Joven de 17 años murió por una bala perdida que cayó en el fondo de su casa

La adolescente estaba descansando con su pareja y su suegro

Una adolescente de 17 años murió el domingo por la tarde por una bala perdida que cayó en el fondo de su casa, informó Subrayado y confirmaron a El Observador fuentes vinculadas con el caso. La joven estaba tomando aire con su pareja en su casa en el barrio Conciliación cuando empezaron a sentir disparos desde lejos.

La Policía investiga de dónde provino la bala y Policía Científica pudo constatar que se trató de un revólver calibre 45, informaron las fuentes. La adolescente tenía dos hijas, una de dos años y otra de cinco meses a la cual estaba amamantando cuando comenzaron los balazos.

Al sentir los disparos, la mujer salió corriendo junto con su pareja, su suegro -que se encontraba con ellos- y con la bebé en brazos. Una de las balas le pegó en la espalda y enseguida sus familiares la llevaron al hospital Saint Bois, donde murió.

Un caso similar ocurrió en octubre, cuando un niño de cuatro años que miraba la televisión en su casa en Casavalle recibió un impacto en la cabeza a raíz de una bala perdida que entró por el techo de la vivienda. El niño estuvo internado grave en el CTI del hospital Pereira Rossell.


Populares de la sección