frente no quiere a los militares patrullando en las calles?
No, no lo queremos.

¿No le llamó la atención que Tabaré Vázquez llamara al comandante del Ejército a la reunión de seguridad?
Sí. Es una señal capaz que de apoyo o fue para consultarlo por algún tema específico. En seguridad reconozco lo avanzado y soy consciente de todo lo que falta.


Populares de la sección

Acerca del autor